Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento pone las instalaciones al servicio de la generalitat

Vila-real habilita el albergue para aislar a aquellos temporeros que se contagien durante el campaña

27/08/2020 - 

VILA-REAL. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y el concejal de Servicios Públicos, Francisco Valverde, han visitado este jueves el albergue municipal, tras los trabajos de limpieza y acondicionamiento llevados a cabo en el recinto, dentro del plan de choque estival de SPVcon el objetivo de tener a punto el albergue y ponerlo a la disposición de la Conselleria de Agricultura para aislar a temporeros de la naranja en el caso de que sea necesario por contagios de la covid-19.

Según ha explicado el alcalde, “seguimos con el plan de choque estival de Servicios Públicos, con el fin de poner a punto la ciudad en esta nueva normalidad en la que vamos a entrar en septiembre, con el final de las vacaciones y la vuelta a los colegios. Dentro de este plan de choque, también a través de los trabajadores del paro agrario, hemos querido intervenir también en el albergue municipal y dejarlo en las mejores condiciones”, detalla Benlloch, quien recuerda que el proyecto de adecuación del edificio, datado en el año 1931, se ha congelado por el momento.

Benlloch ha recordado que “en este recinto, teníamos un proyecto de modernización muy interesante, pero, dada la situación con la crisis sanitaria y los problemas en la licitación, hemos decidido renegociar con la Diputación la subvención que nos habían concedido para esta actuación y congelarlo, sin renunciar a él en un futuro”, agrega el alcalde. “En estos momentos”, continúa, “nuestra prioridad es la lucha contra el nuevo coronavirus y vamos a poner todos los recursos públicos encima de la mesa para que no nos pare la vida”.

Con este objetivo y tal como informan fuentes municipales a través de un comunicado, el Ayuntamiento de Vila-real quiere mostrar su apoyo "a un sector vital para la ciudad, la agricultura, en una campaña especialmente delicada como la que se avecina. Según indica, “hay un sector que nos preocupa, que nos lo ha dado todo en el pasado, sigue dándonoslo en el presente y debe seguir haciéndolo en el futuro: nuestro campo, la naranja. Pronto llegará la campaña y estamos muy preocupados por lo que pueda pasar con los temporeros, los collidors o los almacenes de naranja de la ciudad”, explica Benlloch.

Suspendido cualquier otro uso social de las instalaciones

“Hemos decidido que no vamos a utilizar el albergue para las entidades de la ciudad y lo vamos a bloquear y ceder para poder aislar en las cuarentenas a los collidors, las personas que trabajan en los almacenes y los temporeros que vendrán a ayudarnos a recoger nuestra naranja en un año que parece que la campaña va a ser buena. Sería una verdadera lástima que tuviéramos que dejar la naranja en el árbol, después de los miles de problemas que ha afrontado nuestra agricultura, como la competencia de Suráfrica, los precios bajos, el cotonet o el abandono de tierras”, detalla el alcalde. Benlloch ha querido también agradecer la ayuda de los operarios del paro agrario en la puesta a punto de la infraestructura, entre otros trabajos que están acometiendo este verano, en el marco del Plan de choque estival de SPV.

Además del albergue, según informan las mismas fuentes, Benlloch está también en conversaciones con entidades privadas y que colaboran de forma asidua con el Ayuntamiento como parte de la alianza con la sociedad impulsada por el consistorio en 2011 con el objetivo de poder ampliar la red de plazas para hospedar a temporeros en caso de necesidad por cuarentenas. Estas plazas se sumarían a las 45 con las que cuenta el albergue.

Noticias relacionadas

next