X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

presentación de los proyectos

Vila-real invierte 1,5 millones de fondos europeos para recuperar el Gran Casino y el Teatro Tagoba

13/09/2019 - 

VILA-REAL. La rehabilitación del Gran Casino y el Teatro Tagoba, a través de los fondos del programa operativo Feder de la Unión Europea, dotará a la ciudad de dos nuevos espacios culturales y de servicios. Una inversión de casi 1,5 millones de euros, cofinanciada con ayudas europeas, que este viernes ha presentado el alcalde de Vila-real, José Benlloch, acompañado por el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, técnicos municipales y representantes de las empresas adjudicatarias de las obras, según han señalado fuentes municipales a través de un comunicado

La intervención en este conjunto arquitectónico, que data de 1910 y que está situado en pleno centro histórico de la ciudad, en la calle Mayor, se ha dividido en dos proyectos, según se explica en la nota. Por un lado, la restauración del Gran Casino, que ya está en marcha y que ha sido adjudicada por 490.000 euros a la empresa Arimca, se centrará sobre todo en la sustitución de la cubierta y puesta en valor de la planta baja del inmueble, donde se instalarán servicios administrativos y culturales como la oficina de atención y trámites –que actualmente está en la planta baja del Ayuntamiento- la Concejalía de Turismo o la Junta de Festes. Por otro lado, la rehabilitación del Teatro Tagoba, que ejecutará la empresa Cydemir-Patrimonio Inteligente por 911.000 euros, comenzará la próxima semana y tendrá como principal objetivo recuperar el aspecto original de este salón de actos de principios del siglo XX, garantizando las medidas de seguridad y accesibilidad que fija la ley y permitiendo la conexión entre ambos inmuebles colindantes

Estas actuaciones son posibles –según ha destacado Benlloch- gracias a que en 2015 “desde el equipo de gobierno iniciamos las negociaciones con la familia Font de Mora y cerramos la adquisición del inmueble a pagar en cinco anualidades, sin intereses y sin tener que recurrir a un préstamo o hipoteca, aprovechando una oportunidad histórica para adquirir patrimonio municipal”. El alcalde, quien ha mostrado expresamente su agradecimiento a la familia Font de Mora, ha dicho sentirse “orgulloso y contento por haber optado por esta compra”, ya que “por primera vez en la historia, Vila-real ha podido optar a ayudas europeas para la rehabilitación de patrimonio histórico”. Además, ha lamentado que, a diferencia de otros alcaldes de la democracia, “yo no he tenido el apoyo de todos los partidos” a la hora de adquirir este patrimonio.

Usos de los edificios

Respecto a los usos que tendrán ambos edificios, Benlloch ha recalcado que “el Gran Casino no va a ser mi despacho, para disgusto del señor Héctor Folgado, porque a mí el PP ya me dejó un despacho, casi a estrenar, en el Ayuntamiento, que no pagaron, con una obra que hizo Piaf, la empresa del caso Gürtel, que está denunciada por las facturas falsas”. Así, el alcalde ha incidido en que “el Gran Casino será un centro de prestación de servicios administrativos y culturales, y de momento se actuará en la planta baja y se dejará para más adelante la adecuación del primer y segundo piso, ya que cuando no tienes mucho dinero para una obra, lo primero que hay que acometer es la cubierta”. En este caso, es necesario sustituir gran parte del techo del Gran Casino por la presencia de amianto en  la uralita que recubre el edificio.

El edil de Territorio, Emilio M. Obiol, ha incidido en la importancia de haber conseguido los fondos europeos para poner en valor este patrimonio y en especial ha destacado que el Teatro Tagoba, que tendrá una capacidad para unas 200 personas, “se convertirá en un teatro único, ya que recuperará su apariencia original, de los famosos años 20, restituyendo los palcos laterales que ahora están tapiados”. Además, también se mejorará y ampliará el actual acceso al teatro, desde la calle Insa, para garantizar la seguridad y la accesibilidad.

De 5 a 8 meses

El arquitecto de la oficina técnica, José Garfella, y los representantes de las empresas adjudicatarias han desgranado otros detalles de las obras, que priorizarán recuperar el esplendor de ambos inmuebles, y que también asegurarán la eficiencia energética, con la sustitución de la carpintería exterior.

Finalmente, respecto a los plazos de ejecución, las obras del Gran Casino tendrán una duración prevista de unos 5 meses, mientras que en el caso del Teatro Tagoba el plazo es de 8 meses. El alcalde de la ciudad se ha mostrado convencido de que no habrá ningún inconveniente para adaptar estos plazos a los fijados por las bases de las ayudas europeas y que la Generalitat Valenciana será sensible a la hora de conceder una prórroga si fuera necesario.

Noticias relacionadas

next