X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de febrero y se habla de ascer acogen COGENERACIÓN lletraferit FANGORIA

Vivienda cederá el solar tras el derribo del Grupo B sin permutar por VPO en Almassora

8/02/2019 - 

CASTELLÓN (EP). La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio cederá temporalmente al Ayuntamiento de Almassora el solar que quede tras el derribo del grupo de viviendas públicas José Ortiz, conocido como Grupo B, para que lo destine a usos de finalidad pública.

Así lo ha trasladado la consellera de Vivienda, María José Salvador, a la alcaldesa de Almassora, Mercedes Galí, en una reunión que han mantenido este viernes en el consistorio, detalla la Generalitat en un comunicado.

Salvador anunció a mediados de enero un acuerdo con el Ayuntamiento de Almassora para derribar el Grupo B y permutar el solar que quedará en la avenida José Ortiz número 167 por tres solares en varios puntos del municipio.

Sin embargo, tras las conversaciones mantenidas con el Ayuntamiento, "finalmente se ha decidido que en lugar de permutar el solar resultante del derribo, la Generalitat cederá de manera temporal dicho solar al Consistorio para que lo destine a fines públicos en beneficio del vecindario de Almassora", ha explicado Salvador.

Para que la cesión sea efectiva, el Ayuntamiento deberá solicitar a la Generalitat el solar y acreditar la finalidad pública del mismo y su uso social.

Edificio vacío y en ruinas

En la actualidad, el grupo de 38 viviendas se encuentra vacío y en ruinas. Inicialmente, era un grupo compuesto por 94 viviendas, de las que 56 fueron demolidas y ahora quedan 38 restantes. "Durante años se han producido muchos conflictos en este edificio y ahora, por fin, se ha hallado una solución consensuada entre las partes", ha destacado la Generalitat.

Los estudios realizados mostraron que el coste de rehabilitación integral del edificio supera el 50 por ciento del valor de una edificación similar de nueva planta y, además, el edificio está fuera de ordenación. Además, el derribo "da respuesta a las demandas de los vecinos de Almassora", ha recalcado la administración.

Respecto a la hoja de ruta programada para el Grupo B, Salvador ha declarado que la licitación de la redacción del proyecto y de la ejecución del derribo se realizará lo antes posible, tras el desarrollo del proyecto y la adjudicación de las obras.

Cooperativas o alquileres accesibles

La consellera ha subrayado que, aunque en Almassora finalmente no se ha optado por la construcción de viviendas en otros solares, "muchos municipios de la Comunitat sí que han apostado por promover suelo para la construcción de viviendas que garanticen el alquiler asequible a los ciudadanos".

"En la Comunitat hay muchos jóvenes menores de 35 o personas que, aunque tienen un trabajo no se pueden permitir acceder a una vivienda en el mercado libre; por ello, la Generalitat está promoviendo viviendas que garanticen el acceso y alquileres asequibles", ha indicado Salvador.

En ese sentido, ha destacado el "interés que ha despertado" el concurso impulsado por la Conselleria para la constitución de un derecho de superficie sobre siete parcelas de la Generalitat en varios municipios para la construcción y gestión de viviendas protegidas a favor de cooperativas de viviendas.

Con este concurso se inicia la primera de las tres fases que constituye el Plan de Gestión Integral de Suelo que Vivienda lleva a cabo con el objetivo de implantar medidas que impulsen la revitalización urbana, la reducción de los precios de las edificaciones y aumente el parque público de viviendas.

Las parcelas que se acogen están ubicadas en Gandia, Alzira, Torrent (Valencia), Alicante, Alcoi, Sant Joan y Torrevieja (Alicante) y se estima que se podrán construir un total de 180 viviendas protegidas. En este concurso las cooperativas de vivienda adjudicatarias serán la titulares del derecho de superficie por un plazo máximo de 75 años y cederán a las personas socias el uso de la vivienda como domicilio habitual y permanente. Al finalizar dicho plazo, el suelo y la edificación revertirán en la Generalitat, es decir, vuelve a ser de titularidad pública.

Además, la Conselleria también trabaja en los pliegos de un concurso que estará dirigido a promotores privados que construyan viviendas en alquiler asequible. Una iniciativa que, según ha recordado Salvador, "podría haberse realizado también en Almassora para facilitar el acceso a la vivienda a un segmento de la población como menores de 35 años que, en estos momentos, tienen muchas dificultades de independizarse y acceder a una vivienda en el mercado libre".


Noticias relacionadas

next