Hoy es 14 de julio

arrancan las obras de la planta que producirá 150 millones de celdas de baterías al año

Volkswagen 'pone las pilas' a su gigafactoría en Sagunt

18/03/2023 - 

VALÈNCIA. 17 de marzo de 1800. El italiano Alessandro Volta descubre la pila eléctrica, la semilla de lo que ahora son las baterías. 17 de marzo de 2023, doscientos años después, el gigante alemán Volkswagen arranca la construcción en Sagunt de la que será su segunda gigafactoría de celdas de baterías propia en Europa y la primera en España. Una efemérides casual pero que resume lo que será la transformación de toda una industria a nivel Europeo. Una planta llamada a cambiar el sector del automóvil y que supondrá todo un revulsivo para el tejido empresarial valenciano por la generación de riqueza y empleo.

Este viernes, casi un año después de que el grupo alemán confirmara que Sagunt era la ubicación escogida, se iniciaban las obras de una instalación que ocupará una parcela de 130 hectáreas en el polo logístico de Parc Sagunt II. Sin embargo, el proyecto será de mayor envergadura ya que, sumando todo el parque de proveedores que le acompañarán, la superficie total de este nuevo clúster alcanzará las 200 hectáreas, lo que equivale a unos 400 campos de fútbol. 

Lo cierto es que los trabajos para el movimiento de tierras en la parcela donde se ubicará Volkswagen en Sagunt comenzaron hace un mes, ahora se da el pistoletazo al inicio de la construcción de la fábrica para poder cumplir con el calendario marcado: que la factoría esté operativa en 2026.

"Hoy es un día histórico para Valencia y la industria del automóvil europea. Vamos a poner la primera piedra de nuestra primera gigafactoría en España. Nos hemos puesto las pilas", ironizaban los directivos de la compañía. También un pletórico presidente de la Generalitat, Ximo Puig, añadía que este hito supone para la autonomía valenciana "una energía extra que impulsará horizontes más prósperos". 

Bajo el nombre 'Mission Valencia', el acto inaugural estuvo presidido por el Rey Felipe VI; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; acompañados por el presidente de Seat, Wayne Griffiths; y el CEO de PowerCo, la filial del grupo para el negocio de baterías, Thomas Schmall. También asistían la ministra de Ciencia, Diana Morant; la de Industria, Reyes Maroto, así como directivos de la empresa, consellers de diferentes ramos y representantes del mundo empresarial valenciano.

Foto: KIKE TABERNER

Una jornada de celebración en la que se reivindicó el resurgir industrial de Sagunt tras el cierre en la década de los años 80 de los Altos Hornos. Una nueva revolución que se cimentará sobre un municipio que recibirá una de las mayores inversiones en los últimos años. Y es que, el proyecto de Volkswagen no solo supondrá una inyección de 4.500 millones de euros, sino que generará hasta 3.000 puestos de trabajo directos y otros 30.000 indirectos.

Pero, además, según confirmó Schmall, las instalaciones valencianas tendrán una capacidad de producción anual de 40 GWh al año, aunque con posibilidad de aumentarla un 50% hasta los 60 GWh. De esta forma, será la de mayor potencia de las que tiene ya proyectadas la compañías ya que el grupo alemán tiene una planta en Skellefte (Suecia) en colaboración con Nothvolt y ya está construyendo otra en Salzgitter (Alemania), que es la 'hermana mayor' y el modelo a seguir de la de Sagunt.

150 millones de celdas de baterías al año

Además, la factoría tendrá una capacidad de producción de 150 millones de celdas de baterías para 500.000 coches anuales, principalmente los que el grupo fabrica en sus plantas de Navarra y Martorell. No obstante, Volkswagen también confirmó que suministrará a Ford, una posibilidad que nunca descartó y que estaba en el aire dada la cercanía con la planta de Almussafes.

Asimismo, en las inmediaciones de Parc Sagunt también se construirá una planta de reciclaje y un parque de suministros eléctricos, a cargo de Iberdrola, para cubirir las necesidades de la gigafactoría. Así, la fábrica se abastecerá completamente con electricidad verde generada por energía solar y eólica. Además, las materias primas que se usen durante el proceso de producción serán recicladas directamente en la propia fábrica. También, se levantará un centro de formación orientado a los futuros profesionales que requerirá la instalación, un espacio financiado por la Generalitat.

Foto: KIKE TABERNER

"La fábrica contará con las tecnologías más punteras y será líder tecnológica en competitividad y sostenibilidad", reivindicó el directivo de PowerCo. "Produciremos celdas con energías renovables y 100% verdes gracias al parque solar que se va a construir. Nuestro objetivo es que el 90% del material que utilicemos sea reciclado para lograr un círculo cerrado de economía", reivindicó.

La hoja de ruta de Volkswagen pasa por electrificar el 50% de su nueva flota de vehículos antes de 2030, para lo que necesita disponer de una capacidad de 240 GWh y la fábrica valenciana con sus celdas de baterías será parte de ese "corazón" del vehículo eléctrico. "Hoy hablamos de la transformación del sector automovilístico europeo con el lanzamiento de esta planta que será bastión clave para un nuevo comienzo y compromiso con la movilidad eléctrica", destacó el el presidente de Seat.

En este sentido, Griffiths puso en valor que este es un "proyecto de país para recuperar el peso industrial y crear riqueza y prosperidad". "Un proyecto para transformar a España en un hub de la movilidad eléctrica y sostenible en Europa con capacidad de generar un impacto de 21.000 millones de euros y miles de puestos de trabajo", destacó para reafirmar el compromiso del grupo con España, pese a que "muchos dudaban de este proyecto", aseguró.

Hub de movilidad

Por su parte, Felipe VI destacó la envergadura del proyecto que, según valoró, es "una apuesta de futuro" que hoy da los primeros pasos en su construcción. "La industria del automóvil siempre ha tenido vocación y responsabilidad de ser una palanca transformadora de España, siendo el segundo fabricante de vehículos en Europa y el noveno en el mundo. Y el sector siempre ha demostrado su gran capacidad de adaptación porque España quiere convertirse en un hub de movilidad eléctrica", reivindicó. 

Foto: KIKE TABERNER

La gigafactoría de Valencia es un elemento central del programa de inversión de 10.000 millones de euros de la iniciativa Future: Fast Forward, que Volkswagen anunció el año pasado junto con 49 socios. De ese montante, cerca de 4.500 millones irán a la planta en Sagunt y el resto a electrificar sus fábricas de automóviles de Martorell y Pamplona.

En su intervención, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rememoró cómo Sagunt se convirtió en un gran polo siderúrgico de España que "dejó huella" en el país, para señalar que ahora "la historia se repite". Y es que, según destacó, la llegada del gigante alemán a tierras valencianas es "un proyecto de país" con la "voluntad de orientar decididamente el rumbo de España hacia un nuevo modelo productivo".

En ese sentido, explicó que el objetivo es que España cuente en 2030 con un parque de 5.000 millones de vehículos eléctricos, aunque reconoció que aún se debe "mejorar mucho" para conseguirlo. "Estamos ante la primera fábrica española de ensamblaje de celdas de baterías a gran escala", que será "clave para la producción de vehículos eléctricos", y "sobre todo creo que estamos ante un ejemplo de colaboración público-privada que evidentemente debe ser la lección que extraigamos de esta transición energética en la que estamos", ensalzó.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, resaltó que el proyecto ha surgido de la confianza en las instituciones y aseguró que, a partir de ahora, se seguirá el itinerario acordado y se acelerará el desarrollo de las obras de construcción a través de la cooperación público-privada. "Esta gigafactoría es futuro, es empleo y es bienestar para miles de familias. Por eso, todo el esfuerzo por recuperar la reputación de la Comunitat Valenciana ha merecido la pena", reivindicó.

Noticias relacionadas

next