Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Diputación invertirá 150.000 euros para el Plan de Accesibilidad Universal de Almassora

30/08/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Almassora iniciará a finales de año el Plan de Accesibilidad Universal, con la mejora de la calle Boqueras entre la avenida José Ortiz y la calle Caridad. La Diputación Provincial ha aceptado el proyecto remitido por el consistorio para solicitar la subvención del Plan Castellón 135 de la institución provincial. El objeto de la actuación pasa ampliar aceras, eliminar las barreras arquitectónicas que impiden la movilidad de las personas con discapacidad y priorizar a peatones y ciclistas.

La intervención, que está prevista para finales de año, mejorará las condiciones de accesibilidad peatonal en las intersecciones, modificará el aspecto actual del vial y culminará la señalización de la vía ciclista iniciada en 2017 para potenciar el uso ciclista del vial. “Se pretende una nueva configuración del vial, más amable con el peatón y dirigida a fomentar la movilidad urbana sostenible, así como la ampliación de las aceras y la creación de un itinerario peatonal accesible”, según detalla el documento redactado por los técnicos municipales.

El Ayuntamiento aprovechará las obras, que tienen un presupuesto de licitación de 150.000 euros, para renovar los distintos servicios afectados cuya ejecución sea compatible con la actuación, incorporar mobiliario urbano y jardinería en la vía pública y sustituirá las conducciones de agua potable de fibrocemento por otras de polietileno más grandes. La intervención permitirá enterrar varias instalaciones aéreas existentes y mejorar el drenaje superficial.

Las obras entre la avenida José Ortiz y la calle Caridad permitirán también incorporar nuevos puntos de alumbrado y desplazar los existentes a la nueva ubicación, además de modificar las dos paradas de autobús a una nueva ubicación y adecuarlas a la normativa de accesibilidad. La intervención logrará la uniformidad de este vial de acceso y salida de Almassora en una superficie aproximada de 2,2 kilómetros cuadrados. La señalización se extenderá 300 metros cuadrados más.

La concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, ha recordado que entre las pretensiones de la reforma figura el incremento de la seguridad de la vía para todas las personas usuarias, especialmente para peatones y ciclistas, informan desde el Ayuntamiento a través de un comunicado. 

Esta parte incide en que otras zonas del municipio también han sido objeto de mejoras encaminadas a eliminar barreras arquitectónicas como las calles Constitución y Santa Quitèria, el entorno de la iglesia de San José, Darremur o las inmediaciones de la estación de tren.

Noticias relacionadas

next