Hoy es 8 de marzo y se habla de 8-M talleres colomina empresas desde el interior CÓMICS

PANEL DE OPINIÓN

Doce financieros valencianos ofrecen sus perspectivas sobre la bolsa española para 2021

31/12/2020 - 

De izquierda a derecha arriba: Alejandro Martínez (EFE & ENE), Amparo Belenguer (Ibercaja), Antonio Jiménez (GVC Gaesco), Javier Gómez (Andbank), Javier Navarro (Vinca Capital) y Javier Lorenzo (JLorenzotrading). Debajo siguiendo el mismo orden: Jorge Pérez (Libertas 7), José Gregori (Welzia), Mónica Blesa (Caixa Popular), Francisco Varea (Edetania Patrimonios), Pilar Lloret (Nao SAM) y Sergio Serrano (Gesem)

VALÈNCIA. Un año más, este diario ha llamado a la puerta de una docena de reputados financieros de la Comunitat Valenciana para conocer sus impresiones sobre lo que esperan del comportamiento de la bolsa española en 2021. Todo ello en pos de ofrecer a los lectores de Valencia Plaza una mayor pluralidad de opiniones y más en estos tiempos de incertidumbre por el 'efecto coronavirus', que golpeó con fuerza los mercados financieros durante 2020.

A continuación las opiniones de este elenco de profesionales, cuyas respuestas tuvieron lugar unos días antes de conocerse el acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido sobre el Brexit, que tuvo lugar en la Nochebuena pasada. O lo que es lo mismo: un obstáculo menos -caso de cerrarse definitivamente el 'Brexit suave'- en el camino de unos mercados financieros, que como todo el mundo confían en la efectividad de unas vacunas que ya han comenzado a inyectarse.

Francisco Varea, socio fundador de Edetania Patrimonios


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, creemos que el mercado español no es el que ofrece el mejor binomio rentabilidad-riesgo. El inversor español tiende a invertir en compañías nacionales debido a su mayor conocimiento. Sin embargo, el impacto que está causando la pandemia en una economía española -ya de por sí muy débil- aconseja intentar internacionalizar más nuestra cartera de renta variable; de tal manera que, sin renunciar a rentabilidad, se pueda reducir la volatilidad de la misma. Dicho esto, es probable que durante algunas semanas más el comportamiento de la bolsa española sea positivo, beneficiándose del buen sentimiento inversor que ha generado la aparición de las vacunas y las medidas de los bancos centrales. No obstante, poco a poco, y a medida que se vayan confirmando los negativos datos económicos del cuarto trimestre como consecuencia de la segunda ola del virus así como de la posible tercera tras las fiestas navideñas, la volatilidad podría volver a aparecer en el parqué. Tras este posible repunte de volatilidad, que podría llegar durante el primer trimestre del año, el mercado podría mantenerse en un rango lateral hasta que la vacunación masiva de la población, que podría producirse entre finales del segundo trimestre y el inicio del tercero, confirme el tan esperado control del virus.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Si el escenario que hemos comentado se cumple, será el segundo semestre de 2021 cuando mejor se comporten los mercados. Entonces será probable que el Ibex 35 intentara acercarse durante el año a la zona de los 9.000/9.500 puntos.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -A medida que la vacunación sea una realidad, todos los sectores más vinculados al ciclo y más golpeados por la pandemia deberían ser los que lideraran la recuperación. Así, compañías como IAG, Aena, Amadeus, Repsol, ACS o Acerinox podrían hacerlo bien. Tampoco se deben olvidar las compañías que se puedan beneficiar de la transición energética -y del cambio estructural que está suponiendo la cada vez mayor exigencia de sostenibilidad- como sería el caso de Iberdrola. El sector financiero es la gran duda. Más allá de oscilaciones puntuales provocadas por los movimientos corporativos que deben de seguir produciéndose -hasta que la economía no empiece a reflejar una mejora real y sostenible- es un sector que seguirá bajo presión, ya que para poder confirmar un cambio de tendencia en su comportamiento será necesario un repunte en la variable clave de su cuenta de resultados: los tipos de interés. En cualquier caso, como se ha explicado, creemos que el éxito en 2021 pasará por ser muy ágil a la hora de interpretar los datos y de saber posicionarse en cada momento entre compañías cíclicas y defensivas, ya que podrían producirse rotaciones sectoriales importantes; empezando por la primera parte del año cuando la macro confirme la debilidad económica para -de cara a la segunda mitad de 2021- volver al crecimiento a medida que la vacunación sea una realidad.

Javier Lorenzo, fundador de la escuela Jlorenzotrading.com

-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -Dada la situación actual de las políticas monetarias de los bancos centrales, y el hecho de tener unos tipos tan bajos, hacen poco atractiva a la renta fija y desde mi punto de vista podemos esperar que el dinero quiera seguir yendo a la renta variable. Por lo tanto, aunque dudo de que vayamos a seguir en la línea de 2020 (de marzo en adelante) y seguro que algún susto podemos tener por el camino, creo que es interesante seguir apostando por la renta variable. El problema que puede tener concretamente el Ibex 35 es que los sectores más fuertes actualmente cómo energías renovables, tecnología o automóviles no tienen demasiado peso en el selectivo español y, por lo tanto, le podría costar seguir el ritmo de otros índices.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 - Esta pregunta sí que es imposible de responder. ¡Ojalá tuviésemos una bolsa de cristal y no tendríamos que preocuparnos de nuestras inversiones! Si hay que lanzar alguna apuesta yo diría en el rango 8.500-8.600.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Como he comentado en la primera pregunta, los sectores en Europa con mayor fuerza relativa actualmente son energías renovables, tecnología hardware, especialmente las empresas de semiconductores o industria metalúrgica. Yo personalmente siempre busco tener en cartera valores fuertes de sectores fuertes y que estén en subida libre, por lo que si tuviese que elegir mis favoritos del Ibex 35 actualmente serían Solaria, Siemens Gamesa y ArcelorMittal. Me mantendría alejado de cotizadas de telecomunicaciones fijas, productores de comida o farmacéuticas, ahora mismo son los sectores con menos fuerza relativa en Europa y por lo tanto prefiero no tenerlos en cartera. Sectores de peso en el Ibex 35 como la banca o las eléctricas se encuentran en la zona media de la tabla en cuanto fuerza relativa y la mejora de estos sectores ayudaría al Ibex 35 a tener un mejor rendimiento en 2021.

Alejandro Martínez, cofundador de EFE & ENE Multifamily Office


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -Sabemos exactamente qué hará la bolsa española en 2021. También el resto: fluctuarán. Por lo demás, no intentamos acertar qué pasará, ya que año tras año los mercados suelen reírse de las previsiones. Nuestro enfoque se basa en tener criterios claros para ir adaptando las carteras a los acontecimientos; un enfoque que se parece más al de un empresario que se enfrenta a un mercado cambiante. Partimos de un universo de activos variado y global para ir adaptando las carteras a lo que el mercado va recompensando, generalmente en contra de estrategas y analistas. La adaptación nos garantiza la supervivencia, y sin supervivencia no hay éxito.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Lo primero es recordar que al Ibex 35 se le mueve desde el extranjero. Más de la mitad del volumen viene del exterior, y la tasa sobre transacciones lo reducirá. Lo segundo es que se trata de un índice muy concentrado en pocas compañías. Por tanto, lo que hagan los sectores a los que pertenecen esas compañías determinarán lo que pase con el Ibex 35. Hemos visto un giro claro en los mercados mundiales desde compañías de crecimiento a cotizadas de valor. Las empresas de crecimiento han sido representadas por las grandes tecnológicas americanas, mientras que el resto del mundo ha hecho bien poco. Las compañías de valor -en particular las del sector energético- estaban en mínimos de 1931 en comparación con el resto. Con el anuncio de la vacuna, y obviando todas las incertidumbres, el mercado ha pasado del blanco al negro: en España esto significa que bancos y petroleras se han disparado últimamente, mitigando parte del castigo de 2020. Para 2021 no pensamos que los bancos tengan demasiados motivos para crecer, ya que tienen unos márgenes mínimos y una regulación muy estricta. Las petroleras y todo su entorno (ingeniería, transporte...) están tan baratas que dudamos que vean nuevos mínimos, así que seríamos algo más optimistas. Pero insistimos: hay que adaptarse al mercado, porque el mercado no se adaptará a nuestros análisis.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Como apuestas cíclicas creo que todos coincidiríamos: los sectores más dañados por las medidas post-covid pueden ser los de mayor recorrido. Es justo en las crisis donde se puede invertir con mayor seguridad, porque el colchón de seguridad es mayor. En esta línea tenemos cíclicas como IAG, hostelería como Melià o ingenierías como Técnicas Reunidas. Y si obviamos el año, no deberían faltar en cartera compañías de calidad como Grifols, con todos los elementos de una buena inversión incluyendo un precio razonable. Si somos inversores por dividendo tenemos buenos pagadores como las eléctricas, las concesionarias y las petroleras, coyunturalmente. Por lo demás, seguiríamos fuera de bancos españoles por ahora.

Antonio Jiménez, director de GVC Gaesco en la Comunitat Valenciana

-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 Positivo. Pensamos que 2020 ha sido un bache en el camino y que las coordenadas que influencian el mercado son positivas: beneficios empresariales al alza, valoraciones atractivas en muchos sectores, alternativas de rentabilidad sin riesgo inexistentes y una gran liquidez.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Esperamos un crecimiento del 15% en el índice bursátil español, hasta llegar a los 9.200 puntos en los próximos meses.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Los negocios con bases fuertes saldrán reforzados, pero los principales vectores al alza en 2021 serán los que estén relacionados con la aceleración de la transformación digital (fintech, healthtech, 5G) y los vinculados con la nueva revolución de la transición energética (hidrógeno, renovables, client centric, greentech). Además, también son interesantes las oportunidades de valor surgidas de la caída del mercado, las historias de reestructuración empresarial o sectorial, la rentabilidad por dividendo como sustitución de la renta fija y las empresas que mejor cumplan con los criterios ESG. Nos mantendríamos más bajos de ponderación en los sectores defensivos como alimentación, eléctricas tradicionales, telecomunicaciones y bancos, ya que en estos dos sectores seremos selectivos.

Pilar Lloret, directora general de Nao SAM


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -Como siempre comentamos, es imposible acertar a un año vista dónde se van a situar los índices o qué van a hacer las bolsas, ya que el corto plazo siempre está influido más por el ruido de las noticias del día a día (tengan o no relevancia para el largo plazo) que por la situación financiera y el negocio de una compañía.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Contestado en el punto anterior

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Nos mantendríamos alejados de bancos donde aún no vemos posibilidad de incremento de ingresos orgánicos (por los bajos tipos de interés) y, además de haber riesgo regulatorio, tenemos el riesgo político. Estas compañías están limitadas a la hora de hacer pago de dividendos y a merced de lo que les diga el BCE. Tampoco nos gustan las compañías de telecomunicaciones donde es muy difícil que veamos la tan ansiada consolidación que permitiría poder tener un mayor poder de precios, y donde las inversiones a acometer son importantes. Los ingresos no mejoran, los gastos e inversiones presionan al alza... es lo contrario de lo que queremos. Como compañías que nos gustan por tener un negocio competitivo y sano están Amadeus, Grifols y Vidrala. En la primera, no obstante, esperaríamos cierta corrección y en la segunda nos mantenemos alejados por ahora porque el nivel de deuda es alto y necesitaríamos una mayor corrección para invertir. También Enagás es una buena opción, tranquila, con un gran dividendo y con una cuenta de resultados que nunca da sobresaltos. El caso de Inditex (somos unos enamorados de esta compañía), a pesar de los resultados de este año lastrados por la pandemia y el cierre de tiendas, el negocio continua en perfecto estado, es más lo ocurrido refuerza y refleja la calidad su apuesta por el canal online de los últimos años. Los últimos resultados muestran que la compañía sigue mejorando márgenes y la solidez de su balance, con un alto nivel de caja que algún día tendrá que repartir.

Sergio Serrano, director general de Gesem AV


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -Esperamos que tras muchos años con un comportamiento relativo claramente negativo del principal índice español, dado los bajos niveles de los que parte 2021 pueda ser un buen año para la bolsa española. Sectores con mucho peso en el índice como el financiero o el turístico, que se han quedado muy rezagados en la recuperación de las bolsas por haber sufrido más de cerca las consecuencias de la covid-19 con los avances en la vacuna, deben revertir esta situación en 2021.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Con la elevada incertidumbre que afrontamos los próximos meses no nos atreveríamos a dar un nivel de cierre para 2021, pero sí pensamos que por la composición del índice el comportamiento debiera ser muy bueno si no se dan pasos atrás en la lucha contra la covid-19. Compañías históricamente muy solventes y con un perfil claramente conservador por la consistencia de sus resultados como pueden ser Aena, Amadeus o Ferrovial, que han sufrido con fuerza las consecuencias del coronavirus, esperamos que se revierta de forma considerable en 2021. Luego, el sesgo del índice ha cambiado con las nueva incorporaciones ganando peso sectores, que pensamos que lo harán bien en los próximos años como son los de energias renovables (Gamesa, Acciona, Solaria e Iberdrola) o farmacéutico (Grifols, Pharma Mar y Almirall), lo que irá en beneficio de una mejor comportamiento del principal índice español, históricamente muy vinculado a el sector financiero y la vieja economía (utilities, telecos y energía). El sector financiero, aunque no nos gusta especialmente, también podría dar alguna sorpresa positiva dados los bajos niveles de los que parte y verse espoleado por nuevas operaciones corporativas.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -El sesgo para 2021 sería para sectores más cíclicos y aquellos más golpeados por la covid-19. También los que puedan verse beneficiados por las inversiones procedentes del fondo europeo para paliar las consecuencias del coronavirus. Dentro del Ibex 35 nos gustan mucho para 2021 valores como IAG, Inditex, ACS e Iberdrola.

José Gregori, director de Welzia Management en València

-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -El comportamiento de la bolsa española estará muy vinculado a la evolución del coronavirus. Nuestra economía ha sido una de las más afectadas por esta pandemia, dada su composición con un elevado peso en turismo por ejemplo. Atendiendo a la información de la que disponemos en estos momentos, no sabemos cuándo se podrá dar por controlado la covid-19, pero parece que 2021 podría ir de menos a más, siendo un año de recuperación con fuertes crecimientos de la economía, beneficios empresariales... Parte de estas expectativas de mejoras ya están recogidas en las cotizaciones. Deberíamos ver un año más tranquilo que 2020 con alzas estrechamente ligadas a la mejora de la economía, pero tendremos que estar atentos por si en algún momento se ralentiza la evolución.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Si la evolución de la pandemia es buena, entendemos que depende en gran medida en que se cumplan los calendarios de vacunación, podríamos ver mejoras significativas en los sectores que han sufrido máscomo la restauración, viajes, textil... La inercia desde que se anunció la vacuna nos podría llevar a pensar que movimientos como el de noviembre pasado -donde el Ibex 35 subió un 25%- podrían repetirse; pero no debemos perder de vista otras muchas variables que le pueden afectar como la evolución de Latinoamérica donde muchas empresas de Ibex 35 tienen intereses, la falta de valores tecnológicos y la regulación.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Pensando en la recuperación y en la vuelta a la normalidad, una vez consigamos la inmunidad de grupo, los sectores con más recorrido son los ya mencionados. Los relacionados con el turismo -como las aerolíneas- y el consumo discrecional entre otros. Por otro lado hay tendencias que están funcionando muy bien y probablemente lo sigan haciendo en 2021, como por ejemplo las compañías implicadas a la digitalización y el 5G, las renovables y las que se encargan de la seguridad en la red. Habría que mantener cautela, aunque en momentos puntuales pueden evolucionar bien, en los sectores como el petrolero, media/televisión y bancario; cada uno por diferentes motivos pero principalmente regulatorios y cambios en las preferencias de consumo.

Mónica Blesa, directora de banca privada de Caixa Popular


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021? 
-Después de un año tan inusual como ha sido 2020, con un comportamiento del mercado fuertemente marcado por las consecuencias económicas de la pandemia, es previsible que en 2021 se mantenga la volatilidad, aunque la tendencia sea favorable en función de cómo evolucione la vacunación de la población y los posibles brotes de la covid-19. La bolsa española es de las que más ha caído y su recuperación está siendo más lenta que en otros países. El primer semestre pensamos que será neutro aunque con ligera tendencia al alza, mientras que si todo evoluciona favorablemente será en el segundo semestre cuando veamos un comportamiento más positivo.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -No manejamos niveles y menos en un año como el que viene. Además, la evolución del Ibex 35 depende básicamente de la evolución de cinco empresas (Iberdrola, Inditex, Santander, Cellnex y Amadeus), que al cierre de septiembre pesaban más del 50%. Cada una de un sector, cuyo comportamiento puede ser muy dispar en función de cómo evolucionen los acontecimientos (covid-19, Brexit, cambios legislativos, morosidad cuando finalicen las carencias de los préstamos ICO...). Lo que sí pensamos es que las noticias por el momento son positivas, las diferentes vacunas supusieron un detonante importante para la recuperación -no sólo del Ibex 35 sino de los mercados en general- y el inicio de la vacunación de la población parece indicar que vamos por el camino hacia la solución de la pandemia (en un plazo menor del inicialmente previsto), lo que apoyará al mercado. Por contra, va a ser un proceso no exento de incertidumbre o de imprevistos, que pueden generar correcciones en el mercado, que vemos positivas porque permitirán ir poco a poco afianzando los niveles alcanzados.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Hasta el momento, y de manera generalizada, se han comportado mejor los valores de crecimiento que los más ligados al ciclo económico. Precisamente por ello consideramos que aunque no es momento de cambios radicales, sí es conveniente empezar a incorporar a las carteras este tipo de valores que se han quedado más rezagados en la recuperación -con prudencia- para poder aprovechar el mayor recorrido que tienen. Por otra parte, los sectores más afectados por las restricciones impuestas a raíz de la covid-19 (turismo, aerolíneas...) van a tardar en recuperarse y aunque los precios actuales puedan parecer atractivos, por ahora nos mantendríamos al margen. La vacunación llevará un tiempo y las restricciones se mantendrán, según los expertos sanitarios, hasta que el 70% de la población esté vacunada y se pueda hablar de inmunidad de grupo. De ahí que la inversión en este tipo de valores la aplazaríamos hasta ver realmente una evolución positiva en sus resultados empresariales.

Javier Gómez, director de Andbank en València


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021? 
-La particular composición del índice de referencia hace que el mercado español no sea uno de nuestros favoritos, lo cual no implica que no vaya a tener un potencial desempeño favorable. En nuestra opinión, los beneficios asociados al selectivo podrían repuntar respecto al deprimido 2020 más de un 85% en 2021 y de forma más normalizada ya en 2022. Hay que señalar que siendo el entorno aún tan incierto, lo relevante será atender a la implementación de las soluciones a la pandemia derivadas de la vacunación. Esto es así porque el componente cíclico de nuestra economía -y su vinculación a sectores como el turismo o el sector automóvil- siguen descontando un escenario negativo. Si la normalización se acerca en el tiempo, los resultados podrían ser mejores. Si, por el contrario, los confinamientos persisten y las vacunas no llegan o no son tan efectivas, el comportamiento podría ser peor. Por tanto, habremos de ser muy tácticos en cuanto al peso de renta variable española en nuestras carteras.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Nuestra estimación se encuentra un 4% por encima de los niveles actuales; pero será el desempeño de los beneficios empresariales quien acabe por determinar el comportamiento final. La volatilidad implícita sigue siendo alta y esto es el resultado de la falta de certeza respecto al comportamiento de la economía. La buena noticia es que conocemos cuál es el suelo y, sobre todo, que las medidas que nos sacaron de los mínimos de marzo de este año siguen encima de la mesa. Es más, probablemente, se acaben sumando más incentivos. Por tanto, habrá volatilidad pero somos constructivos con el índice.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -De nuevo vuelve a ser una pregunta que tiene respuesta diferente en función del momento de la economía y, en particular, del desempeño de las vacunas. Con carácter general, pensamos que con vacuna y recuperación los valores más cíclicos de tendrán un mejor comportamiento que aquellos de sesgo más defensivo (vinculados a la evolución del bono, por ejemplo) o los que han venido funcionando muy bien durante los peores momentos de la pandemia. Se tratará de entender cuál es el apetito por el riesgo de los mercados. Si la economía vuelve a retomar ciertos hábitos prepandemia y se adivina una recuperación económica sostenida y de amplia base -tanto en España como en el resto de Europa-, entonces nuestras carteras deberán rotar hacia lo cíclico. En caso contrario, habrá que mostrarse algo más posicionado en valores de calidad y defensivos. Un caso muy particulares el de los bancos. Para ellos nuestra visión es más bien oportunista: el entorno sigue sin favorecer los retornos de esta industria, si bien elementos como la autorización del pago de dividendos o anuncios sobre operaciones corporativas podrían pesar en positivo.

Amparo Belenguer, directora de Ibercaja Patrimonios en Levante

-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021?
 -Si se consolida la rotación hacia compañías más ligadas a ciclo, en dicho escenario, el comportamiento del mercado español dada su composición tendría que ser positivo. El comportamiento positivo vendría avalado por una mejor expectativa de crecimiento del PIB, así como noticias positivas relacionadas con la covid-19.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -Para el cierre de este año entorno a los niveles actuales, convirtiéndose los 8.000 puntos en una resistencia más que un soporte. En estas fechas normalmente no se ven grandes movimientos dado que no suele haber grandes flujos por parte de los inversores institucionales. Esta visión de los 8.000 puntos se mantendría siempre y cuando no se produzcan, tal y como ha ocurrido en estos últimos días, acontecimientos abruptos tipo de la nueva cepa del virus o noticas negativas sobre el desenlace del Brexit.

-¿Qué sectores/valores le ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Nuestro modelo de gestión y asesoramiento está basado en un mercado global, en el cual invertimos en sectores de crecimiento y compañías de calidad a buen precio; un modelo basado tanto en la diversificación como el control del riesgo. Desde hace años ponemos el foco en las llamadas megatendencias del mercado, tales como tecnología, demografía, consumo global y sanidad temáticas que se desligan de modas puntuales y nos dan consistencia y solidez a las carteras.

Javier Navarro, socio director de Vinca Capital


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021? 

-Esperamos un crecimiento global del 6% en términos de PIB, por lo que somos positivos en la evolución de los mercados financieros para el año 2021. Específicamente para la economía española esperamos un crecimiento del 7,5%, apoyada por la llegada a lo largo del año de 140.000 millones de euros en ayudas europeas. Nuestra principal preocupación es el nivel de deuda pública, que se va a posicionar en el 124% en relación al PIB.

-¿En qué niveles ve cerrando 2021 al Ibex 35?
 -Estimamos que el Ibex 35 pueda revalorizarse entre un 15% y un 20%, posicionándose a finales del 2021 en los 9.500 puntos aproximadamente.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Se está produciendo una rotación de los valores 'growth' hacia los 'value', estos últimos más penalizados por la covid-19. No obstante, pensamos que hay que mantener posiciones en ambos estilos y tener una cartera diversificada. Entre los sectores más atractivo encontramos energía, eléctricas, farmaceúticas y tecnológicas donde algunas ideas pueden ser Elecnor, Indra, Iberdrola y Faes Farma. Somos más escépticos en el sector inmobiliario donde esperamos una caída del precio de la vivienda; y en el bancario por el aumento de la morosidad en un escenario de bajos tipos de interés. A nivel internacional, pensamos que hay que incrementar la exposición a mercados asiáticos.

Jorge Pérez, director de Inversiones de Libertas 7


-¿Qué comportamiento espera de la bolsa española para 2021? 
-Un comportamiento más bien errático, sujeto a las noticias relacionadas con la evolución de la pandemia, la vacunación de la población, los nuevos brotes y el impacto de todo ello en la economía. Previsiblemente sin correcciones tan pronunciadas como la que sufrimos en marzo de 2020 pero con momentos de volatilidad importantes.

-¿En qué niveles ve cerrando en 2021 al Ibex 35?
 -En mi opinión las cotizaciones en los mercados cada vez reflejan de manera más distorsionada el verdadero valor de los activos, derivado de las masivas inyecciones de liquidez y de una estructura de tipos de interés que no prima el riesgo ni la duración de manera racional. Ni siquiera la mayor y más rápida caída del PIB que hemos tenido en occidente en décadas ha evitado que algunos índices vuelvan a estar en máximos históricos o cerca de los mismos. La necesidad de asumir más riesgos para obtener la misma rentabilidad y la falta de alternativas de inversión dispara los múltiplos de cotización de la renta variable. En la medida en la que los beneficios empresariales repunten en 2021, manteniendo los múltiplos actuales debería llevarnos a un mercado en cierto modo alcista en 2021, con un grado de incertidumbre elevado.

-¿Qué sectores/valores les ve recorrido y de cuáles se mantendría alejado?
 -Hay sectores con demanda estructural creciente como la tecnología, las energías renovables, la salud o la alimentación, pero en los que no resulta tan sencillo encontrar oportunidades por valoración. Por el contrario, otros sectores como el financiero, el automóvil o la restauración están atravesando un momento cíclico sin visos de grandes mejoras en 2021, pero con valoraciones en algunos casos atractivas. Me preocupa la situación del sector bancario en los próximos 2 años, con políticas de tipos cero (o negativos) que han venido para quedarse, mayores exigencias de capital, un exceso de capacidad instalada y un previsible incremento de la mora una vez comiencen a retirarse los planes de estímulo a las empresas.

Noticias relacionadas

next