Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Alemania y Reino Unido están por delante, pero el nivel nacional se aproxima

Ecosistemas europeos que compiten con la España Nación Emprendedora

4/01/2021 - 

VALÈNCIA. El Gobierno de Pedro Sánchez creó la Oficina del Alto Comisionado Para España Nación Emprendedora. Quería dotar así de entidad a un proyecto que depende directamente de Presidencia, aunque al frente se halle Francisco Polo, antes Secretario de Estado para el Avance Digital.

El objetivo que dicen perseguir es transformar el modelo económico, social y medioambiental a través del espíritu emprendedor diseñando una estrategia que culminará, en 2030, con la consolidación de la España Nación Emprendedora. El mismo presidente del Gobierno de la nación anticipó los cuatro objetivos fundamentales de esta estrategia en el Foro Web Summit celebrado en Lisboa los pasados días 2, 3 y 4 de diciembre. Se trata de: acelerar el crecimiento de las inversiones en startups para poner a España al nivel de países líderes como Alemania y Francia; establecer las condiciones óptimas para atraer, conservar y facilitar el desarrollo de los mejores profesionales de todo el mundo; promover la escalabilidad de las empresas para que los empresarios piensen en crecer en lugar de en vender y, finalmente, invertir en un sector público empresarial capaz de impulsar la innovación, la productividad y la inclusión social.

Aprovechaba también el evento Pedro Sánchez para anunciar la inminente y ansiada Ley de Startups la cual, en sus propias palabras, "permitirá dar un salto cualitativo hacia adelante gracias a las mejoras que planteará en términos de constitución de empresas, simplificación administrativa, ventajas fiscales e incentivos a la inversión extranjera". Se atendería así a algunas de las principales reivindicaciones de los emprendedores españoles que llevan años reclamando medidas como la disminución de trabas administrativas, mejoras fiscales y una regulación ad hoc para las startups.

Al mismo nivel de Europa

Pero, ¿será todo ello suficiente para colocar al ecosistema nacional a la altura del entorno europeo o vamos un poco tarde? Son muchos los emprendedores que valoran el fortalecimiento del ecosistema nacional durante los últimos años. "Las startups han crecido en tamaño y están mejor preparadas para competir al nivel internacional. España se ha acercado al resto de Europa en este sentido y ya estamos al mismo nivel que los mejores ecosistemas europeos", sostenía recientemente Miguel Ángel Díez Ferreira, emprendedor y ahora director de Impact Accelerator y cofundador, coordinador y profesor en ISDI. Se congratulaba también de contar ya en el país con un histórico acumulado de startups de impacto del que antes carecíamos.

En la misma línea, el Mapa del Emprendimiento en España 2020, que publica cada año Spain Startup-South Summit, ponía de manifiesto que un 12% de la startups españolas tienen ya un EBITDA positivo, un índice superior al del resto de Europa (10%), pero por debajo de ecosistemas como el de Latinoamérica (16%). El mismo estudio ponía de relieve que nuestro ecosistema emprendedor cuenta ya con una presencia significativa de scaleups, la cuales representan el 15% del tejido empresarial español. "Una cifra que sitúa a nuestro país al mismo nivel que Europa (14%), Asia (15%), EE.UU y Canadá (16%). El dato más elevado lo encontramos en Latinoamérica con un 26%", recordaba en un post Ciro Acedo Boria, responsable del Ecosistema de Innovación Abierta en Ferrovial.

Sin embargo, aunque todos los datos apunten a la madurez, ¿puede el español compararse ya con ecosistemas como el de Londres, Berlín o, incluso, Estonia?

Una de las variables que tiene en cuenta la elaboración del ranking de 'US News' sobre los mejores países del mundo para vivir corresponde a las facilidades disponibles tanto para emprender como para atraer a otras empresas de fuera. En este parámetro, España aparece en el puesto número 28 de una lista total de 73 naciones. Sin embargo, por delante aparece se sitúan Alemania, que ocupa el primer puesto de la lista, Reino Unido, en el número 4 después de Estados Unidos, Suiza (5o), Suecia (7o) y Países Bajos (10o).

El atractivo de Estonia para los emprendedores digitales

Uno de los países que no aparece en el top ten de la lista del US News es Estonia que, en lo que respecta a los negocios, ocupa el puesto número 26. Lo citamos porque durante un tiempo se convirtió en país de referencia para numerosas startups digitales habida cuenta de que se hallan a la cabeza de Europa en cuanto a la penetración de internet, la telefonía móvil y el sector de las TIC.

Las facilidades para los emprendedores extranjeros son grandes. A finales de 2014, Estonia lanzó el programa e-Residency, un documento de identificación que se tramita completamente por internet y que permite tener relaciones administrativas y comerciales en Estonia. El gran valor de esta tarjeta de residencia digital -no da permiso a la residencia física- es poder montar una empresa en Estonia en cuestión de horas por internet y dirigirla desde cualquier parte del mundo. El programa e- residency otorga una tarjeta con chip y certificado electrónico que te permite firmar a distancia documentos y autorizaciones. Se suman como atractivos la moderada tributación y la flexibilidad legislativa de la que suelen alardear.

Con este programa, han logrado atraer talento externo y nuevas empresas al país. Actualmente, se calcula que cuenta con más de 30.000 e-Residentes provenientes de todos los países del mundo, muchos de ellos emprendedores españoles y nómadas digitales.

Quien sabe si, una vez que cambie el contexto con los nuevos planes del ejecutivo nacional, ya no hará falta emprender fuera.

Noticias relacionadas

next