X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

aboga ensalzaR los valores constitucionales que "cohesionan" como sociedad

El Rey Felipe VI advierte de que, sin convivencia, no existe una verdadera libertad

18/01/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). El rey Felipe VI ha defendido este viernes el compromiso con los valores constitucionales y democráticos que "cohesionan y fortalecen como sociedad" ante los retos que han de venir y ha hecho especial mención a la necesidad de una convivencia "generosa" en un contexto de diversidad y pluralismo.

"Una convivencia que es frágil, que no nos podemos permitir perder y que requiere que cuidemos en todo momento los vínculos que nos unen y que nos han de unir siempre, una convivencia generosa cuyo germen, en última instancia, se aloja en lo más profundo de nuestro ser, pero por la que hay que trabajar todos y cada uno de los días".

Así lo ha asegurado tras recibir el XXVII Premio Convivencia de la Fundación Profesor Manuel Broseta que, según ha aseverado, recibe "con humildad y enorme gratitud" y que tiene una "profunda significación personal" por los principios que ensalza. Además, también ha recordado la figura del profesor Manuel Broseta, asesinado por ETA el 15 de enero de 1992 y a todas las víctimas del terrorismo.

El Rey ha llegado al Palau de la Generalitat --donde ha recibido el aplauso de varios ciudadanos-- junto con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que este año presidía el jurado, y ha sido recibido por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó, entre otros.

 

Sin convivencia, no existe verdadera libertad

El rey ha advertido de que, sin convivencia, no existe una verdadera libertad y, tras reiterar su defensa de los principios constitucionales, ha renovado su "firme compromiso" con los valores fundamentales de la España democrática.

Un premio que el jurado le concedió por su "liderazgo valiente" y los valores que representa la monarquía parlamentaria tras 40 años de aprobación del texto constitucional. A juicio del monarca, Broseta es la personificación del compromiso y esfuerzo para unir a personas y colectividades que conforman la sociedad española en un proyecto común, y construir un modelo de convivencia fundamentado en la libertad, el pluralismo y el Derecho.

"Un modelo que buscó construir un espacio de concordia, progreso y libertad donde todos los españoles tuvieran cabida", ha resaltado el rey, quien ha hecho hincapié en el esfuerzo de los españoles durante 40 años para que los ciudadanos desarrollen en libertad su personalidad, ejerzan sus derechos y atiendan sus deberes.

Un desarrollo "extraordinario" que cree que ha tenido como marco esencial a la Constitución. "En los tiempos en que vivimos es cuando adquieren todo su valor los principios que hoy honramos. El compromiso con los valores constitucionales y democráticos, que son el fundamento de la paz social y el orden político, nos cohesiona y fortalece como sociedad ante los retos que tenemos por delante", ha asegurado.

 
Tras ello ha recordado que, en su mensaje de Navidad el pasado 24 de diciembre, destacó la necesidad de una convivencia fundamentada en la cohesión social y en el respeto a las personas, las ideas y los derechos de los demás.

"Una convivencia que es frágil, que no nos podemos permitir perder y que requiere que cuidemos en todo momento los vínculos que nos unen y que nos han de unir siempre", ha recordado. Para el rey, el premio que ha recibido es un reconocimiento a la Corona, que ha resaltado que tiene entre sus razones de ser esenciales la defensa de los valores constitucionales.

Ha sido entonces cuando el monarca ha considerado que "la certeza de que sin convivencia no existe verdadera libertad no procede sólo de la constatación de una realidad política o social, sino de un previo e íntimo convencimiento ético y moral".

El premio recibido ha dicho que supone también un mandato de conciencia y un compromiso irrenunciable que le vinculan y obligan.

"Al aceptarlo -ha añadido- renuevo una vez más mi compromiso, mi firme compromiso, con los valores fundamentales de nuestra España democrática".

En su alocución ha recordado que tanto su padre, el rey Juan Carlos, como su madre, doña Sofía, recibieron este mismo premio en ediciones anteriores, así como que han sido galardonadas otras personas que, desde la democracia, plantaron cara y resistieron a la amenaza del terrorismo. "Nuestra democracia y nuestra convivencia tiene con todas las víctimas una gran deuda", ha enfatizado. 

 

En el acto, Puig ha destacado el papel de Felipe VI y su carácter "arbitral" en un escenario "extremadamente complejo" como el actual: "Ha estado a la altura de ese gran envite, ha sabido mantener a la Corona fuera de las polémicas partidistas y ha representado la unidad de España respetando la diversidad de los pueblos, de las nacionalidades y regiones que componen España".

Ábalos, por su parte, ha señalado que la deliberación coincidió con los preliminares de la celebración del 40 aniversario de la Constitución y el jurado apostó por "reafirmar el prestigio del galardón" concediéndolo al Rey, por su compromiso con los valores de libertad, igualdad, justicia, convivencia y respeto al pluralismo ideológico y su defensa de la Constitución como ejemplo de convivencia, diálogo y unidad. "No fue una deliberación difícil, el fallo estuvo sobradamente motivado por razones de virtud y también de necesidad", ha dicho.

Noticias relacionadas

next