Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el paspartú

La 'Odisea' de Calpurnio: una edición ilustrada y llena de experiencias

La editorial Blackie Books se lanza al mar con su colección “clásicos liberados” y lo hace con uno de los pesos pesados de la literatura occidental. Odisea, de Homero (¿?), en una edición anotada y ampliada, e ilustrada por Calpurnio. Alerta: esta reseña puede contener spoilers; asúmanlo, han pasado 3.000 años (literalmente)

22/09/2020 - 

VALÈNCIA. Sucede con las nuevas ediciones de literatura ilustrada que, en ocasiones, consiguen reavivar el interés del respetable por determinados textos que habían sido olvidados, que nunca tuvieron el suficientemente recorrido o que abrumaban al lector desentrenado por el peso de los siglos y el halo de solemnidad acumulado; volúmenes que, de otro modo, podrían pasarse años aguardando en la base de la columna de los libros por leer. No descubrimos la pólvora si afirmamos que el diseño y la ilustración ayudan a vender un libro de una manera más atractiva, más especial y más desenfadada sin que ello afecte en lo más mínimo a su calidad literaria. Lo que puede pasar es que ganemos unas cuantas bolas extras con las que nuestra imaginación sola no contaba y que además consigamos dos o más libros por el precio de uno, pues, la ilustración, lejos de simplificar la lectura, la complica y enriquece con nuevas capas de significado y diferentes sensibilidades no siempre presentes en la palabra escrita.

Incluso puede que algunos de esos textos difíciles, como hijos de su tiempo, planteen enfoques o contengan pasajes que hoy puedan provocar el sonrojo o incluso el rechazo; de ahí la importancia de entender las diferentes manifestaciones culturales en su contexto y, si es posible, que los responsables y mediadores nos faciliten herramientas para el juicio crítico a ojos de hoy. Poner un cartel explicativo -pongamos por caso- antes de la proyección de un clásico de Hollywood, no constituye un acto de censura y no invalida su calidad artística ni su importancia como testigo de una época. Aludir a una supuesta infantilización del público en este sentido sería como estar en contra de las notas a pie de página o de las cartelas de los museos. ¿Quién se sabe al dedillo el nombre de todas las musas griegas, de todos los mitos?, ¿quién recuerda los atributos de su intrincada iconografía? Desde luego, dotar de una mayor información y de diferentes puntos de vista para azuzar el pensamiento crítico del personal está en las antípodas de tratarnos como a imbéciles

Un día, a la salida de Aurora, de dedos sonrosados, algo parecido debió ser meditado en las oficinas de la editorial catalana Blackie Books. Y he aquí que, del mismo modo en el que un estudioso raya, subraya y anota sus libros -ya decía Cortázar que esa era la mejor manera de dialogar con ellos así como con uno mismo- acaba de lanzarse al embravecido mar de la edición en los tiempos del coronavirus inaugurando su colección “clásicos liberados” con una suerte de subrayado, ampliación y anotación coral a través de un buen puñado de extras. Una colección llamada a recuperar “los grandes clásicos de la literatura universal, en nuevas versiones fieles y desacomplejadas, ilustradas y comentadas con la mente abierta y el corazón ligero”. Y, lejos de amedrentarse ante esta titánica tarea, lo hace con la que posiblemente sea la obra más influyente de la literatura occidental.

Odisea, cuenta el largo periplo del héroe Ulises -u Odiseo, en su nombre griego- para regresar a Ítaca tras haber luchado en la Guerra de Troya y reencontrarse con su mujer Penélope y su hijo Telémaco. A los no iniciados puede que les suene la estratagema del caballo de madera, la hechicera Circe convirtiendo en cerdos a los compañeros del héroe, el cíclope Polifemo, los cantos de las sirenas, el sudario que Penélope teje por el día y desteje por la noche para dar largas a sus pretendientes… Un relato apasionante que ya en la antigüedad, era considerado como un compendio de todo el saber acerca de los dioses y los hombres. Pero como, a causa de su tremenda influencia en todo tipo de manifestaciones culturales, la historia es archiconocida, centrémonos en todo lo que aporta esta edición.

Del mismo modo que al joven Telémaco no se le habría ocurrido marcharse él solo a por noticias de su padre, la aventura de leer la Odisea la haremos en la mejor de las compañías, como si fuéramos miembros de un “club de lectura que atraviesa los siglos” del que se habla en la introducción. Así, esta edición nos brinda la oportunidad de compartir viaje con unos cuantos compañeros de excepción: las ilustraciones del creador de El bueno de Cuttlas y compañero de Castellón plaza Calpurnio (Zaragoza, 1959), un poema de Dorothy Parker, un maravilloso y extenso relato de Margaret Atwood contado la historia desde el punto de vista de Penélope, un microrrelato de Augusto Monterroso y dos canciones, una de Nick Cave y otra de Javier Krahe. Autores que han hecho su propia lectura del relato homérico y lo han homenajeado desde sus diferentes disciplinas, enriqueciendo la lectura con sus particulares visiones de la historia, sus protagonistas y sus enseñanzas.

A esta actualización del punto de vista a ojos de nuestro tiempo, se suma la labor de la introducción y las brillantes notas al pie -o, mejor dicho, al margen- que, quién sabe si por pudor o por jugar con el misterio del relato, permanecen anónimas. Anotaciones que desengrasan y desatascan la lectura incorporando debates actuales, realizando semblanzas de los protagonistas divinos y humanos, o añadiendo información, citas e interpretaciones de tantos otros lectores que en el mundo han sido como Mary Beard, Josep Pla, Milan Kundera o La Fontaine.

Conviene señalar que esta es la versión de Samuel Butler -según parece, la preferida de Borges y la que consideraba más fiel a lo que habría sido el relato original del siglo VIII a. n. e.- traducida del inglés por Miguel Temprano García. De hecho, Butler defendía la teoría de que la Odisea había sido escrita por una mujer -e incluso apuntaba hacia una de sus protagonistas, Nausícaa, como su autora- por lo que no extrañará la reivindicación de carácter feminista que recorre la edición y que pone sobre la mesa cuestiones como el body shaming, la carga mental, la sororidad, los abusos sexuales, la compensación de la masculinidad frágil o la gestación subrogada: “Y ¿en qué me convertí cuando ganó terreno la versión oficial? En una leyenda edificante. En un palo que se usaba para pegar a las mujeres. ¿Por qué no podían ellas ser tan consideradas, tan dignas de confianza, tan sacrificadas como yo?”, pondrá Margaret Atwood en boca de Penélope.

Finalmente, cabe destacar el gran trabajo y el tratamiento gráfico de Calpurnio cuyas ilustraciones funcionan como una nota al pie que fluye en favor del ritmo, como un friso corrido que se desarrolla por la parte inferior del libro y se expande por los márgenes del texto como los pequeños dibujos de los copistas en los manuscritos medievales. Pequeñas escenas que consiguen dinamizar la lectura con una difícil sencillez y una gran economía de medios -recordando a las antiguas cráteras griegas con sus inscripciones incluidas-, y que, en ocasiones, agrega incluso cierta narratividad, por ejemplo, a través de la repetición de personajes recorriendo el espacio como si se tratara de historietas liberadas de sus viñetas. Figurines de palo marca de la casa y con un uso muy restringido del color que sólo aparece cuando tiene algo que aportar a la historia y su comprensión. Un consejo: no dejen de alucinar con sus visiones de Polifemo, Circe, los lestrigones… y su especialidad en escenas bélicas corales de toma pan y moja sangre.

Una colección que promete sorprender y salirse de los límites de la costumbre; una hermosa edición expansiva, actual, didáctica y de consumo sosegado con la que Blackie Books ha conseguido que, cuando emprendes el viaje de su lectura, pidas a los dioses que el camino sea largo. Y es que, como diría Kavafis, lo importante es el viaje y así son las buenas ítacas: llenas de aventuras; llenas de experiencias.

Ficha técnica 

Título: Odisea

Autor: Homero

Traducción: Miguel Temprano García

Ilustraciones: Calpurnio

Edita: Blackie Books

Año: 2020

Número de páginas: 480

Tamaño: 17 x 24 cm

Encuadernación: cartoné

ISBN: 978-84-18187-24-7

Precio: 24,90€

Noticias relacionadas

next