Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el vicepresidente dalmau quedará en una situación delicada si su candidata no gana

La batalla por el liderazgo en Podem se intensifica y pone en peligro la estabilidad del Botànic

7/06/2020 - 

VALÈNCIA. Podem atraviesa unos días clave para el futuro del partido en la Comunitat Valenciana. La formación que lidera Pablo Iglesias se enfrenta al proceso interno para elegir al próximo coordinador de esta fuerza política para los próximos tres años. Un cargo del que dependerá en gran medida qué tipo de estrategia se lleva a cabo en la Comunitat Valenciana y cuál es la relación de que debe mantenerse en el Consell del Botànic con PSPV-PSOE y Compromís como socios de gobierno.

Las dos favoritas para hacerse con el liderazgo son la portavoz del grupo parlamentaria de Podem, Naiara Davó; y la diputada Pilar Lima, si bien existen otras candidaturas destacadas como la que lidera el portavoz en el Ayuntamiento de Castellón, Fernando Navarro. 

La primera ha heredado buena parte de los apoyos del anterior líder de Podem, Antonio Estañ, y cuenta con el apoyo -manifestado públicamente- del vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau. En cuanto a la segunda, muchos le atribuyen el soporte de Pablo Iglesias -aunque no ha habido respaldo oficial- y ha sumado además las candidaturas de otras aspirantes como la ex secretaria de Organización Lidia Montero (Arrels de Podem) y Rosanna G. Miralles (Gent de Podem). Respecto al tercero, aglutina a ciertos sectores del 'errejonismo' y algunos dirigentes que en su día respaldaron a Estañ.

Al margen de la importancia que esta votación -que tendrá lugar del día 12 al 17-  tiene para la formación morada, el proceso también se mira con lupa desde el Gobierno valenciano. La exposición pública de Martínez Dalmau, quien esta misma semana apoyó en Twitter a la candidatura de Davó, ha suscitado malestar en el equipo de Lima, que considera que un alto cargo de este calibre debería haber guardado silencio respecto de la contienda orgánica. 

En esta línea, fuentes de este sector recordaban a Valencia Plaza que Pablo Iglesias se ha mantenido neutral en el proceso, si bien desde esta corriente se ha tratado de deslizar que existe una preferencia del líder de Podemos por Lima, una tesis que se ve respaldada con que la diputada y otros de sus colaboradores hayan sido incluidos en el Consejo Ciudadano Estatal que domina Iglesias.

Pero más allá de esta tensión interna, la preocupación en el Botànic -especialmente en el PSPV- se dirige a las consecuencias que puede traer una derrota de Davó en el proceso, más aún tras el apoyo explícito de Martínez Dalmau. Hasta ahora, el vicepresidente segundo del Consell ha mantenido una excelente relación con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, motivada por su buena sintonía personal y también por el acuerdo que en el Gobierno de España mantienen PSOE y Podemos. De hecho, esta relación ha molestado en cierta medida a Compromís, que considera a Martínez Dalmau excesivamente plegado a Puig, un pensamiento que comparte una parte importante de la militancia y de otras candidaturas a liderar Podem.

La síndica y aspirante a liderar de Podem, Naiara Davó. Foto: INMA CABALLER/CORTS

En este sentido, el PSPV teme que una victoria de Lima en el congreso de la formación morada pueda repercutir en la estabilidad del Botànic y en la relación mantenida en este primer año de mandato conjunto. Sobre esto, cabe recordar que la nueva dirección de Podem podría, si gana Lima y contara con una mayoría suficiente, ordenar la sustitución de Martínez Dalmau. Una posibilidad que desde el entorno de la candidata descartan, insistiendo en que si la diputada se convierte en la nueva líder de la formación morada no tiene intención alguna de relevar al actual vicepresidente aunque se tenga la capacidad para ello. Es más, tampoco apuntan a la sustitución de Davó como portavoz parlamentaria, aunque el partido también tendría capacidad para impulsar ese cambio.

Más allá de estas afirmaciones, las dudas sobre que no se produzca una 'vendetta' por parte del sector de Lima si gana el proceso, existen. Ahora bien, al margen de que no se produjera ningún ajuste de cuentas, en el Botànic y más en concreto en el PSPV, sí temen que pueda producirse un cambio en la relación con la formación morada fruto de ese hipotético cambio de liderazgo. Y es que, así lo reflexionan algunos veteranos de este partido, aunque no se amenace con relevar a un vicepresidente, la mera posibilidad de que pueda hacerse, siempre modifican o condicionan las relaciones internas.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en un mitin en València. Foto: EVA MÁÑEZ

Noticias relacionadas

next