X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la compañía compra otros 130.000 metros de suelo industrial por falta de espacio

Mercadona integrará la producción de pan en la ampliación de su bloque logístico de Parc Sagunt

14/06/2019 - 

VALÈNCIA. Mercadona ya posee más de 680.000 metros cuadrados de espacio en Parc Sagunt. La firma de supermercados de Juan Roig anunció este jueves la compra de otros 136.000 metros cuadrados de suelo en este parque industrial y logístico por 16,6 millones de euros que destinará a ampliar el bloque logístico que está construyendo sobre la parcela más grande del complejo, de más de 350.000 metros cuadrados.

Según explica la empresa a Valencia Plaza la adquisición se ha realizado porque el terreno sobre el que construirá su principal bloque logístico regulador se le había quedado corto. Para ello, ha tenido que quedarse todas las parcelas que aún estaban disponibles junto a otra bolsa de suelo de 200.000 metros que compró en 2017 para ubicar los servicios auxiliares de este megalmacen.

Los últimos solares adquiridos tienen la calificación de suelo industrial, mientras que la que albergará el núcleo central de bloque logístico es de tipo logístico. Preguntada por si tiene previsto integrar algún tipo de proceso industrial en esta ampliación del almacén, la compañía explicó que la previsión es contar con actividades productivas propias de otros bloques logísticos, que actualmente se limita a la producción de pan.

En este sentido, cabe recordar que Mercadona está buscando una ubicación para desarrollar la actividad que se desarrollaba en la nave de 30.000 metros cuadrados de Forvasa, su proveedor de pan, que quedó destruida por un incendio hace justo un año. El propio Juan Roig reconoció en su última presentación de resultados que Parc Sagunt era una de las ubicaciones barajadas para continuar con la actividad que hasta entonces se desarrollaba en Puzol.

Durante estos meses, el suministro de panes y pastelería a Mercadona lo han garantizado precisamente las panificadoras con las que cuentan la mayoría de sus bloques logísticos, como los de Abrera o País Vasco.

Foto: KIKE TABERNER

El último suelo comprado por Mercadona se reparte entre dos manzanas. En una de ellas, donde se ha quedado los 87.000 metros cuadrados que quedaban disponibles, tendrá como vecinos a Dacsa y a la empresa Harinera La Meta.

La empresa explicó que aún "no se ha tomado la decisión" sobre dónde reubicar las principales instalaciones de Forvasa y que este hecho es "independiente de que Parc Sagunt tenga o no líneas de producción de pan".

En conjunto, Mercadona invertirá alrededor de 400 millones de euros en el parque industrial y logístico entre lo destinado a compra de suelo y la construcción del equipamiento necesario. Las obras del bloque logístico ya están en marcha, mientras que las de los 200.000 que se quedó en 2017 para ubicar los servicios auxiliares –envases, recogida de material, etcétera– aún están a la espera de permisos.

La empresa explicó que, a día de hoy, tiene cubiertas sus necesidades de espacio en Parc Sagunt, por lo que no prevé más compras: "Estamos centrados en lo que tenemos". En cualquier caso, la superficie disponible para su comercialización tras esta última operación ya está por debajo del 15% de la superficie neta del parque, que es de 3 millones de metros cuadrados.

El impulso definitivo en la venta de las parcelas de Parc Sagunt cambió definitivamente cuando Mercadona compró a finales de 2016 la parcela más grande del complejo, codiciada también por tener conexión directa por tren con el puerto, por 31 millones de euros. Allí instalará un gran almacén que suministrará a toda la red logística de la compañía.

A esta operación siguieron otras adquisiciones que elevan la bolsa de suelo en manos de la empresa valenciana por encima del medio millón de metros cuadrados, a las que se suman las operaciones que han formalizado varios de sus proveedores, como Importaco o Acotral.

La adquisición de estas últimas parcelas por parte de Mercadona se produce cinco meses después de que Tempe, filial de calzado del grupo textil Inditex, se quedase una parcela de 280.000 metros cuadrados junto a la que Mercadona compró en 2016 para construir su mayor bloque logístico en España.

La empresa de supermercados se llegó a interesar por esos terrenos, propiedad del Puerto de Valencia, pero finalmente no presentó ninguna oferta en el concurso convocado por la Autoridad Portuaria para adjudicar el suelo. Semanas después, la compañía de Amancio Ortega se quedó los terrenos por 31 millones.

Según destaca la Generalitat en un comunicado, desde el año 2015, cuando solo se habían vendido ocho parcelas, la cantidad de solares adjudicados ya es de de cuarenta, con una inversión global de unos 450 millones de euros y cuya generación de empleo es de más de 700 empleos de nueva creación.

Noticias relacionadas

next