Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 9 de julio y se habla de cd castellon coronavirus caso erial azulejo ascer

bruselas presenta el plan “Próxima Generación Unión Europea”

Ursula von der Leyen: "Es algo urgente y excepcional para reequilibrar las balanzas de pago en la UE"

27/05/2020 - 

VALÈNCIA. En un gobierno marcado por los nombres románticos, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha presentado ante el Parlamento Europeo el plan “Próxima Generación Union Europea”, con 750.000 millones de euros del presupuesto de la Unión Europea (UE) que sumarán con el resto de instrumentos financieros un total de 2.4 billones de euros para hacer frente a la crisis del Covid-19.

La Comisión acaba de proponer un nuevo plan de recuperación llamado "Próxima Generación Unión Europea” con 750.000 millones de euros de recursos propios que se añadirían a un presupuesto de la Unión de 1,3 billones de euros. Además, se sumarían las nuevas propuestas del Marco Financiero Plurianual (MFF, en sus siglas en inglés), más los 540.000 euros aprobados por el Consejo. En total, sumarían 2,.4 billones de euros a disposición de los Estados miembros para hacer frente a la crisis económica y social, en palabras de la presidenta von der Leyen.

En su discurso frente al Parlamento, Ursula von der Leyen apeló a la solidaridad. “Ningún país en solitario puede afrontar una crisis como ésta. Necesitamos un equilibrio de la economía de un lado y de otro en cada país. Las divergencias se abren, sufren cuestiones difíciles de soberbia y de cómo repartir las cargas”, explicó recriminando a los cuatro países del norte que se niegan a mutualidad la deuda del covid-19. Se trata de Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Austria, los llamados “frugales”, que se oponen a subvencionar y apuestan por préstamos con reformas estructurales.

La presidenta explicó que este proyecto de “Próxima Generación UE” funcionará a través de un primer instrumento de recursos propios para conseguir créditos en los mercados financieros. “Es algo urgente y excepcional ante una crisis urgente y excepcional, para proteger el mercado único, el tejido social y reequilibrar las balanzas de pago en la UE”, explicó, al tiempo que reclamaba un nuevo pacto generacional para el futuro.

En este punto, apeló a “nuestro futuro digital, ecológico y social”. Este instrumento dirigirá su poder económico para programas de inversión económica y se encauzará con inversiones inscritas en el presupuesto europeo. La inversión se dirigirá a innovación y tecnologías de industrias limpias.

“La transición hacia una economía climáticamente neutral no debe relegar a nadie y debe financiar el fondo de transición justa”, explicó von der Leyen. En este sentido, recordó que la Unión aumentaría sus ingresos con recursos propios: un futuro sistema de impuesto de emisiones o impuestos compensatorios para productos no ecológicos procedentes de ultramar.

No obstante, su propuesta no estuvo exenta de críticas desde el hemiciclo. Algunos eurodiputados dudaron en que esta medida no cargue con nuevas deudas a los Estados o que condicione las políticas sociales a las políticas liberales que se han estado aplicando en la UE en los últimos 20 años.

Noticias relacionadas

next