copa del rey | real valladolid 2 - 4 levante ud

El Levante arrolla al Valladolid con suspense y se mete en cuartos de Copa

26/01/2021 - 

VALÈNCIA. El Levante ya es equipo de cuartos de final de la Copa del Rey después de superar al Valladolid (2-4) en un encuentro en el que los de Paco López arrancaron con una zozobra que pareció llegar directa del partido de Liga del viernes. Sin embargo, los de Orriols se levantaron de la mano de una genialidad de Bardhi en una falta en el balcón del área y consiguieron irse por delante antes del descanso con un error grosero de Vilarrasa. El segundo tiempo fue fulminante para los locales y muy productivo para un Levante que eso sí, en ningún momento logró amarrar el control del duelo.

El Valladolid fue, de hecho, el primero en golpear con fuerza después de algunos minutos de tanteo. Kike aprovechó una salida de posición de Vezo para filtrar un pase entre Postigo y un Toño que llegaba ya forzado a la cobertura sobre Toni Villa. El murciano llegó justo para superar el tapón de Cárdenas, puso a los suyos por delante a los 12 minutos de juego y obligó al Levante, como ya ocurriera en el duelo liguero, a reaccionar contracorriente. 

Y lo hizo. Los granotas se quisieron sacudir rápido el polvo. Primero Malsa mandó un disparo franco y libre de marca al palo, y en el rechace Roberto apagó el incendio con un paradón a tiro de Son. Pudo oler más sangre el sevillano en esa acción. Sin embargo, no iba a tardar en igualar Bardhi en un lanzamiento de falta. Cuando Pizarro Gómez pitó la falta a Sergio León centrada y al borde del área, el macedonio se relamió y comenzó a diseñar su disparo. La mandó rasa, por debajo de la barrera, para dejar al meta pucelano paralizado bajo los palos.

El choque se estabilizó para volver a dar la razón a los vallisoletanos, que monopolizaron el control hasta los compases finales del primer tiempo. La más clara fue de Waldo, que en carrera sacó un lático que a punto estuvo de sorprender a Cárdenas. Al Levante le costaba pasar de tres cuartos con peligro, pero encontró la fórmula por dentro... y por los errores del rival. Son protagonizó otra oportunidad que mandó al limbo, Roberto metió una nueva manopla a disparo de Rochina tras triangulación y Vilarrasa le hizo un regalo al Levante. El joven central se equivocó en la cesión atrás para su portero, demasiado corta, a la que llegó Malsa. El francés regateó al arquero y adelantó a los granotas cuando agonizaba el primer acto. No estaba cuajando un gran partido precisamente, pero estuvo atento al titubeo. Soplo de aire fresco y otra reacción.

La segunda parte arrancó con acelerón de los de Paco López. Rochina tuvo una ocasión a los segundos de la reanudación, pero el saguntino decidió buscar puerta desde una posición demasiado escorada antes que dejar para Malsa, que llegaba absolutamente solo. El Levante salió enchufado de vestuarios hasta el punto de que, a los cinco minutos de la vuelta al ruedo, ya había tenido tres muy claras: otra de Son en la que Roberto volvió a lucirse a tiro cruzado, y un cabezazo de Coke en ese mismo córner que el meta madrileño repelió con la punta de la bota.

El hoy capitán no iba a fallar a la siguiente. Rochina puso con música una falta lateral que remató Postigo para otra gran estirada de Roberto. En el rechace, Coke se puso el smokin y recortó con clase para, esta vez sí, mandarla a guardar e introducir un tubo de aire en pulmones granotas... por unos minutos. Porque prácticamente en la siguiente acción, Weissmann cabeceó un centro medido de Orellana que se comió Vezo. Poco pudo hacer Cárdenas para evitar que el Valladolid volviera a meterse en el partido justo después de que Sergio González moviera el banquillo para introducir en el verde a tres de sus hombres habituales.

El partido, como ya sucediera en el final del encuentro del viernes en el Ciutat, se estaba volviendo loco. Esta vez demasiado pronto. El deber era controlarlo. Y lejos de hacerlo, lo que se encontró el Levante fue un penalti muy justito de Alcaraz sobre Postigo que, tras tres confirmaciones de VAR y tres paradas de Pizarro Gómez, finalmente convirtió Morales, que acababa de saltar al campo. Con ese botín, Paco López movió el avispero y terminó la eliminatoria con tres centrales y carrileros largos. 

Aún así, el Valladolid siguió buscando meter el miedo en el cuerpo de los levantinistas. Lo pudo hacer Guardiola en otro balón colgado mal defendido por la defensa ya de tres zagueros, y después Weissman en un centro lateral. Arriesgó el Leevante fruto de la tranquilidad en el descuento y la verticalidad siempre adherida al carácter granota continuó llevando a los visitantes a la búsqueda de la portería contraria. Al final, y sin tiempo para enfriar un partido de golpes, el Levante se metió en cuartos de la Copa del Rey siete cursos después.

Ficha técnica:

Valladolid: Roberto; Hervías, Luis Pérez, Joaquín (Alcaraz, m. 45), Vilarrasa; Roque Mesa, Kike Pérez (Rey, m. 80), Toni Villa (Sergi Guardiola, m. 62), Waldo (Orellana, m. 62); Zalazar, Benito (Weissman, m. 62)

Levante: Cárdenas; Coke (Clerc, m. 80), Postigo, Vezo, Toño (Duarte, m. 80); Malsa, Rochina (Morales, m. 67), Son, Bardhi (Radoja, m. 55), Melero; Sergio León (Dani Gómez, m. 67)

Goles: Toni Villa (1-0, m. 12); Bardhi (1-1, m. 22); Malsa (1-2, m. 44); Coke (1-3, m. 58); Weissman (2-3, m. 64); Morales (2-4, (p) m. 79)

Tarjetas: Orellana (m. 73), por el Real Valladolid

Noticias relacionadas

next