Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Almassora extiende el carril bici por Boqueras para completar el anillo urbano

20/12/2018 - 

CASTELLÓN. El Ayuntamiento de Almassora ha iniciado las obras en el carril bici de Boqueras para conectar el anillo de 2,3 kilómetros que supondrá la unión de la entrada desde Castellón y Burriana hasta el bulevar San Jaime. La actuación prevista por el departamento de Urbanismo en este kilómetro de vial tiene un presupuesto de 46.706 euros, IVA incluido, y finalizará en enero, según han informado fuentes municipales a través de un comunicado.

Tal como informa esta parte, el consistorio aprovechará la intervención en el tramo central  para ejecutar obras de accesibilidad en rebajes de aceras, uno de los objetivos materializados en el otro tramo del carril, en los accesos a la localidad, además de en la reforma de San Jaime. “Cumplimos la doble misión de abrir un nuevo espacio para ciclistas y acabar con bordillos que dificultan el paso de personas con movilidad reducida o carros de bebé”, según la concejala de Urbanismo, Carmina Martinavarro.

La edil ha visitado las obras junto a su homólogo de Deportes, Xavier Trenco, para conocer el avance de unos trabajos que finalizarán a finales de enero. Según han indicado, el tramo central del carril se ejecuta de dos formas diferentes: entre las calles Constitución y San Rafael, dado que la anchura de la vía lo permite, en vía segregada como la existente en el resto del trazado. El carril, de 550 metros, va sobre la acera.

Por su parte y tal como se detalla en la nota remitida por el Ayuntamiento, entre San Rafael y San Jaime, la vía se convierte en ciclocalle con preferencia para ciclistas en los 450 metros de extensión dado que las dimensiones de la calle impiden reservar carril propio para bicicletas. De igual forma, la calle Almirante Churruca también funcionará a partir de ahora como ciclocalle para asumir el tráfico en sentido opuesto con prioridad también para usuarios de la bicicleta.

La empresa de señalización aprovechará los trabajos de creación del carril bici para delimitar los espacios de aparcamiento en este barrio. La mejora de la vía coincide a escasos metros de distancia con la actuación en marcha para los rebajes de aceras en la calle Santa Quitèria, antigua l'Alcora, según lo estipulado en los presupuestos participativos de 2018. De esta forma, el barrio Pío XII y sus accesos quedarán renovados.

En el caso de la reforma de la calle Santa Quitèria, la actuación está valorada en cerca de 40.000 euros y afecta al tramo situado entre los cruces de Valencia y Batalla de Lepanto. Fue una de las más votadas por el vecindario en la fase de votación en los presupuestos participativos y continuará hasta principios de 2019.


Noticias relacionadas

next