Hoy es 25 de abril y se habla de

La industria augura el inicio del despegue y de la recuperación de la confianza del comprador

El azulejo despeja la incertidumbre y mira con optimismo hacia el final de 2024

1/03/2024 - 

CASTELLÓ. La feria internacional de la cerámica cierra este viernes sus puertas dejando en el sector una sensación de esperanza de cara a este año y arranque del próximo. Cevisama es la cita en la que la industria azulejera española toma el pulso a los mercados y puede empezar a tener consciencia de la evolución del sector y a despejar el futuro. Tras cuatro jornadas de feria, las empresas son optimistas y hablan de 2024 como el posible año del "despegue", la "remontada" y de la "recuperación de la confianza". 

Las firmas que han acudido a la cita han visto saldadas sus expectativas iniciales e incluso hablan de cierta mejora. Una sensación que les lleva a augurar, aunque con cautela, el inicio de la recuperación con respecto a los datos del pasado año y, sobre todo, a mirar hacia el final de año y principios de 2025. También se muestran optimistas aquellas firmas que celebran sus respectivas muestras en sus propias instalaciones. Este es el caso del Grupo Pamesa y su 'Cerámica Experience'. "Terminamos esta III edición de Cerámica Experience con muy buenas sensaciones, notamos que ha habido una gran acogida de los nuevos productos y nos mantenemos con un optimismo para los próximos meses", destaca Jose Manuel Llaneza, director general de Pamesa Grupo Empresarial.

 Foto: ANTONIO PRADAS

También se muestran satisfechos desde APE Grupo por la alta afluencia a su evento 'The Perfect Mix Experience', así como Argenta Cerámica y la celebración de la tercera edición de 'The Essential Tile Meeting'. "El certamen cerámico organizado por Argenta, que se celebra en Vila-real, ha sido un rotundo éxito como escaparate de tendencias, diseño, tecnología e innovación en el mundo de la cerámica", han indicado. La firma ha destacado que esta feria ha contado "con participantes procedentes de muchos países" y que "ha demostrado su relevancia en el sector cerámico".

"Plantar la semilla para 2025"

Ya en Cevisama, desde Roca Tiles se muestran satisfechos con la feria internacional y auguran que 2024 "puede que sea el año del despegue". "Si los factores no cambian, 2024 será el año donde podemos sembrar cosas interesantes para 2025", indican.

Foto: ANTONIO PRADAS 

En este sentido, explican que las sensaciones percibidas es que este año "va a ser bastante plano, no peor que 2023, pero sí se espera una recuperación tras mayo o julio". Asimismo, aunque no auguran ningún crecimiento importante en ningún mercado sí apuntan a una mejoría con la tendencia actual. "Si siguen bajando los tipos de interés, hay una parte de la construcción que se reactiva y en este 2024 podemos plantar una semilla para el futuro", afirman. 

Desde Roca Tiles apuntan a un año en el que la estabilidad en algunos factores puede hacer que se recupere la confianza de los compradores. "Si los factores no cambian, este año será un año donde podemos sembrar cosas interesantes para 2025, eso con las 'cartas' actuales", reiteran en referencia a la estabilidad en factores como la inflación y los costes energéticos.

Crecimiento acelerado a finales de año

Por su parte, desde Keraben hablan ya de la posibilidad de la remontada. "Hay posibilidad de que empiece la remontada, creemos que el decrecimiento se va a parar y vamos a iniciar un proceso de crecimiento, aunque muy lento", indica el CEO de la firma, José Luis Llacuna. Un lento crecimiento que, augura, "va a ser acelerado a final de año y principios de 2025". 

Foto: ANTONIO PRADAS

Llacuna explica que ahora "hay más serenidad en el mercado, menos volatilidad en los precios, las energías se han estabilizado y la materia prima también". "Los clientes tienen mejores perspectivas y esto nos da esperanza de crecimiento, aunque no va a ser inmediato", recalca. 

Sin embargo, desde Keraben también hablan de que, por parte de las empresas, "hay que hacer los deberes". "Si mejoramos el servicio y la calidad, a través de la innovación, al final esto redunda en un cliente satisfecho (...) En 2024 tenemos que dejar de llorar", sostiene. Según Llacuna, "las perspectivas no son de ultracrecimiento, pero sí de recuperación, vamos a recuperarnos poco a poco y a recuperar la confianza del cliente".

Noticias relacionadas

next