Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Blanch pretende unir a los alcaldes para coordinar con las instituciones la reconstrucción municipal

26/04/2020 - 

CASTELLÓ. El secretario general del PSPV-PSOE de la provincia de Castelló, Ernest Blanch, afirma que la crisis del coronavirus ha evidenciado que “las mejores recetas para combatirla son las que apuestan por la sanidad pública y por nuestros alcaldes y alcaldesas, como primera línea de fuego con la ciudadanía”.  Por este motivo, Blanch está manteniendo varias reuniones telemáticas con los alcaldes y alcaldesas socialistas de la provincia de Castelló “para impulsar una gran alianza municipalista para hacer frente común, y fomentar la coordinación ante el resto de las administraciones para mejorar, todavía más, los trabajos de prevención y reconstrucción”. “El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ya anunció ayer que la desescalada será gradual, asimétrica y coordinada, por lo que los alcaldes y las alcaldesas tendrán un papel fundamental en esta tarea, para la que deberán contar con el máximo de recursos posibles”, añade.

Para Blanch, “los alcaldes y alcaldesas ya están liderando el proceso. Lo están haciendo día a día, pero necesitan de medidas extraordinarias para contar con los suficientes recursos para superar la crisis. Estas medidas pasan, entre otras cosas, por flexibilizar la regla del gasto, la reforma de la contratación publica para agilizar los trámites, y otras modificaciones administrativas de mayor calado como la derogación o reforma de la ley de racionalización, la ley de contratos públicos,  la de estabilidad presupuestaria y las medidas de sostenibilidad, entre otras”, apunta.

El máximo responsable del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón ha señalado que los socialistas “estamos tomando la delantera en todas las instituciones en la adopción de medidas, en la ejecución de soluciones y en la planificación del futuro más inmediato, mientras otros solo se preocupan de los símbolos, que no nos dan de comer”. Por ello, “vamos a apostar muy fuerte para dotar de mayores medios a las políticas públicas y en el centro de ellas, junto a la sanidad y el estado del Bienestar, están los ayuntamientos, que hoy se conjuran y lideran para lograr estar en el centro de las políticas públicas, donde los ponen y demandan los ciudadanos”.

Para Blanch, “el mundo ha cambiado, nada será igual después del Covid-19, y tenemos que estar preparados. Para ganar esa batalla, -continúa- vamos a trabajar desde todos los ámbitos: en Madrid, con el Gobierno; nuestros diputados y senadores; en la Comunitat Valenciana, nuestros cargos institucionales y diputados autonómicos; a nivel provincial con la diputación y, en el ámbito local, nuestros alcaldes, empujando como los grandes impulsores de todo aquello que pasa por sus municipios”.

Uso de los remanentes

Por este motivo, en una primera fase, la principal demanda de los socialistas castellonenses consiste en reclamar el uso de los remanentes para poder destinarlos a medidas con las que sacar adelante los municipios, una vez superada la pandemia, y que supondrá la movilización de 100 millones de euros. El medio centenar de munícipes socialistas participantes en estas reuniones de coordinación también han manifestado la necesidad imperiosa de colocar el municipalismo en el centro de la lucha contra el Covid-19, y la recuperación de la autonomía municipal, cercenada durante los años de gobierno del PP.

En este sentido, la unanimidad y la unidad de acción de los alcaldes y alcaldesas socialistas de la provincia está siendo clara para garantizar que las administraciones locales dispongan de toda la liquidez posible para afrontar las medidas que se precisen ante la emergencia sanitaria del Covid-19, y acelerar la posterior recuperación. Además del uso de remanentes, también apuestan por otros planteamientos económicos que afectan a los municipios, como la restricción de la regla del gasto, la suspensión de los planes económicos financieros, la contratación pública o el pago a proveedores, que deben de ser objeto de revisión.

“No podemos olvidar que los ayuntamientos son la primera línea de fuego, como Administración más próxima a la ciudadanía, y todas y todos tenemos que hacer un esfuerzo para ser más útiles que nunca a nuestros vecinos y vecinas. Ahora más que nunca, la ciudadanía ve en su alcalde o alcaldesa la figura de referencia ante cualquier problema, duda o necesidad que surja, y tenemos que trabajar para que todas las necesidades sean atendidas, y el partido socialista trabajará para que así sea. Un claro ejemplo es que, tanto el presidente de la Diputación, José Martí, como el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ya han manifestado su apoyo a este tipo de medidas”, ha añadido.

El secretario provincial también ha valorado que la alcaldesa de Castelló y vocal de la junta de gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Amparo Marco, haya recogido y trasladado las preocupaciones de los alcaldes y alcaldesas castellonenses, así como el trabajo que está llevando a cabo la miembro de la ejecutiva provincial y alcaldesa de Altura, Rocío Ibáñez, en las sucesivas reunidas mantenidas como miembro de la Junta de Gobierno de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP).

Mociones municipales

Blanch ha recordado que el partido presentará mociones en los ayuntamientos de la provincia para solicitar al Gobierno central “que se permita que los remanentes de tesorería obtenidos por las entidades locales se utilicen para afrontar las medidas que la situación actual requiere disponiendo, tanto del superávit de 2019, como del remanente acumulado de años anteriores”. Asimismo, el secretario provincial ha hecho referencia a la necesidad de que se preste una “especial consideración” a los ayuntamientos que arrastran endeudamiento, “arbitrando fórmulas que les permita hacer frente a la salida de la crisis, para que su situación no suponga un perjuicio en los servicios a prestar a la ciudadanía”.

Los alcaldes y alcaldesas del PSPV-PSOE de la provincia también han mostrado su unidad en defender una moratoria de dos años en la aplicación de los Planes Económico-Financieros (PEF) a aquellos ayuntamientos o diputaciones que estén obligados a aprobarlos, para que también puedan disponer de sus remanentes de tesorería y superávit, sin que estos PEF supongan un obstáculo que les impida poner estos recursos a disposición de la ciudadanía en estos momentos.

Noticias relacionadas

next