X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL AYUNTAMIENTO Acatará LA SENTENCIA DEL TSJCV eN EL PLENO DEL 26 DE SEPTIEMBRe

Castelló trabaja contra reloj en una solución para evitar la prohibición total del alcohol en las Tascas

16/09/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló trabaja contra reloj en una solución para sortear la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) y evitar la prohibición total del consumo de alcohol en las Tascas.

La moratoria de dos meses para ejecutar el fallo expira el 26 de septiembre, de acuerdo a la diligencia del 26 de junio (agosto se considera un mes inhábil), de manera que en el pleno de ese mismo día se atacará la resolución. Y ello obligará a modificar casualmente el artículo 26 de la ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana, que hasta ahora proporcionaba amparo a la plaza Tetuán y a las calles Isaac Peral y Barracas para beber en el exterior de los locales hasta las 22.30 horas.

En concreto, el apartado en cuestión recoge de manera textual que "queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo en aquellos espacios tradicionales o emblemáticos de la ciudad que se delimiten expresamente, como la zona tradicional de las Tascas y cuenten con la debida autorización municipal y aquellos espacios que se destinen a terrazas de locales, veladores, carpas y similares, que funcionen legalmente y que deberán disponer de la correspondiente autorización municipal".

Precisamente el término 'velador' es el vocablo al que se aferran los servicios jurídicos del Ayuntamiento para, en la modificación de la ordenanza, mantener la protección de las Tascas. El concepto se refiere "a mesas de un solo pie", las que se utilizan en las calles Isaac Peral y Barracas para que los clientes puedan depositar sus tercios, quintos o copas de vino.

Esa vía de escape puede convertirse en la argucia legal que permita regatear el cumplimiento de la sentencia nº 550-2018, firme al rechazar el Tribunal Supremo (providencia del 14 de marzo del 2019), la inadmisión a trámite del recurso de casación interpuesto por el consistorio. 

Sin tiempo para alternativas

Otra posibilidad estriba en declarar la zona como gastronómica tradicional, a través de la ley autonómica de salud pública. Sin embargo, el ayuntamiento no dispone de tiempo suficiente, por lo que el único recurso a corto plazo apremia a acogerse a la figura legal de 'velador'.   

La ejecución y aprobación en el pleno del día 26 del fallo pondrá fin a un contencioso legal que se inició en 2008 con la denuncia presentada por Castelló Sense Soroll. Desde el primer momento el tira y afloja entre la asociación y el consistorio pasó de un juzgado a otro, ya que cada veredicto acarreó una réplica en forma de alegación de la parte perjudicada, hasta llegar a la fecha del 12 de junio del 2018, en la que el TSJCV anulaba definitivamente el artículo 26 de la ordenanza municipal.

Durante el amplio recorrido judicial, de más de una década, algunos establecimientos se quedaron por el camino, como El Mejillón o la Cueva, obligados a bajar la persiana por la reducción de clientela a consecuencia de las limitaciones horarias. La gota que colmó el vaso para los hosteleros fue la declaración de las Tascas como Zona Acústicamente Saturada (ZAS) en 2010. El ayuntamiento tuvo que aumentar las restricciones sobre el consumo de alcohol, que ahora podría estar completamente prohibido si se consideran la plaza Tetuán y las calles Isaac Peral y Barracas como vías públicas normales.


Noticias relacionadas

next