Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 30 de octubre y se habla de estado de alarma CONFINAMIENTO #CORONAVIRUS coronavirus covid-19

el fadrell valora varias opciones para la ubicación de la oficina de revitalización económica

Castelló prepara un 'encaje de bolillos': rebaja fiscal sin descomponer su tesorería para evitar el colapso

16/04/2020 - 

CASTELLÓ. La coalición de izquierdas en el Ayuntamiento de Castelló se enfrenta a su mayor desafío desde 2015, cuando puso fin a 24 años de gobierno del PP. La crisis económica derivada del coronavirus convierte el presupuesto de 2020 en el más determinante de las últimas legislaturas. Su rediseño, a cargo del área de Hacienda, obliga a hacer un encaje de bolillos sin precedentes para evitar que las rebajas tributarias descompongan la tesorería municipal y, como consecuencia, se produzca un colapso financiero.

El equilibrio contable aún resulta más complejo si se parte de una consideración previa, más allá de las nuevas y urgentes necesidades sociales por el Covid-19. Las cuentas para este año ya habían sufrido un reajuste por la merma recaudatoria acerca del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), cuya revisión catastral implicaba dejar de ingresar alrededor de dos millones de euros. A esa cantidad se sumaban otros 600.000 euros, que también desaparecían de las previsiones como consecuencia de la liberalización de la AP-7.

Con la activación de un Plan Especial de Respuesta Económica y Fiscal, o lo que la alcaldesa, Amparo Marco, denomina "presupuesto Covid", los remanentes de 2019 (11,5 millones de euros) y las inversiones directas (18,5 millones) son insuficientes. El retoque presupuestario debe darse por igual en la práctica totalidad de partidas y concejalías para ampliar el catálogo de bonificaciones, impeler medidas fiscales y activar distintas líneas de subvenciones.

"Empresarios y sindicatos coinciden en que el Ayuntamiento debe ser el motor para salir de la crisis. Sin embargo, si bajamos todos los ingresos, el consistorio no tendrá suficiente fuerza para ejercer ese liderazgo", advierte la primera munícipe.

"Tenemos que combinar ambas cuestiones. La reducción de ingresos vía tributos para las empresas pequeñas, autónomos y comercios con el pago de nóminas y la generación de actividad", prosigue Marco.

Microobras de 40.000 euros

En ese sentido, la alcaldesa anunció un Plan de Inversiones de Reactivación Económica (Pirecas) el pasado 3 de abril. Se trata de microobras, en su mayoría con un coste de ejecución inferior a los 40.000 euros, con el propósito de alcanzar el mayor número posible de contratistas.

Para agilizar esas actuaciones, el Acord de Fadrell pretende crear un departamento específico, en el que las pymes y autónomos puedan formalizar con mayor diligencia los distintos trámites. Además, se prevé un gabinete de asesoramiento para informar a los afectados por el Covid-19 de las ayudas municipales. "Hay que anticiparse y en el momento que el Ayuntamiento abra las puertas esa oficina debe estar funcionando al 100%. Todavía no tenemos clara la ubicación", precisa la alcaldesa.

next