Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

"Borrull hay que hablarlo con generalitat para tomar una decisión conjunta", avisa la alcaldesa

El Acord de Fadrell 'congelará' sus grandes proyectos este año para atender las urgencias por el Covid-19

16/04/2020 - 

CASTELLÓ. El Acord de Fadrell congelará sus grandes proyectos este año para atender las urgencias del Covid-19. Bajo esa premisa, los 15 concejales del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castelló llevan semanas reorganizando sus áreas. No solo para priorizar las partidas sociales, sino también con vistas a garantizar su consignación económica. 

El presupuesto de 2020, valorado en 187 millones de euros, contempla obras como la rehabilitación del edificio de Borrull (1,2 millones de euros), el Plan Edificant (2,9 millones en los CEIP Vicent Marçà, Herrero y Elcano), la urbanización de unidades de ejecución (501.000 euros) o la prolongación de la calle Carcaixent (367.000 euros). 

Muchas de las actuaciones se guardarán en el cajón. "Nuestra única prioridad es salir de la crisis", sostiene la alcaldesa, Amparo Marco. En consecuencia, admite que habrá que renunciar a aquellas inversiones que, "ante la actual situación, no podremos realizar o será mejor no realizarlas para destinar ese dinero a la cobertura social, a que nadie se quede atrás y a que la economía vuelva a funcionar", precisa.

Medida consensuada

Entre esos proyectos destaca la citada renovación del edificio de Borrull, pendiente desde 2015 y con un presupuesto total de 16,8 millones de euros. Su más que probable aplazamiento deberá ser consensuado entre las distintas administraciones. "Hay que hablarlo con la Generalitat [propietaria del inmueble]. Tenemos que tomar la decisión conjuntamente", asegura la primera munícipe.

El cambio de planes acerca de las inversiones, cuya cuantía asciende a 30 millones de euros, no afectará a las actuaciones singulares cofinanciadas con fondos Feder. Es el caso de la reforma integral del Caminàs, cifrada en 4,2 millones de euros, y que el Ayuntamiento de Castelló había conseguido desbloquear justo antes de precipitarse la crisis por el coronavirus. Lo había hecho tras autorizar el pago de los 17.453 euros de las tasas por la ocupación de la vía pecuaria en la Junta de Gobierno Local del 29 de febrero.

Foto: Carlos Pascual

Según la normativa europea, estas intervenciones "se hallan sometidas a plazos muy estrictos, siendo necesario acreditar el comienzo de la tramitación del procedimiento de contratación en el periodo máximo de 6 meses desde la notificación de la resolución de la concesión de la ayuda".

Dicho de otra manera, su ejecución está garantizada desde que se recibe el visto bueno del Ministerio, ya que el incumplimiento administrativo conlleva la pérdida de la subvención. Por este motivo, cuando el Ayuntamiento se topó con el contratiempo sobre las tasas a finales de 2019, redistribuyó los 4,2 millones de euros entre el Camí La Plana y la ampliación de la red de carriles bici, ambos cofinanciados con inversiones financieramente sostenibles.

De acuerdo con el presupuesto de 2020, la mejora del Caminàs no es el única infraestructura que el Fadrell pretende acometer con fondos Feder, ya que el epígrafe recoge una suma que se eleva hasta los 5,4 millones de euros.

Noticias relacionadas

next