Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 29 de octubre y se habla de

Colorker solo aguarda el aval de Iberdrola para transformar el Hotel Simba en su sede central

20/03/2019 - 

CASTELLÓN. La compañía azulejera Colorker tan solo aguarda a que Iberdrola le autorice el suministro eléctrico para transformar el antiguo Hotel Simba en su sede central, que albergará las oficinas y el showroom, que ahora están en l’Alcora. Fuentes de la empresa cerámica han asegurado a Castellón Plaza que el Ayuntamiento de Xilxes ya ha aprobado el cambio de uso del antiguo hotel.

Mientras tanto, el consistorio que preside José Martínez da nuevos pasos en la tramitación de la modificación puntual número 3 del plan parcial del sector terciario Finca dels Tres Termes, que sustenta el cambio de uso del hotel emplazado en la antigua N-340. La empresa adjudicataria de la urbanización del sector desde el año 1997 cedió el testigo a Colorker a mediados de 2017, cuando la firma cerámica compró el hotel. 

Colorker heredó así la condición de agente urbanizador y ahora está detrás del nuevo plan parcial para culminar las obras de urbanización de la zona. En el nuevo plan parcial, Colorker tramita un programa de actuación integrada, un estudio de integración paisajística, un proyecto de reurbanización y el proyecto de reparcelación.

Según fuentes de la compañía cerámica, ahora ubicada en Xilxes, la unificación de sus instalaciones en el antiguo hotel permitirá mejorar la productividad, acercar el personal a la planta y mejorar sus procesos internos. Asimismo, el nuevo showroom posibilitará que se muestren los productos en un espacio renovado y cercano a la fábrica.

Industria 4.0 en Xilxes

Colorker se convirtió el año 2017 en la primera empresa española del sector azulejero en implantar el sistema industrial 4.0 con el objetivo de mejorar el control y la supervisión de toda la planta de producción. El nuevo sistema permite disponer de información puntual sobre todo el proceso productivo y, de esa forma, detectar cualquier error o deficiencia.

La planta de Xilxes dispone de sensores de humedad destinados al control automático de la prensa, además de un dispositivo no destructivo de medida de la densidad aparente de las baldosas cerámicas. También se han instalado sistemas de recuperación de calor procedentes de los hornos para reducir el consumo energético en las etapas de secado y cocción del producto.

Noticias relacionadas

next