Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

los técnicos consideran insuficiente la información aportada sobre el techo inteligente

El Ayuntamiento pide a los empresarios de tascas ampliar la documentación para valorar su solución

13/12/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló pide a los empresarios de las tascas ampliar la documentación aportada para valorar la viabilidad del techo inteligente como solución frente a la contaminación acústica y, en consecuencia, plantear la eliminación de la ZAS a medio plazo. Los técnicos municipales consideran que la información presentada resulta insuficiente e impide determinar si la medida garantiza la rebaja de los niveles de decibelios como aseguran los hosteleros.

Según el portavoz municipal, Rafa Simó, tanto el área de ingeniería como el departamento de urbanismo están analizando el proyecto de los tasqueros, cuya complejidad requiere de ciertas aclaraciones. Solo con esos anexos adicionales será posible considerar la eficacia del sistema, del que los empresarios tienen depositadas grandes esperanzas.

La aportación de mayor documentación retrasará un poco más la decisión final de los técnicos. Tampoco está claro que los servicios jurídicos cumplan los plazos respecto a las mediciones solicitadas por los hosteleros de las tascas. "Su petición tiene implicaciones, que hay que analizar bien. Sí que puedo insistir en que se hicieron controles en 2017", sostiene Simó.

Nuevas mediciones

El otro frente abierto sobre las tascas, esto es, la licitación de nuevas evaluaciones está en su fase final después de haber concluido el periodo hábil para presentar ofertas. Teniendo en cuenta que la adjudicación deberá pasar por la Junta de Gobierno Local, parece improbable que las estaciones comiencen a funcionar antes de febrero de 2020.

Los cinco aparatos se colocarán en los principales focos de contaminación acústica para realizar las mediciones en continuo. Serán los mismos que se escogieron en 2013, cuando el ayuntamiento impulsó una monitorización hasta 2015. Los emplazamientos se localizarán en la plaza Santa Clara y calles Mayor, Isaac Peral, Barracas y Vera.

Noticias relacionadas

next