Hoy es 6 de octubre y se habla de

El azulejo alerta de paros por el conflicto ruso-ucraniano: el gas se dispara un 50% en solo un día

25/02/2022 - 

CASTELLÓ. "Tendremos que volver a plantearnos parar la producción". Este es el temor que atenaza al sector azulejero hoy tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, reconoce el presidente de la patronal Ascer, Vicente Nomdedeu. No en vano, solo en las primeras horas que siguieron a la agresión militar de este jueves el precio del gas se disparó un 30%, según el indicador TTF. 

Con honda preocupación, los dirigentes cerámicos presentes en la inauguración de la nueva sede de CEV Castellón seguían la evolución del indicador. Junto a Nomdedeu, el secretario general de Ascer, Alberto Echevarria; y sus homólogos de Anffecc, Joaquín Font de Mora y Manuel Breva, consultaban las cotizaciones en el exterior del edificio moruno del Grau. Y sus temores se veían confirmados al final del día: al cierre de la jornada, el TTF había aumentado casi un 52% su precio hasta los 132 euros el megavatio; y en el mercado ibérico el incremento fue del 29% hasta los 113 MW. 


En este sentido, Font de Mora pone de relieve que, aunque "el 70%" del gas que consume España proviene de Argelia o llega a través de "buques metaneros", su precio también crece. "¿Por qué nos influye tanto el gas que viene de Rusia?" se lamenta el presidente de los esmalteros. No en vano, a ellos también les afecta. Aunque las factorías de fritas no se plantean los paros -"es más complicado" por el elevado coste de encender los hornos, recuerda-, los costes también les lastran y les reducen además la facturación.

Tres subidas de precios

Para responder a todo ello, los fabricantes de fritas y esmaltes han llevado a cabo "en los últimos seis meses tres subidas de precios... y tendremos que hacer una cuarta", vaticina Font de Mora. Y es que esta es "la única salida" ante la escalada de costes del gas y de las materias primas, argumenta el máximo dirigente de Anffecc. 

En esta situación, y ante la "incertidumbre" que se le vuelve a abrir al sector azulejero tras la caída de precios de los casi dos últimos meses -"no sabemos qué hay en la cabeza de Putin", destaca Nomdedeu-, lo que definirá si la parada productiva que se avecina es peor o no que la de finales de año pasado será "el tiempo" que dure la escalada ofensiva, argumenta el presidente de Ascer. En el caso de que se prolongue "veo una clara parada de producción a corto plazo, con el riesgo de otros productos sustitutivos nos coman mercados". 

La arcilla, garantizada a corto plazo

De todas formas, el conflicto bélico no ha cogido por sorpresa a los empresarios azulejeros. Tanto es así que, como reflejan las cifras de actividad de PortCastelló, en los últimos meses se han dedicado a acaparar arcilla, que importan masivamente de Ucrania, de donde proviene el 80% de la blanca. Gracias a ello, cuentan con "un respiro", ya que el stock acumulado en el puerto y en almacenes de materia prima es suficiente para seguir produciendo durante "seis meses", apunta Nomdedeu. 

Otro aspecto a tener en cuenta es la importancia de los mercados. En este sentido, Rusia es el 12º en cuanto a exportaciones del azulejo, mientras Ucrania se sitúa "entre los 40 primeros", señala el presidente de la patronal. 

next