Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El brote de covid-19 de Castelló se reparte en dos barrios y dispara las solicitudes de PCR en Gran Vía

1/07/2020 - 

CASTELLÓ. El brote de coronavirus que afecta a 16 personas de Castelló se reparte entre dos barrios de la ciudad, donde están confinados estos casos positivos. En concreto, la mayor parte de los contagiados están pasando la cuarentena en el barrio de San Agustín, donde residen los familiares directos de la familia llegada de Lleida, que Salud Pública considera el origen del brote. 

Los cuatro miembros de esta familia están así recluidos en el domicilio de sus parientes más directos, mientras otra rama de la misma familia se encuentra confinada en su casa del barrio de San Lorenzo. 

Todos se reunieron, según ha podido saber este diario, el día de San Juan para celebrar una comida familiar y tres días después se confirmó el primer caso entre ellos. Así, en este ágape participaron las 16 personas que hasta el momento han dado positivo, ya que este martes la Conselleria de Sanidad no ha confirmado ningún nuevo contagio tras informar el lunes del brote. 

La fiesta nocturna, sin la familia de Lleida

De esta manera, hasta el momento todos los test PCR realizados al entorno de los contagiados han dado negativo, lo que induce al optimismo a los responsables de Salud Pública, encargados del seguimiento y la trazabilidad epidemiológica. Otro aspecto que les hace pensar así es que en la fiesta nocturna que se celebró en la noche del 24 en San Lorenzo no participó el núcleo familiar de Lleida y posiblemente los familiares castellonenses que ya habían contraído la enfermedad no tenían suficiente carga vírica como para contagiar a otras personas. Pero esto solo se sabrá con exactitud a medida que avancen los días, así como también una posible incidencia en San Agustín. 

En lo que sí ha tenido repercusión ya el brote es en la solicitud de test PCR por parte de los vecinos de San Lorenzo, que se han desplazado de forma masiva al centro de Gran Vía, donde por demarcación les corresponde realizarse las pruebas, para solicitarlas. Ante esto, los responsables les han comunicado que serán sometidos a ellas conforme se vaya conociendo que han estado en contacto con un positivo y que serán las propias autoridades sanitarias las que se lo comunicarán y citarán para las pruebas. 

El ayuntamiento reparte mascarillas y cierra el bar

En esta situación, el Ayuntamiento de Castelló, que se ha puesto a disposición de la Conselleria de Sanidad para realizar las acciones que esta considere necesarias, tal y como ha transmitido la alcaldesa Amparo Marco, ha llevado a cabo diversas acciones. Entre ellas, ha repartido mascarillas en el barrio de San Lorenzo, además de informar de la necesidad de seguir los protocolos de prevención e higiene a través de los centros de recursos sociales, apunta el concejal de Bienestar Social, José Luis López

Otra de las medidas adoptadas ha sido el cierre provisional del bar del centro social del barrio, un lugar de reunión y al que acude gente mayor a diario, con el fin de evitar una posible vía de contagio.

next