Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

El Consell aislará las dunas del Serradal e introducirá especies autóctonas para regenerarlas

19/09/2019 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica vallará las dunas de arena de la playa del Serradal de Castellón para aislarlas aún más de los bañistas e introducirá especies autóctonas como el carrizo, el cardo marino y la zanahoria marítima para favorecer su regeneración. Son dos de las medidas incluidas en la declaración de este espacio natural como nueva microrreserva de flora de la provincia de Castellón cuya ejecución aún no tiene fecha, según han señalado fuentes de la cartera autonómica que dirige Mireia Mollà.

También se sustituirá el seto que separa el paseo marítimo de la playa por otro autóctono y se eliminarán manualmente las malas hierbas casi siempre presentes en las dunas como la olivarda y la bella durmiente, además de otras especies vegetales exóticas como la uña de gato, muy invasora. Las dunas de la playa del Serradal ocupan una superficie de 92.400 metros cuadrados y representan un inestimable hábitat para especies de aves autóctonas de Castellón como el chorlitejo patinegro.

La Vall d'Uixó, Benassal, les Coves, Eslida...

El Consell ha declarado también otras siete microrreservas de flora en la provincia, casi todas ellas en la zona norte, que suman en total una superficie de 593.700 metros cuadrados. De ellas, dos se localizan en Ares del Maestrat: la Mola y la Ombria del Mas de la Vall d'uixó. En el primer caso se controlará la población arbustiva de griñolera y se reforzarán el tejo común y el acebo; en el segundo caso se adoptarán medidas de protección del acebo para que adquiera un porte arbóreo y se protegerán los valiosos muros de piedra en seco, según han explicado las mismas fuentes.

También al norte, en el Mas Riu d’en Bosch (Benassal), se reforzará el cuidado del cauce del barranco y de los muros de mampostería en piedra seca. Además, se plantarán más pinos, carrascos y olmos. Por su parte en Morella, en el Tancat de la Torre, se introducirá la lengua de ciervo, un helecho silvestre, y se protegerán las encinas y la vegetación de ribera ya existente. En el paraje de La Morería (Les Coves de Vinromà) se introducirá la pimpinela del pantano, una planta perenne inglesa óptima para hábitats húmedos.

Las dos últimas microrreservas de flora se sitúan al sur de la provincia. En el barranco de l’Assut de Eslida se reforzará la población de alcornoques, pinos rodenos y la flora silvestre mediterránea. Por último en el paraje de la Umbría del Pinar, situado en Algimia de Almonacid, se plantarán más ejemplares de alcornoque, pino y carrasca, además de introducirse el helecho de pantano.

Las microrreservas de flora son zonas de menos de 20 hectáreas. Esta denominación aumenta la protección y favorece la conservación de comunidades vegetales con un alto valor científico por ser flora extraña, endémica o amenazada.

Noticias relacionadas

next