Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

consuman dos años y medio de desencuentros tras compartir gobierno en dos legislaturas 

El divorcio de PSOE y Compromís, exsocios en Vila-real, amenaza con acabar en los juzgados

13/01/2021 - 

VILA-REAL. El choque dialéctico que vienen protagonizando PSOE y Compromís desde las pasadas elecciones municipales en Vila-real subió este martes un nuevo peldaño en la escalada de acusaciones mutuas que se vienen cruzando las dos formaciones una vez consumado el divorcio que puso fin a dos legislaturas de estrecha colaboración en el gobierno de la ciudad y que ahora va camino de acabar en los juzgados, según advierte el portavoz socialista, Javier Serralvo, quien acusa a la coalición valencianista de difamar a la edil de Educación, Aida Beteta, al relacionarla con "una situación laboral irregular" por una presunta doble retribución contraria a la Ley de Incompatibilidades.

El Grupo Municipal de Compromís per Vila-real había salido al paso en la mañana de este martes de las declaraciones de Serralvo, quien, según sus testimonios, había asegurado que los ediles de Compromís y la concejala de Educación del PSOE, Aida Beteta, se encuentran en la misma situación salarial, al compatibilizar dos actividades laborales.

La portavoz de Compromís, Maria Fajardo, acompañada de los portavoces
adjuntos Santi Cortells y Balma Llansola, señalaban que “se trata de un intento de
engañar a la ciudadanía, poniendo al mismo nivel una situación compatible, según la ley,
como lo es tener un sustento principal y cobrar las asistencias a plenos y comisiones
–como es el caso de Cortells y Llansola- con otra totalmente incompatible y, por lo tanto,
sancionable, como ser concejala delegada de Educación al 95% de dedicación y al
mismo tiempo tener un trabajo al 100% de disponibilidad en el ámbito educativo”, según se señalaba en el comunicado emitido por la coalición.

Los ediles de Compromís, este martes, durante su comparecencia pública.

Para los antiguos socios de los socialistas en las dos anteriores legislaturas, “es tan
fácil como acudir al servicio de Recursos Humanos del Ayuntamiento e informarse antes
de aceptar un trabajo con una dedicación del 100%, teniendo otro al 95%, ya que debería
renunciar a uno de los dos”. Entiende Compromís que, según la Ley Orgánica 53/84, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas, cualquier persona que desee desempeñar funciones en dos puestos distintos dentro del ámbito público, no deberá superar el 100% de dedicación entre las dos actividades y deberá solicitar la correspondiente compatibilidad. “Por lo tanto, si tiene un trabajo al 95%, como mucho podría trabajar en otro al 5%, algo que resulta complicado”, indican.

Compromís añade, por otro lado, que plantearán "tomar las medidas oportunas para que se cumpla la legalidad”, según explica Maria Fajardo, quien acusa a la edil de ocupar dos trabajos con un 195% de dedicación. Los responsables de la coalición valencianista argumentan en su denuncia pública que, "según el acuerdo plenario de inicio de legislatura,
en el que se estipulan los salarios de los ediles de la corporación, la concejala de
Educación socialista cobra un sueldo de 2.400 euros mensuales en 14 pagas, por lo que
solo del Ayuntamiento ha cobrado cerca de 5.000 euros estas navidades, a lo que se
suma el sueldo y paga extra de su otro empleo", según señalan las mismas fuentes.

El socialista Javier Serralvo es el portavoz del equipo de gobierno municipal de Vila-real.

Finalmente, el comunicado ha tenido una rápida respuesta por parte del equipo de gobierno a través de su portavoz, Javier Serralvo, quien emitió en la tarde de este martes el correspondiente comunicado, en el que se anunciaba que estudiarán emprender las acciones legales pertinentes contra lo que consideran "la difamación continuada” por parte de los concejales del grupo municipal de Compromís contra ediles del ejecutivo local.

El portavoz municipal lanzaba esta advertencia tras conocer las declaraciones realizadas horas antes por María Fajardo, Santi Cortells y Balma Llansola en las que acusaban al propio Serralvo de mentir y a la concejala de Educación, Aida Beteta, de estar en situación laboral irregular.

Para Serralvo, “no solo mienten y difaman, sino que, además, ni siquiera hacen el trabajo por el que la ciudadanía de Vila-real les paga, ya que el cambio de régimen laboral se ha publicado, con total transparencia, en sede electrónica e incluso en el BOP. De hecho, -continúa el socialista- ni siquiera se han molestado en preguntar ni a la interesada ni a Recursos Humanos y solo han preguntado en la Comisión Informativa de este martes, media hora después de hacer públicas estas calumnias. De esta manera, demuestran claramente que actúan de mala fe”, denuncia el edil, quien se reitera en las afirmaciones por las que Compromís le acusó de mentir: “Es absolutamente cierto -explica- que los tres concejales de Compromís, Maria Fajardo, Santi Cortells y Balma Llansola, se encuentran en la misma situación laboral que Aida Beteta. Situación perfectamente legal, por otra parte”, agrega.

Beteta, detalla Serralvo en su escrito, "inició los trámites para cambiar su régimen laboral el pasado 7 de septiembre, remitiendo a la Conselleria de Educación un escrito en el cual solicitaba una reducción de jornada en su plaza docente. Ante la falta de respuesta del departamento que dirige Vicent Marzá -que, a día de hoy, sigue sin responder- en un ejemplo de responsabilidad”, la edil solicitó asesoramiento al secretario municipal y, el 8 de noviembre, solicitó el cambio de su situación laboral en el Ayuntamiento de dedicación a asistencias, “el mismo régimen que tienen los tres concejales de Compromís”, esgrime el portavoz socialista.

La resolución de alcaldía, con efectos el 1 de diciembre, fue publicada en la sede electrónica el 24 de noviembre y en el Boletín Oficial de la Provincia el 8 de diciembre, explica Serralvo, quien señala que “solo tenían que preguntar o hacer su trabajo y consultar las publicaciones oficiales. Pero han preferido, como siempre, mentir, acusarnos de falsedad y difamar al equipo de gobierno, llegando a afirmar que una concejala cobra de manera fraudulenta del Ayuntamiento e incluso atreviéndose a dar cifras de supuestas suculentas pagas”.

Serralvo concluye que "esta forma de actuar, a la que ya nos tienen lamentablemente acostumbrados, no puede quedar impune. Por eso, estudiaremos los medidas legales a emprender ante estas difamaciones”, señala edil socialista, antiguo compañero y socio de gobierno de Compromís en las dos legislaturas anteriores. 

Noticias relacionadas

next