Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Burriana se encomienda a Sant Gregori y celebrará el pleno para activar el PAI de golf el día del santo

7/05/2019 - 

CASTELLÓ. El PAI del Golf de Burriana, una de las mayores iniciativas urbanísticas de la Comunitat Valenciana con visos de poder desarrollarse, llega al momento decisivo con el cielo de su parte. El Ayuntamiento de la localidad de la Plana Baixa ha convocado (lo hizo este lunes) el pleno en que se debatirá sobre el último paso para que la mercantil Urbanización Golf Sant Gregori SA pueda materializar el proyecto el día en que se celebra, curiosamente, su santo, San Gregorio Ostiense.

El santoral marca el 9 de mayo como el día para recordar a este santo navarro y es precisamente el próximo jueves cuando el pleno del consistorio burrianense debatirá sobre la restitución de la condición de agente urbanizador a la mercantil. Con ello culmina un proceso de varios años que puede retrotraer el expediente al 11 de marzo de 2016, cuando el mismo pleno retiró la condición de agente urbanizador a la compañía, entonces en otras manos. 

La falta de capacidad económica (se había declarado en concurso de acreedores) y la inactividad de la sociedad motivaron la decisión, fundamentada en cuatro puntos: la parálisis de la expropiación de terrenos para construir los accesos a la urbanización; la inexistencia del proyecto para la recuperación del litoral en la zona; la falta del aval de 3 millones de euros para garantizar la construcción del campo de golf; y la ausencia de garantías del importe que han pagado los propietarios por las cargas de urbanización. 

Fue entonces cuando la inmobiliaria Highend Real State se hizo con la compañía y, tras sacarla del concurso de acreedores (con una quita bancaria del 70%), los nuevos dirigentes de la firma han ido presentando la documentación que se les ha ido requiriendo en virtud del acuerdo transaccional que el Ayuntamiento aprobó en febrero.

Informes en contra

Pero este camino no ha estado exento de baches. De hecho, hace tan solo diez días, cinco funcionarios del Ayuntamiento de Burriana (la secretaria general; el tesorero municipal; la jefa de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Patrimonio; el jefe de la sección de Rentas; y la jefa de la sección Presupuestaria y Contable) suscribieron de forma conjunta, cuando solo era necesario que la secretaria general firmase el documento, un informe en que "informan desfavorablemente" de la restitución de la condición de agente urbanizador a Golf Sant Gregori SA. 

Aunque los técnicos reconocen que sí se han dado avances y se cumplen determinadas condiciones (como el depósito de 20 avales por valor de 1,86 millones para garantizar los anticipos de los propietarios; o el aval de más de medio millón de euros para la expropiación de los terrenos destinados a albergar las carreteras de acceso a la urbanización), censuran que, para garantizar la construcción del campo de golf se haya suscrito una hipoteca en vez de presentar un aval. Además, también señalan que no se ha respondido a la Dirección General de Costas sobre las subsanaciones a realizar en el proyecto de recuperación del litoral.

Esta negativa administrativa no es nueva. Es más, como hasta ahora ha venido sucediendo con otros informes contrarios, ha tenido respuesta en un nuevo documento que ha elaborado la asesoría externa en la que se ha venido basando el equipo de gobierno para avanzar en la tramitación del PAI, que prevé la construcción de 6.000 viviendas. Y en este nuevo documento elaborado por la abogada Amparo Baixauli se volverán a basar quienes respalden la vuelta a la vida del proyecto. 

El tiempo apremia

Y es que con la previsible restitución como agente urbanizador de la compañía que promueve el PAI el próximo jueves ya se darían las circunstancias para que esta pueda licitar las primeras obras, entre las cuales las de urbanización se han estimado en 85 millones de euros. Esto supondría todo un alivio para sus responsables, ya que, según sus cuentas, tienen hasta noviembre para firmar las actas de replanteo. 

A la conclusión del decimoprimer mes de este 2019 acaban los seis años de vigencia del informe ambiental del proyecto. Sus impulsores señalan que, si no han comenzado las obras entonces, se deberá iniciar de nuevo la tramitación medioambiental y esta deberá cumplir con los requisitos del Pativel... y esto haría inviable el proyecto, ya que no se podría construir en el kilómetro más cercano a la costa. 

De todas formas, fuentes municipales señalan que esta es la interpretación más restrictiva y que, con el suelo ya reconvertido, reparcelado e incorporado al Plan General de Burriana, la tramitación de Sant Gregori ya está en marcha y el PAI no corre peligro por esta cuestión. 

Así las cosas, a partir de las 19.00 horas del jueves, el último pleno ordinario de la legislatura de Burriana abordará una de las cuestiones más determinantes de los últimos años para el futuro de la localidad.

next