Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el portavoz socialista señala que "por las formas no estamos predispuestos" a apoyar la moción

El PSPV de Benicàssim se desmarca "en principio" del acuerdo con Cs para marginar a los tránsfugas

3/09/2020 - 

BENICÀSSIM. La estabilidad en el Ayuntamiento de Benicàssim se pone cada vez más cara. La moción sobre antitransfuguismo que ultima Ciudadanos empieza a encontrar piedras en el camino, a pesar de que recoge la esencia del pacto nacional, reactivado a mitad de julio por el PSOE, PP y Cs.

El grupo municipal socialista, a través de su portavoz, Miguel Alcalde, se desmarca "en principio" de un hipotético acuerdo con la formación naranja para marginar a los dos concejales díscolos, Domingo Lorenzo y José Carlos García. "Por las formas no estamos predispuestos", advierte el líder del principal partido de la oposición, quien incluso prepara un nuevo movimiento en la partida de ajedrez.

El ordenamiento orgánico de Benicàssim data de enero de 2011 y lleva desde entonces sin actualizarse. La vaguedad de su contenido no contempla situaciones tan inusuales, pero posibles en política, como la marcha de un concejal al grupo de no adscritos (en este caso, dos). Sin una referencia explícita a este tipo de supuestos, existe un vacío legal sobre los derechos de los tránsfugas, algo que el PSPV quiere cambiar con una iniciativa registrada el pasado 28 de agosto para ser debatida y sometida a votación en el pleno de septiembre.

"Nuestro reglamento está obsoleto. Los últimos acontecimientos en la corporación ponen de manifiesto su poca utilidad. Una administración moderna debe dar respuesta a las necesidades actuales", recoge el escrito de la formación de izquierdas.

Invitados en la Junta de Gobierno

"Pedimos que se revise, porque hay sentencias del Constitucional que amparan a los concejales del grupo de no adscritos para, por ejemplo, estar como invitados en la Junta de Gobierno o participar en todas las comisiones", explica Alcalde.

La propuesta del PSPV no solo contrarresta la moción de Cs, que pretende limitar la capacidad de acción de Lorenzo y García. De alguna manera, amenaza la preeminencia del propio equipo de gobierno. Primero, porque tiene muchos visos de salir adelante considerando que con el apoyo de los dos regidores, principales beneficiarios de la iniciativa, la oposición está en mayoría (9 munícipes frente a 8 de populares y naranjas). Segundo, y como consecuencia de lo anterior, el incremento competencial de los no adscritos dentro de la corporación augura un mayor embrollo entre los dos socios del ejecutivo, cuyas relaciones no pasan por su mejor momento.

Cabe recordar que Ciudadanos sigue sin arrancar un compromiso del PP acerca de vetar a los ediles tránsfugas. A pesar de las reiteradas manifestaciones de la portavoz de Cs, Cristina Fernández, instando a la alcaldesa, la popular Susana Marqués, a rechazar públicamente cualquier acuerdo que lleve el sello de Lorenzo, la primera munícipe guarda silencio. Al menos, así lo entiende la formación naranja, que ahora busca un gesto con la moción para "rechazar el transfuguismo como práctica de corrupción política".

Noticias relacionadas

next