afirma en el primer juicio de imelsa que no quisieron saber nada para no complicarse

El exgerente del PP de Valencia dice que se pagaban campañas al margen del partido y sin control

Foto EDUARDO MANZANA

El que fuera suegro de Marcos Benavent niega la nueva versión del 'Yonki del dinero' y asegura que nunca manipularon juntos las grabaciones

18/05/2022 - 

VALÈNCIA. Era la jornada 'estrella' en la declaración de testigos en el primer juicio del caso Imelsa y no defraudó. El exsuegro del 'Yonki del dinero' negó la nueva versión de Marcos Benavent de que manipularon juntos las grabaciones que sustentan todas las piezas que, como esta, cuelgan del 'caso Taula' y el exgerente del PP de la provincia de Valencia admitió que eran conscientes de pagos de actos de campañas electorales al margen del partido y del Tribunal de Cuentas pero que miraban para otro lado para no complicarse. 

La matinal de declaraciones mostró también la mala memoria selectiva de la exconcejala de cultura del Partido Popular en el Ayuntamiento de València Mayren Beneyto. No se acordaba de casi nada pero está segura que todo se hizo bien en el tiempo que asumió el departamento. También declaró el actual diputado nacional popular Vicente Betoret  que se mostró "seguro" inicialmente de que no hubo gastos de sus campañas a la alcaldía de Vilamarxant que salieran de la caja de la Diputación para después matizar que, al no ser su labor controlar las cuentas, lo desconocía y que entendía que los pagó el partido. Él seguro que no puso de su bolsillo, afirmó. En su caso, como en el del exalcalde de Moncada, la Fiscalía cree que se pudieron pagar actos con dinero de Imelsa pero las acciones contra él se iniciaron cuando los posibles delitos estaban prescritos, por eso declaró como testigo y Juan José Medina se sienta en el banquillo de los acusados.

Un 'pendrive' en el notario "por si acaso"

El testimonio de Mariano López, el exsuegro de Benavent, era el más esperado, al defender ahora el 'Yonki del dinero' que manipularon juntos algunas de las famosas grabaciones y que otras las editó él solo. La indisimulada intención del exgerente de Imelsa es tratar de dinamitar todas las piezas que han surgido de ellas, pero López negó la versión de su exyerno.

“Por supuesto que no (las manipulé). No tengo conocimientos de informática (para hacerlo). No he tocado para nada las grabaciones. Ya me preguntaron si estaba manipuladas y ya les dije que no. No he visto nunca que él las haya manipulado”, apuntó. Eso sí, admitió no poder asegurar que el exgerente de Imelsa no las hubiera editado en algún momento, porque tenía acceso libre al ordenador de su chalet donde las descargaba.

López explicó que fue después del divorcio cuando vio las grabaciones en el ordenador, oyó algunas de ellas y reconoció a “Marcos y a una serie de señores como Alfonso Rus o (Emilio) Llopis”, que era jefe de gabinete del entonces presidente de la Diputación de Valencia. “Veo que están las grabaciones ahí (en el ordenador), lo comunico a la Fiscalía y me las requiere”, declaró López, que especificó que entregó el ordenador y un pendrive al Ministerio Fiscal y que negó, a diferencia de lo declarado otras veces, quelo hiciera a Rosa Pérez, entonces representante de Esquerra Unida en la Diputación y ahora consellera.

Además, el exsuegro de Benavent admitió que hizo una copia de esas grabaciones y que la tiene aún depositada en una notaria “por si acaso”. “Me quedé una copia por si acaso ocurriera cualquier cosa, por supuesto. Está en una notaría en previsión a cualquier cosa”, admitió.

Las campaña 'paralelas'

Pero la gran sorpresa de la mañana fue José Antonio Moscardó, exgerente provincial del PP de Valencia entre 2004 y 2014 y una de las tres personas que tenía firma y control sobre el dinero que mandaba el partido desde Madrid para las diferentes campañas, especialmente la de 2007. En cuestión están gastos de actos electorales del partido en municipios como Moncada o Vilamarxant, que la Fiscalía cree que salieron de Imelsa.

"Génova nos comunicaba las cantidades que nos iba a dar para cada provincia para cubrir los gastos", explicó. Esas eran las cuentas que después él llevaba al Tribunal de Cuentas. "Normalmente de ahí no se sale", defendió. Pero también admitió que había excepciones. "Hay municipios que quieren hacerse sus carteles y qué les vas a decir....", se preguntó. Lo que sí que dijo es lo que hacían: mirar para otro lado. "Nosotros nos atenemos a lo que nos da Madrid, de lo demás no queremos saber nada porque no queremos complicarnos", asumió con naturalidad. "Si hay otros gastos o más cantidad de la asignada y no se me informa no lo puedo elevar al Tribunal de Cuentas", completó. 

Noticias relacionadas

next