el informe del cronista ofrece un punto de vista diferente al análisis del grup per la recerca 

El Fadrell, ante el dilema con sus nombres ilustres: primar el contexto político o su valor cultural

29/10/2021 - 

CASTELLÓ. El Acord de Fadrell se enfrenta a un dilema a la hora de definir las alegaciones sobre los nombres de los personajes ilustres de Castelló y que aparecen en el catálogo de Vestigios de la Guerra Civil de la Generalitat Valenciana. El estudio del cronista oficial de la ciudad, Antonio José Gascó, y el análisis del Grup per la Recerca de la Memòria Històrica difieren ostensiblemente, con puntos de vista un tanto alejados. Mientras el primero da mayor importancia a la aportación cultural, obviando cualquier referencia al franquismo, el colectivo subraya que su estudio se basa en la parte política, por lo que insta al equipo de gobierno a ser "consecuente" a fin de aplicar la Ley de Memoria Histórica.

El informe de Gascó sobre Vicente Altava, José Clara Piñol, Carlos Fabra Andrés, Fernando Herrero Tejedor, Luis Revest, Sánchez Gozalbo, Joaquín de los Santos Vivanco, Manuel Segarra y Vicente Traver y Tomás Castelló repasa sus trayectorias profesionales y artísticas, sin entrar en ninguna otra valoración. El extenso escrito, de 22 páginas, incide especialmente en su decisiva contribución para impeler el crecimiento y transformación de la capital de la Plana. El documento culmina a modo de colofón con una reflexión final sobe las "obras memorables" de los autores: "Precisamente ellas, son la imborrable referencia histórica de su indiscutible prestigio y valer, que permanecerá, perpetuamente, en la memoria de todos quienes estimen la cultural y la ciencia de su pueblo".

Logros científicos, académicas o urbanísticos

El cronista oficial dedica varias hojas a cada una de las figuras que el Grup per la Recerca de la Memòria Històrica considera deben ser eliminadas del callejero por su vinculación con la Dictadura. Además de centrarse en el lado humano, subraya sus importantes logros. En algunos casos, de tipo científico y académico. En otros, de naturaleza arquitectónica o urbanística.

Frente a ese análisis, el colectivo de expertos advierte que las aportaciones se hicieron desde los cargos que ejercieron, esto es, "desde los lugares de poder para los que fueron designados o nombrados por dirigentes franquistas por su inequívoca lealtad al régimen". En opinión de Maribel Peris, en una ciudad democrática "no puede haber enaltecimiento de personas que estuvieron en contra de los derechos humanos".

Con los dos informes, y según explicó la alcaldesa, Amparo Marco, este miércoles, la concejala de Calidad Democrática, Verònica Ruiz, deberá presentar una propuesta al ejecutivo local, que aprobará en última instancia una resolución en relación a las alegaciones. En el pleno de este jueves, la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) solicitaron que ese dictamen se consensúe con todos los grupos municipales, teniendo en cuenta que se trata de "una cuestión de ciudad". El gobierno local no se ha marcado un plazo concreto con vistas a tomar una decisión, si bien es cierto que el tiempo juega en su contra.

En cualquier caso, Ruiz recuerda que el mentado catálogo de Vestigios de la Guerra Civil de la Generalitat Valenciana "es un documento vivo", que se puede actualizar. Una observación que comparte el Grup per la Recerca de la Memòria Històrica, aunque avisa que lo que propone en su análisis lo mantiene "tal cual".

Noticias relacionadas

next