Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento mantiene las restricciones al tráfico en parte de la avenida de la murà

Fin a la semipeatonalización de la calle Ermita y el entorno del Estadio de la Cerámica desde el día 21

17/06/2020 - 

VILA-REAL. La Concejalía de Territorio del Ayuntamiento de Vila-real reordenará a partir del próximo 21 de junio la movilidad urbana en algunos tramos que habían sido peatonalizados provisionalmente durante la desescalada por la pandemia de covid-19, coincidiendo con el fin del estado de alarma, según han avanzado este miércoles fuentes municipales a través de un comunicado.

El departamento que dirige el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, flexibilizará de este modo el plan de mejora de espacios para peatones puesto en marcha el pasado 9 de mayo pero mantendrá sus dos pilares básicos, según explican las mismas voces, como es garantizar  la movilidad de las personas en condiciones de seguridad sanitaria y, al mismo tiempo, ayudar al comercio y la hostelería local ante una nueva normalidad “condicionada”, como indica el propio edil. Al eliminarse las franjas horarias de paseos y práctica de deporte y avanzar en la desescalada, el plan se adapta a las nuevas necesidades de la ciudad, según detalla.

En concreto, los cambios de movilidad afectan a dos de los tres tramos de la ciudad que habían sido peatonalizados. El tramo en el entorno del Estadio de la Cerámica, entre la calle Almassora y la calle Embajador Mascarell, que desde el pasado 9 de mayo estaba cortado al tráfico de forma permanente, se abre a la circulación entre semana; no obstante en fin de semana, desde el viernes a las 18.00 horas y hasta el domingo a las 24.00 horas, se restringirá de nuevo el tráfico para facilitar el espacio para las personas y ayudar a la dinamización económica en una zona donde se concentra una gran actividad hostelera. Aunque de lunes a viernes la circulación se abre al tráfico, en el tramo de la calle Ermita,  la velocidad estará limitada a 30 km/h teniendo en cuenta que se trata de un espacio público con elevado tránsito de peatones.

Según destaca Obiol, “este cambio ha sido consensuado con los hosteleros de la zona siguiendo nuestros principios de diálogo, eficacia en la gestión y proximidad”.

La segunda acción afectará al tramo de la calle Ermita, desde el colegio de los Carmelitas hasta el Termet, donde se recupera el estacionamiento del arcén sur que provisionalmente se había convertido en un carril para peatones y donde se limita también la velocidad a 30 km/h.

Peatonalización de la Murà

Por lo que se refiere al tercer tramo de vial habilitado como espacio peatonal, el de la avenida la Murà, entre la avenida del Cedre y la calle Ramón y Cajal, se mantiene la peatonalización en una zona que el Ayuntamiento quiere potenciar a modo de una segunda plaza mayor para llevar a cabo actividades de dinamización a través del registro de iniciativas culturales y deportivas que forma parte del Plan de ayuda a la economía local. De hecho en estas semanas se han instalado los toldos que se utilizan en fiestas para dar sombra a esta zona pensando en su promoción como un espacio de dinamización.

“Con la flexibilización del plan de mejora de espacios para peatones estamos pensando en las personas, en su salud y en un ocio seguro” explica Emilio M. Obiol. Respecto al primer criterio, el hecho de disponer de más espacio público permite cumplir con el distanciamiento social de 1,5 metros y evita que se produzcan aglomeraciones. Respecto el segundo, como es el caso de mantener la peatonalización de la avenida la Murà, una de las calles más transitadas de la ciudad, o el entorno del Estadio de la Cerámica durante los fines de semana “impulsamos el comercio local y de proximidad en base a una desescalda próxima, eficaz y en defensa de la economía local”, concluye Obiol.

Noticias relacionadas

next