Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Galí (PSPV-PSOE) remarca que Almassora zanja la legislatura con los tributos más bajos de la década

3/05/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Almassora ha celebrado este viernes el último debate sobre el estado del municipio con el dato de la presión fiscal en los niveles más bajos de la década, según ha puesto de manifiesto previamente la candidata socialista a la reelección a la Alcaldía, Merche Galí, a través de un comunicado en el que se señala que las cifras de Intervención marcarán el balance económico del consistorio, que sitúa el promedio anual de impuestos por vecino en 537,12 euros en el último ejercicio, frente a picos que se situaron por encima de los 609 euros en 2011 y de los 708 euros en 2012.

La evolución de la economía local copa parte de este último debate de la legislatura sobre el estado del municipio, una fórmula de transparencia recogida en la ordenanza aprobada a finales de 2015 y que se materializó con la celebración de la primera sesión en 2016. Este cuarto debate se produce, como marca el texto, durante el primer semestre del año con un orden que arrancará con la defensa de la gestión municipal a través de la alcaldesa y candidata socialista a la Alcaldía, Merche Galí.

Cada portavoz tiene una intervención de 15 minutos y un segundo turno. De nuevo, la Alcaldía zanjará el debate, en el que únicamente consta el punto de debate del estado del municipio, en el que el equipo de gobierno defenderá el recorte de los impuestos a la ciudadanía a lo largo de la legislatura. Según los datos facilitados por la Intervención, cada vecino de Almassora pagaba 159 euros más cinco años atrás. Las cifras consultadas desde 2010, cuando la presión fiscal era de 552,45 euros anuales, ratifican que el último ejercicio es el de menor presión para los contribuyentes.

Además de la valoración de la economía local, cada portavoz tendrá la oportunidad de defender o fiscalizar las políticas sociales, educativas y urbanísticas emprendidas desde el equipo de gobierno. Por este motivo, esta parte defenderá el avance del pla Edificant en Almassora, cuantificado en 16,2 millones de euros, o la recepción de cinco millones de euros de fondos Feder de la Unión Europea.

En cuanto al urbanismo local, el equipo de gobierno hará balance de la autorización de la Generalitat Valenciana a las obras de peatonalización de la Vila, la adjudicación de las obras del colegio Regina Violant, la apertura del Instituto de Tecnología Cerámica a comienzos de año y la firma de la Conselleria de Vivienda para el derribo del edificio 167 de la avenida José Ortiz durante el próximo verano.

Por su parte, los portavoces de la oposición contarán con un tiempo idéntico a los del ejecutivo local para valorar la gestión del equipo de gobierno durante el último año y el conjunto de la legislatura en temas como el descenso del paro o las iniciativas medioambientales para la concienciación ciudadana.

Noticias relacionadas

next