Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Miradas irreverentes: feminismos, sororidad y testimonios

La Col·lecció d'Art Contemporani de la Generalitat recala en Almenara en clave feminista

7/03/2019 - 

CASTELLÓ. El Museu el Molí d’Arròs de Almenara ha inaugurado este jueves la muestra Miradas irreverentes: feminismos, sororidad y testimonios con obras de los primeros momentos de la ‘Col·lecció d’Art Contemporani de la Generalitat Valenciana’. La exposición, organizada por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, reúne las obras de Teresa Cebrián, Maribel Domènech, Teresa Lanceta, Paloma Navares, Mery Sales y Anna Talens.

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana ha puesto en marcha una serie de ciclos expositivos compuestos por algunas de las obras que forman parte de la colección y que están visitando distintas poblaciones de Castellón, Valencia y Alicante. En esta primera exposición en Almenara y con motivo de la celebración del Día de la Mujer, se presentan seis obras realizadas por artistas valencianas, "cuyos planteamientos formales y teóricos distintos no evitan, más bien al contrario, que su obra se despliegue e integre un trasfondo feminista, evidenciando un discurso crítico en el que las desigualdades sociales y la continua reactualización de la identidad de género se vuelven protagonistas", explican desde la institución.

El director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, ha hecho hincapié “en la importancia de poner en valor el trabajo de las mujeres en el ámbito de la cultura, como en todos los ámbitos de nuestra sociedad, visibilizando el trabajo de las creadoras actuales y revisando la labor de sus antecesoras en la historia del arte". Y ya remarcado que su objetivo con este y otros proyectos, "es completar el relato de nuestra historia desde una perspectiva más igualitaria y justa”.

La reivindicación de nuevos modelos de feminidad comienza con la reflexión en torno a la noción intrínseca de la mujer como sujeto, pero además adopta tintes sociales, "ejemplo de cómo la subjetividad se construye a partir de la cultura, y de cómo lo político envuelve sin remedio lo íntimo", transmiten fuentes del ente. Así, a lo largo de la exposición, conviven, de forma integradora, la noción personalista de la condición femenina, con la demanda de derechos y responsabilidades en la búsqueda de nuevos modelos sociales inclusivos.

Juan Antonio Herrero Íñiguez, comisario de esta exposición, ha señalado que “la contraposición entre modernidad y tradición es uno de los nexos en torno a los que gira esta selección de obras. El trabajo femenino, legado en el pasado al ámbito doméstico, permite a las artistas reivindicar y ensalzar la posición de la mujer desde la tradición, para acercarla así a planteamientos innovadores, que ejemplifican la multiplicidad de modelos construibles en torno a la feminidad”. El hilo y el tejido, reformulados ahora como apropiación simbólica, crean nuevas disyuntivas en torno a conceptos como el de hogar, trabajo doméstico, la unión y la fuerza colectivas, e incluso la sustancial perdurabilidad de los materiales.

Se presenta así un primer ciclo de seis obras que afrontan, de forma personalista, temáticas, soportes y formas heterogéneas con las que golpear las estructuras sexistas en el ámbito artístico y, a su vez, reformular de forma libre las condiciones de una feminidad en continuo cambio. Pérez Pont ha recordado que “esta naciente colección de arte de la Generalitat Valenciana constituye una herramienta para acercar los nuevos lenguajes contemporáneos a la ciudadanía, al mismo tiempo que se genera un patrimonio que permitirá dejar un legado y una narración histórico-artística de la creación actual para el futuro”.

Noticias relacionadas

next