Hoy es 25 de abril y se habla de

la compañía ha aplicado un erte para sus plantas de betxí y onda

La crisis cerámica golpea a su industria auxiliar: 300 empleados de Grupo La Plana están en ERTE

10/01/2023 - 

CASTELLÓ. La crisis que atraviesa el sector cerámico por los altos costes del gas ya trasciende a su industria auxiliar. La empresa de embalaje Grupo La Plana (Cartonajes La Plana) ha aplicado un ERTE en sus dos plantas de la provincia, ubicadas en Onda y Betxí, por la reducción de pedidos de uno de sus principales clientes: el azulejo. 

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo está activo desde finales de noviembre y afecta al 60% de la plantilla de ambas plantas. De modo que, en el centro productivo de Betxí hay 162 empleados incluidos en el expediente (de un total de 270); mientras que en la planta de Onda son 132 los afectados (de un total de 220). En total son casi 300 los trabajadores de la empresa que están afectados por este ERTE que estará activo en principio hasta el 30 de junio. Es en esta fecha cuando desde la empresa esperan que el bache del sector azulejero se haya superado y se haya normalizado el ritmo de producción.

Condiciones del ERTE

Según ha explicado el representante de UGT en el Comité de Empresa, Miguel Ángel Guardiola, el ERTE se ha sido aprobado con acuerdo e incluye condiciones ventajosas para los trabajadores surgidas de la negociación con la empresa.  De forma que, en unos departamentos se aplicará reducción de horario o reducciones de días mientras que en la zona de producción la suspensión es del 30% del trabajo mensual. Esto implica que de los tres turnos que tiene la empresa, cada semana se encuentra uno suspendido, coincidiendo con el de noche. De forma individual, un empleado podrá estar suspendido de empleo un máximo de 60 días en total.

En cuanto al salario Guardiola celebra que se haya llegado a un acuerdo para que los trabajadores no pierdan prácticamente poder adquisitivo. "Las pagas extraordinarias se cobran al 100% y tampoco se perderá ningún día de vacaciones". Además, la empresa ha accedido a hacerse cargo del 30% que el SEPE no abona cuando un empleado está en suspensión, de esta forma se consigue mantener casi íntegro el salario. Según ha explicado el representante sindical a Castellón Plaza, en función de las variaciones de las necesidades de producción la empresa puede optar por incorporar al trabajo a personas que estén en ese momento en suspensión de empleo. De hecho, desde Grupo La Plana han asegurado a sus empleados que no contemplan aplicar ningún ERE ya que confían en la recuperación de la demanda.

Aunque el sector del azulejo supone el principal cliente de Grupo La Plana, representando alrededor del 45% de sus pedidos, la compañía de embalaje se encuentra inmersa en una estrategia de adquisición para la diversificación geográfica. Si en 2021 adquiría el 100% de las acciones de la madrileña Primera Línea Visual, el pasado mes de septiembre anunció la compra de la alicantina Envases Soler. Hace apenas unas semanas se hizo con el control de la cordobesa Roox.

Varios sectores afectados

El embalaje, no ha sido el único ni el primer afectado indirectamente por la crisis cerámica provocada por el coste del gas. Y es que según datos de un informe elaborado por Pwc para la patronal azulejera (Ascer) el sector emplea a 17.000 personas de forma directa pero esta cifra se multiplica hasta los 40.500 de empleo indirecto. Teniendo en cuenta que más del 90% de las plantas productivas se alojan en la provincia, el impacto del sector en la economía de Castellón es muy significativo.

De hecho, la industria de las fritas, esmaltes y colores cerámicos ya advertía que además de sufrir los costes del gas, ya estaban inmersos en una crisis de demanda que estaba derivando en ERTE para casi un tercio de sus empleados. Cabe recordar que uno de los principales grupos de esmaltes, Grupo Altadia, presentó un ERTE en diciembre para sus más de 900 trabajadores. Algo similar ocurre con la maquinaria cerámica, hace apenas una semana la patronal (Asebec) animaba a sus asociados a buscar alternativas al azulejo para diversificar clientes y reducir la exposición a la crisis de su principal comprador.

Noticias relacionadas

next