COMPROMÍS AFEA AL PSOE Y PP SU ACTITUD EN MADRID CON TORRE LA SAL Y CS AUMENTA EL ROL AUDITOR

La Diputación acuerda pedir la reforma de la Ley de Costas en un pleno con tintes preelectorales

15/09/2021 - 

CASTELLÓ. Los grupos políticos en la Diputación de Castellón empiezan a ponerse en modo precampaña electoral. Aunque el consenso persiste en aquellos temas de interés general, como pedir al Gobierno la revisión de la ley de Costas para preservar el poblado marítimo de Torre la Sal, la marca ideológica gana cada vez más protagonismo en los alegatos de los diputados.

Valga como ejemplo el debate precisamente sobre esa modificación legislativa en el pleno de este martes, el ordinario correspondiente al mes de agosto. Más allá de los habituales reproches entre el PP y PSOE, resultó significativo el tono de Compromís, socio de gobierno del segundo en la institución provincial y que reprendió en este asunto no solo a los parlamentarios populares en Madrid, sino también a los socialistas.

 "Si todos estamos de acuerdo en Torre la Sal, entre ellos los partidos mayoritarios que cuentan juntos con más de 200 diputados y senadores, pero que no son capaces de ponerse de acuerdo en este tema, habrá que preguntarse qué pintan los parlamentarios de Castelló. Quizás nos faltan verdaderos representantes que no sean títeres para calentar sus sillones", espetó el valencianista Pau Ferrando.

El nuevo rumbo naranja

Compromís acentuó su sello en cada intervención. No fue el único que lo hizo. Ciudadanos, hasta hace unos meses aliado del bipartito en casi todo, confirmó su nuevo rol al incrementar la modulación fiscalizadora. El partido liberal no se alineó con el equipo de gobierno en ninguna de las votaciones, a excepción de la moción sobre la mentada ley de Costas y dos declaraciones institucionales. Una sobre los daños causados por las últimas lluvias y granizo en distintas poblaciones de la provincia. Otra acerca de eliminar la deuda de las entidades locales con el Estado por la liquidación negativa de la participación en ingresos durante 2020. El distanciamiento de Cs se observó tanto en sus gestos como en las peroratas de sus dos diputados, Cristina Fernández y Domingo Vicent

Como viene siendo habitual en cada sesión, las recriminaciones del PP al PSOE (y viceversa) o de Compromís al PP se sucedieron durante las porfías. En este contexto, no sorprendió el intercambio de golpes entre el portavoz popular, Vicent Sales, y el líder valencianista, Ignasi Garcia, a cuenta de una propuesta de Ciudadanos para crear un pacto de Estado por la energía con el objetivo de regular el mercado eléctrico.

Ante la afirmación del primero sobre que "los impuestos son un precio político", el segundo le respondió con vehemencia. "Me ha parecido increíble lo que ha dicho. Creo que hay dinámicas y discusiones que por responsabilidad democrática deberíamos evitar. Usted parece más la derecha trampista de Estados Unidos que una derecha responsable", le afeó.

El pleno, que duró cerca de dos horas y media, sirvió para aprobar una iniciativa en la que se insta al Gobierno de España a declarar Zona Gravemente afectada por Emergencias de Protección Civil a Benicàssim, Vinaròs y Càlig. También salieron adelante dos mociones del PP, con enmiendas del PSOE y Compromís. En concreto, sobre la superpoblación de especies cinegéticas y la reseñada de la ley de Costas. Por el contrario, el bipartito tumbó las propuestas de Cs referidas a la luz y a la protección de los murales en la provincia. En esta última moción resultó inevitable sacar a colación el borrado de la pintura de Juan Ripollés, que formaba parte del museo al aire libre de Castelló.

Noticias relacionadas

next