X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de villarreal cf Pamesa fernando roig baleària varadero vinaròs

el alcalde de peñíscola busca apoyos entre cargos ORGÁNICOS e institucionales del maestrat

La división del PP mueve a Andrés Martínez a sondear su candidatura para suceder a Barrachina

8/08/2019 - 

CASTELLÓ. El fuego en el seno del PPCS como consecuencia de los malos resultados en las pasadas elecciones municipales sigue sin sofocarse. El sometimiento de entregar la Diputación Provincial al PSPV-PSOE y Compromís, después de 24 años de gobierno, intensifica el descontento de aquellos barones que incluso pronosticaron la derrota en las urnas antes del 26M. El liderazgo de Miguel Barrachina quedó tocado el día que mostró su respaldo público a Soraya Sáenz de Santamaría para suceder a Mariano Rajoy al frente de la presidencia nacional, cuando el caballo ganador era Pablo Casado.

La errónea estrategia no solo le costó a Barrachina su escaño en Madrid. Supuso una herida interna difícil de suturar. Además de los críticos, en la línea de los casadistas, reivindicando una apremiante pero mesurada regeneración, cada vez son más las voces que reclaman un cambio de rumbo. Es cierto que para el siguiente Congreso Provincial habrá que esperar todavía dos años más (junio de 2021), pero a nadie se le escapa que el nuevo curso político, tras las vacaciones de agosto, deberá caracterizarse por las decisiones audaces, siempre con el único propósito de recuperar la confianza del electorado.

En este escenario de enmienda, algunos referentes habrían empezado internamente a mover ficha. Sería el caso de Andrés Martínez, alcalde de Peñíscola y diputado provincial, muy activo en las últimas semanas con cargos orgánicos e institucionales de la zona del Maestrat para recabar apoyos y sopesar su hipotética candidatura a la presidencia provincial como relevo de Barrachina. Los contactos, muy sutiles meses atrás, tendrían mayor profundidad desde junio mediante conversaciones privadas.

A los sondeados tampoco les habría queda del todo claro si la maniobra de Martínez responde a un verdadero interés personal o bien se trata de un intento por descubrir si desde Génova ha comenzado activarse una lista alternativa a Barrachina. No hay que olvidar que ambos son sorayistas y que el actual presidente provincial recientemente amplió la estructura interna, rodeándose de más afines.

Lo que dicen los estatutos

Según establece el reglamento de los populares, actualizado en 2017, "nuestros candidatos a presidente provincial del PP necesitan, como mínimo, de 50 avales para hacer efectiva su candidatura". La cifra resulta casi simbólica e irrisoria, teniendo en cuenta que en el anterior Congreso alrededor de 2.600 afiliados (los que acreditaron estar al corriente del pago de las cuotas) participaron en el proceso con vistas a elegir al recambio de Javier Moliner.

Martínez, titular de la vicesecretaría de Política Territorial en el PPCS, es uno de los pocos munícipes que ha resistido ante el empuje de la izquierda en los últimos comicios. Alcalde de Peñíscola desde 2002, aterrizó en la Diputación de Castellón por el partido judicial de Vinaròs. Delfín de Luis Tena, un histórico popular en la provincia y mano derecha de Carlos Fabra, no tardó en ascender. Así, con Moliner asentado en la institución, se convirtió en uno de los dos vicepresidentes en 2015, cargo que ocupó hasta hace unos meses. Avalado por sus buenos resultados electorales (mayoría absoluta con siete concejales), ha logrado conservar el escaño como diputado en esta legislatura.

Noticias relacionadas

next