Hoy es 3 de diciembre y se habla de

Arcadi españa asegura que el Consell "hace suyas" las reivindicaciones del sector

La Generalitat, aún a la espera de saber si el Gobierno permitirá ampliar las ayudas al azulejo

23/11/2022 - 

CASTELLÓ. Pese a las múltiples reclamaciones y la delicada situación que atraviesa el sector cerámico a consecuencia de la crisis energética, la Generalitat Valenciana continúa a la espera de novedades del Gobierno sobre la posibilidad de implementar nuevas ayudas a la industria de azulejo. Tanto las industrias afectadas por los altos precios energéticos (en la Comunitat especialmente el azulejo y los fabricantes de fritas y esmaltes) como el Gobierno autonómico y provincial siguen esperando que el Ejecutivo central se pronuncie para concretar estas ayudas. 

Tal y como ha apuntado este martes el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Arcadi España, en la presentación de las cuentas territorializadas del próximo año para la provincia de Castellón, la voluntad del Gobierno autonómico es que el Estado amplíe el volumen de estas ayudas, de la misma manera que ocurre en otros países de la Unión Europea.

Del mismo modo, pese a las negociaciones y reuniones que se han llevado a cabo en las últimas semanas, el Ministerio de Industria todavía no ha comunicado si finalmente modificará el marco temporal de ayudas a las empresas afectadas por la guerra de Ucrania que permita ampliar las medidas. Cabe recordar que el Gobierno español fijó un importe máximo de medio millón de euros por empresa, frente a los 150 que permite Bruselas, un hecho que ha causado mucho revuelo en el sector.


Hace unas semanas el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunció una partida de alrededor 100 millones de euros contemplada en las cuentas autonómicas de 2023 con el objetivo de dar oxígeno al sector cerámico y completar las ayudas directas del Gobierno central. De estos 100 millones (110 en concreto), 50 están contemplados a través de créditos del Institut Valencià de Finances (IVF) y 20 de ellos ya han sido adjudicados, tal y como anunció la Generalitat Valenciana la semana pasada. 

Del mismo modo, en el presupuesto valenciano para 2023 también hay 10 millones de euros habilitados en el capítulo IV para complementar las ayudas que, por un montante de hasta 400.000 euros, concedió la pasada primavera el Gobierno. Para materializar los restantes 50 en forma de ayudas directas es necesario que el Gobierno modifique el marco temporal, de forma que permita incrementar el volumen de las ayudas. Posteriormente habrá que ver si es el propio Gobierno el que las destina o la Generalitat asume esta labor.

Noticias relacionadas

next