X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La naranja teme que Trump aseste la puntilla a la exportación a los Estados Unidos

3/08/2019 - 

CASTELLÓ. El mercado estadounidense, antaño clave para la citricultura autonómica, y especialmente para las clementinas castellonenses, puede ver cómo queda definitivamente vetado para la exportación de cítricos si el presidente norteamericano, Donald Trump, cumple su amenaza. Así lo temen los productores y también la Generalitat valenciana, que este viernes han alzado la voz de alarma ante el impacto que puede suponer para el sector primario valenciano los aranceles que quiere imponer el magnate americano a los envíos desde la Unión Europea. 

La propia consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ha manifestado su malestar ante la posibilidad que Trump grave las exportaciones de cítricos a Estados Unidos "con un arancel incrementado en un 100%". Y es que este incremento supondría el cierre del mercado norteamericano, que acumula muchos años de descensos continuados y han dejado los envíos en una décima parte de lo que a principios de siglo llegaron ser: unas 80.0000 toneladas anuales de clementinas castellonenses. 

El arancel propuesto por Trump provocaría el cierre del mercado estadounidense "igual que sucede con el veto ruso", ha destacado Mollà, por lo que urge al Gobierno a dar una respuesta contundente.

Vino, aceite y porcino, también amenazados

También desde la Unió de Llauradors han alertado de esta amenaza una vez consultada la lista de productos a los que la Administración Trump pretende imponer los gravámenes, que posteriormente deben ser presentados ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), quien deberá mediaren el conflicto. Además de los cítricos, frutas, vinos, aceites, productos porcinos y lácteos también se incluyen en los listados. 

Desde la Unió señalan que la notificación de los productos realizada por el gobierno estadounidense "ya ha provocado preocupación entre cooperativas, comercios y empresas de la Comunitat Valenciana que exportan habitualmente a Estados Unidos". Por ello, el secretario general de la organización agraria, Carles Peris, lamenta que la creciente globalización y los intereses geopolíticos "no hacen más que desestabilizar a nuestro sector y a nuestras producciones", por lo que también pide al Gobierno y a la Unión Europea que informen a los sectores afectados por esta decisión "para reaccionar a tiempo".

next