Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LOS PARTIDOS SE AFERRAN A SUs idearios pese a la voluntad de consensuar medidas

Los matices ideológicos ponen cuesta arriba un gran acuerdo frente al Covid-19 en Castelló

1/05/2020 - 

CASTELLÓ. Los matices ideológicos de los seis partidos con representación en el Ayuntamiento de Castelló ponen cuesta arriba un gran acuerdo frente al Covid-19. A pesar de la voluntad expresa por aparcar sus diferencias e ir todos juntos de la mano, los hechos muestran que los idearios políticos representan un muro insalvable. Al menos, entre los dos grandes bloques, escenificados por el Acord de Fadrell (PSPV, Compromís y Podem-EUPV) y la oposición (PP, Ciudadanos y Vox).

Las declaraciones de sus portavoces respecto a establecer puentes de entendimiento solo sirven para hacer castillos en el aire cuando se lee la letra pequeña. Fernando Navarro, de la confluencia, y la popular Begoña Carrasco simbolizan esos polos opuestos. Sus intervenciones en el debate plenario de este jueves sobre el coronavirus evidencian las enfrentadas posiciones.

El líder morado, más allá de reiterar que "esta crisis significa el eclipse del modelo neoliberal", rechaza cualquier posibilidad de consenso con "aquellos que ofrecen el neoliberalismo como receta", en clara referencia a la derecha, centro derecha y extrema derecha. "Hay que impulsar medidas estructurales con políticas valientes, progresistas y de transformación", subraya.

Frente a esta doctrina, la concejala del PP defiende la necesidad de aplicar "exención de impuestos y bonificaciones fiscales", es decir, una reducción de los ingresos municipales. Un escenario inviable para Navarro, siempre que no esté acompañado de medidas que "compensen esa pérdida recaudatoria".

En este sentido, el portavoz de la formación valencianista, Ignasi Garcia, asegura que "las propuestas de la oposición siguen el dogma de plantear un desequilibrio financiero. No se preocupan de que el Ayuntamiento se convierta en un escudo social. Si de verdad queremos un modelo económico, sin repetir los errores pasados, hay que ir hacia la sostenibilidad y la economía verde. Estaría bien que ustedes las incluyesen en sus propuestas. No bajemos los impuestos hasta el infinito y más allá".

Medidas tachadas de oportunistas

En las filas socialistas también interpretan las iniciativas de la oposición "como irrealizables" al generar "falsas expectativas", como así precisa el concejal de Hacienda, David Donate. "Corren el riesgo de que sean tachadas de oportunistas y de propaganda que buscan titulares. Mientras no vengan acompañadas de la correspondiente memoria económica, no tienen credibilidad. No propongan exenciones o bonificaciones que no permite la ley de tasas y precios públicos", le reprocha a Carrasco.

Bajo las manifestaciones de unos y otros subyace un distanciamiento que en la actualidad imposibilita un acercamiento. Todo lo contrario a lo sucedido en otras administraciones públicas, como la Diputación Provincial, en la que los roles parecen haber mutado con el propósito de privilegiar el consenso para mitigar los efectos del coronavirus en la población.

Noticias relacionadas

next