X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Marina d'Or insiste en el macroproyecto de golf y también recurre una negativa de Cabanes

4/11/2019 - 

CASTELLÓ. Marina d'Or no cesa en su empeño por llevar a cabo su macroproyecto de golf. Las últimas cuentas depositadas por la constructora de Jesús Ger, Comercializadora Mediterránea de Viviendas (Comervi) recogen cómo, además del recurso contencioso-administrativo que en su día presentó al juzgado contra la decisión de la Generalitat de no indemnizarle con los 587,6 millones de euros que esta le pide por la suspensión del Plan de Actuación Integrada de 18 millones de metros cuadrados (algo que ampara el Consell Jurídic Consultiu), la compañía turística busca nuevas vías para tratar de recuperar el proyecto.

En este sentido, en 2017 la sociedad propuso al Ayuntamiento de Cabanes la tramitación de la parte de este megacomplejo -que prevé más de 33.000 viviendas y 7.500 plazas hoteleras en total- en su término municipal, algo que el consistorio desestimó. Y ahora se ha sabido que el pasado 2018 la compañía presentó otro recurso contencioso-administrativo ante los tribunales "para exigir su tramitación", tal y como recoge el informe de gestión de Comervi. 


Según explica el informe que acompaña a las cuentas de la constructora de Ger, "la vigente clasificación del suelo de Cabanes" (y también del de Oropesa del Mar) como "urbanizable no programado" permite a Marina d'Or tener "la expectativa" de recuperar la condición de agente urbanizador en los terrenos del primer municipio, algo que sigue ostentando en la localidad turística.

Los terrenos, valorados en 28 millones

Y es que la firma sigue siendo "el propietario mayoritario de los terrenos del área de Cabanes", condición que también le faculta para tratar de recuperar la condición de agente urbanizador. Con ello, Ger busca además una vía para apreciar el valor del suelo, que en el conjunto de los dos términos municipales se ha desplomado precisamente por la suspensión del megacomplejo turístico.

Así, tal y como recogen las cuentas de Comervi, los terrenos de Marina d'Or, valorados en su día en 173,8 millones de euros, han sufrido deterioros por un montante de 147,5 millones. Con ello, en la actualidad su valor está fijado en 28 millones de euros. 

De esta manera, además de tratar de revitalizar un proyecto a día de hoy en coma, los recursos judiciales pueden servir al empresario castellonense de origen catalán como un empuje definitivo para reflotar las cuentas de su constructora. No en vano, actualmente, tras la quita y la refinanciación (en la que el retorno de los terrenos de Marina d'Or Golf fue una de las acciones que llevó a cabo), la deuda de la sociedad es de 95 millones de euros.

A la espera de sentencia en el juicio con el Consell

En cuanto al recurso a la Generalitat por el que pide 587 millones, el informe de gestión de Comervi señala que ya se ha cumplido "la fase de prueba y evaluación de conclusiones" y se está "a la espera de sentencia".

Noticias relacionadas

next