X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PSOE-Compromís per Vila-real rompen su relación de 8 años de gobierno con un divorcio 'a las bravas'

8/06/2019 - 

VILA-REAL. PSPV-PSOE y Compromís rompieron este viernes su matrimonio de conveniencia que los ha unido durante las dos últimas legislaturas en el gobierno municipal de Vila-real; y han finalizado esta etapa con un divorcio a las bravas, en el que no han faltado los reproches mutuos y el correspondiente cruce de papeles que avisan de un nuevo tiempo; eso sí, más favorable para los primeros, tras la mayoría absoluta lograda el pasado 26 de mayo, y después de consumarse el pobre resultado de una coalición valencianista que ha visto perder fuelle electoral.

Si desde Compromís se comunicaba este viernes su determinación de pasar a la oposición, el alcalde de Vila-real, José Benlloch, nada más conocer la noticia, manifestaba su pesar por la decisión, pese a haber dejado caer, hace apenas unos días, su predisposición a repetir la fórmula de la última legislatura: incorporar a los concejales de la coalición a su gobierno, aunque el PSPV haya obtenido la mayoría suficiente como para no requerir de apoyos externos.

Las acusaciones vertidas en el escrito en el que Compromís argumentaba su decisión de romper tuvo este viernes su correspondiente respuesta por parte de Benlloch quien, pese a señalar que "no entraremos a valorar las descalificaciones y agresividad que se vierten en el comunicado", sí señaló que estas argumentaciones, en sí mismas, descalifican a quienes las emite. Los socialistas vila-realenses, que defienden los logros de una alianza que ha durado ocho años, sí señalaron que la postura de sus ex socios viene motivada por lo que entienden "una desorientación que venimos advirtiendo en los últimos tiempos".

Para el PSPV-PSOE, esta "desorientación -que, según dicen, ha derivado en agresividad- resulta impropia en quien ha compartido años de gobierno", además de señalar que es la prueba de que la formación valencianista "no está en estos momentos en condiciones de trabajar para continuar haciendo avanzar Vila-real".

Paralelamente, el alcalde en funciones también ha querido transmitir al que será portavoz municipal de Compromís en esta nueva etapa, Josep Pasqual Sancho, su pesar por la "agresividad" del comunicado emitido con el fin de justificar este divorcio y le recordó que "por delante de los partidos políticos y las decisiones personales están las relaciones humanas".

Finalmente, Benlloch anuncia que este próximo lunes, "tal como estaba planificado", abrirá una ronda de contactos con los partidos que han obtenido representación municipal y que, a la postre, formarán la bancada de la oposición.

Tras concretarse esta ruptura, los socialistas de Vila-real gobernarán en solitario en el Ayuntamiento, pero con la holgura suficiente que le permite su mayoría absoluta. Sin embargo, Benlloch suma ya un nuevo adversario en la oposición. De tener dos formaciones contrarias durante este último mandato, ahora tendrá cinco grupos; con el PP, Compromís, Ciudadanos, Vox y Unides-Podem-EUPV, un hecho inédito en el plenario municipal de Vila-real que obligará a regular con mayor precisión las intervenciones en unas sesiones que ya de por sí se presentan maratonianas.

Frente a este nuevo periodo, la oposición espera -de forma casi unánime- que los socialistas no "ejerzan el rodillo de la mayoría absoluta, se muestre abierto al diálogo y, sobre todo, el alcalde Benlloch "mejore el talante y la transparencia de la que venido adoleciendo en esta segunda mitad de mandato", una de las justificaciones que, según entienden desde Compromís, ha sido el detonante de un divorcio no anunciado.

Noticias relacionadas

next