Hoy es 25 de julio

el concejal de valencia narciso estellés duplica su mando y teresa ortiz pierde organización

Purga de Peris en el comité autonómico de Ciudadanos: echa a quienes apoyaron a Bal 

21/02/2023 - 

VALÈNCIA. Sus dos compañeros en la candidatura 'oficialista´ de Patricia Guasp y Adrián Vázquez y sus dos hombres de confianza. Mamen Peris ha pulido el comité ejecutivo autonómico de Ciudadanos a su gusto y confianza, sin las cortapisas que el máximo órgano de mando del partido en la Comunidad Valenciana ha tenido hasta la fecha por las directrices que imponía Madrid.

En este comité, en el que la actual síndica del grupo en Les Corts y candidata proclamada a presidir la Generalitat ejerce de presidenta y no de coordinadora, como su antecesora, María Muñoz, hay menos cargos aunque con más poder a su alcance. 

Un ejemplo de esa acumulación de mando lo constituye el concejal de València Narciso Estellés, que pasa de dirigir Acción Institucional -en la práctica, la coordinación de todos los cargos públicos- a ocuparse también de Organización. Esta delegación tiene una influencia determinante en las listas electorales, en la campaña, en los presupuestos o en la planificación de actos en la sede, entre otras cuestiones. Estellés ha destacado durante los últimos meses por sus ímprobos esfuerzos por ampliar el elenco de candidatos municipales.

Hasta ayer, cuando se comunicó a la militancia el cambio de cargos, Organización estaba dirigida por la auditora Teresa Ortiz, uno de los pocos miembros del comité nacional y autonómico que no contempla la vida laboral desde un puesto institucional y que se mantiene en su trabajo privado. En los últimos dos meses, sobre todo desde el traslado de sede avanzado por Valencia Plaza, su tarea había sido cuestionada. Con la reestructuración acometida por Peris, Ortiz pasa a ocuparse de dos áreas más acordes a su experiencia: Finanzas y Recursos Humanos.

Los apoyos de Peris

El nuevo sanedrín ha quedado reducido a la mínima expresión a falta de los nombramientos de diferentes coordinadores provinciales, que vendrán ya después de las próximas elecciones. En total, además de Peris, lo configuran cuatro personas más: los citados Estellés y Ortiz y José Miguel Saval y Xavier Jorge, los dos fieles báculos de Peris en los que se ha apoyado durante el último año en su ascenso al poder absoluto en Ciudadanos.

El alicantino Saval ostenta, desde ayer, las delegaciones de Comunicación y Programas. Quedan -a semejanza de la organización nacional- capitalizadas por una sola persona, lo que supone, en la práctica, el relevo de otras dos. En este caso, de dos que respaldaron la candidatura de Edmundo Bal a dirigir el partido a escala nacional. 

Se trata del concejal de Burjassot y ex diputado autonómico Toni Subiela, que deja Comunicación, y del profesor universitario José Monserrat, relevado de Programas. Este último, además, apoyó a Hugo Maldonado, uno de los aspirante a candidato de la Generalitat, junto a José Manuel Baena y a la propia Mamen Peris.

Por su parte, a Xavier Jorge, alcalde de Vilamarxant, Peris encomienda las relaciones institucionales de Ciudadanos, una misión de la que se venía ocupando el portavoz en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, por su elevado grado de conocimiento social. A partir de esta semana se encarga de ello Jorge, un ingeniero informático que suele acompañar a Peris en numerosos actos, siempre a su sombra y en silencio.

En la actualidad ejerce de alcalde de la localidad más populosa en la que Ciudadanos mantiene la vara de mando en la provincia de València. No obstante, no se trata del principal cargo local de gestión del partido en municipio grande. Ese rango corresponde a Raúl Claramonte, tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Torrent. 

Precisamente Claramonte fue uno de los principales y pocos referentes del municipalismo que abiertamente, con foto incluida en redes sociales junto a ella, mostró su apoyo a Mamen Peris en las recientes primarias a la Generalitat. Pese a eso, no forma parte del núcleo de confianza orgánico de la síndica.

Ahora, con el nuevo equipo de dirección ya configurado, Ciudadanos afronta la confección de las candidaturas autonómicas y locales en plena renuncia de cargos. Lo hace con el principal objetivo de revertir la tendencia de voto negativa y conseguir que el partido naranja conserve su presencia, tras las elecciones del último domingo de mayo, en las principales instituciones. 


Noticias relacionadas

next