Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la diputada en el congreso por castellón lamenta este ejemplo de urbanismo trasnochado

Saavedra (Podemos) insta a parar las obras junto a la Renegà antes de lamentar "hechos consumados"

6/06/2020 - 

CASTELLÓ. Marisa Saavedra, diputada de Unidas Podemos en el Congreso por Castellón, ha visitado este sábado La Renegá, donde se ha reunido con colectivos vecinales y de protección de la naturaleza que están movilizándose para salvaguardar este espacio de los proyectos de urbanización que, tal como denuncian, amenazan con la destrucción de un entorno de gran valor medioambiental.

La diputada, tal como avanzó Castellón Plaza, ha tenido la ocasión de conocer las iniciativas de estos movimientos ciudadanos y ha valorado su esfuerzo, y más "en un momento en que estamos hablando de transición ecológica, de la necesidad de parar la destrucción del entorno natural", por lo que ha expresado su agradecimiento a la sociedad civi, ya que "estas movilizaciones  y estos principios nos acaba beneficiando a toda la sociedad”, ha señalado.

Los colectivos agrupados en la Plataforma Salvem la Renegà han informado a la diputada de la opacidad en que han empezado las obras del Centro de interpretación del mediterráneo Cimed, de las que, según explican sus miembros, "no se sabe si disponen de permiso del Ayuntamiento de Oropesa del Mar o si han hecho alguna valoración de afectación ambiental, y de la sospecha que esta obra no sea más que una excusa verde para una posterior urbanización en este entorno", según explican.

Marisa Saavedra, por su parte, ha contrapuesto el trabajo voluntario y altruista de los grupos con la construcción del Cimed, pagado por una empresa que tiene intereses urbanísticos alrededor. Según ha manifestado durante su visita, “no nos conformamos con unas palabras bonitas, con unos letreros que dicen defender el medio ambiente cuando a menudo son camuflajes para las ganancias privadas a expensas de la destrucción de espacios naturales". Para la diputada, estas obras se tendrían que parar, porque si no, "nos encontraremos con hechos consumados difícilmente reversibles para pedir responsabilidades”, ha señalado.

"Hay que impedir cualquier obra que no sea regeneración"

Respecto a la amenaza de construir infraestructuras turísticas en el espacio entre la vía verde que discurre entre Benicàssim y Oropesa del Mar, al borde del mar, la diputada ha sido categórica: “Solo se tendría que tocar para reducir la presión humana, imposibilitar la circulación a motor, o para recuperar la flora y fauna propia del paisaje mediterráneo. Se tiene que impedir cualquier obra que no sea de regeneración”.

Marisa Saavedra, por otro lado, ha afirmado que la necesaria transición ecológica no es un eslogan, sino que implica cambiar de rumbo y actuar de manera diferente: “Hemos comprobado los daños que el anterior modelo urbanístico ha generado a la costa, hemos visto casas e infraestructuras tragadas por el mar y daños humanos... y ahora, en la Renegà, se pretende continuar construyendo aplicando ordenaciones trasnochadas de hace 38 años. Esto no es aceptable”.

La diputada, finalmente, se ha comprometido a canalizar, al ámbito estatal, las propuestas que los colectivos plantean. Unidas Podamos trabaja, recuerda, "para cambiar el marco legal en el sentido de salvaguardar los valores medioambientales y cumplir con la exigencia que acompaña a la transición ecológica", ha sentenciado durante su visita.

Noticias relacionadas

next