Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista a la número dos del pspv por castellóN

Salvador: "Veremos las posibles alianzas, pero siempre bajo la premisa de democracia y progreso"

22/04/2019 - 

CASTELLÓ. La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, hace un repaso de algunos de los hitos de su gestión ahora que ha culminado la legislatura y concurre como número dos del PSPV a Les Corts por Castellón. La dirigente también valora el pacto de gobierno con Compromís y la repercusión del Ejecutivo de Pedro Sánchez en la Comunitat Valenciana. Admite, además, su pretensión de continuar al frente de la cartera de Infraestructuras si se reedita un gobierno progresista.

- Una de las medidas estrella de su conselleria ha sido el Pativel, un plan para restringir la construcción en el litoral que ha levantado muchas ampollas...
- El PSOE entró al gobierno del Botànic del president Puig con un objetivo claro en materia de ordenación del territorio que era fijar las bases del nuevo modelo territorial, para fijar las bases de un nuevo modelo económico, y para eso había que abordar el Pativel y otros instrumentos que hemos desplegado que conservan activamente nuestro territorio. En algunos puntos hemos llegado tarde porque en el boom de la construcción dejaron de preservar algunos entornos y enclaves que eran importantes desde el punto de vista paisajístico y cultural, y en el Pativel hay una voluntad clara de preservar los activos del territorio. Cualquier persona que viaja a otros países que tienen costa quiere ver esos activos naturales lo más vírgenes posible y, por tanto, teníamos que evitar la destrucción de lo poco que nos quedaba en nuestra primera línea de costa. Es importante que la preservemos para intentar potenciar desde el punto de vista turístico lo mejor de nosotros, que es el mar y todos los enclaves que giran alrededor. Además, los informes jurídicos que lo avalan habla de que no hay derechos adquiridos por parte de los propietarios del suelo que ha sido conservado activamente y que no hay responsabilidad patrimonial para la administración.

- Uno de los objetivos al llegar al gobierno era poner solución al problema de la vivienda, ¿era una meta demasiado ambiciosa para una sola legislatura?
- Garantizar el derecho a la vivienda es un objetivo fundamental, así lo abordamos en la Ley de la Función Social. Sin el derecho a un techo no hay proyecto de vida que pueda desarrollar una persona. Por ello, hemos puesto todo el empeño y toda la convicción. Es cierto que en una legislatura es difícil acometer todos los objetivos para garantizar este derecho, máxime cuando venimos de 20 años en el que un gobierno del PP ha abordado la cuestión de la vivienda de una manera diametralmente opuesta a la nuestra. Entendían que la vivienda es un bien con el que especular en el mercado de casino en el que hemos vivido durante dos décadas en esta comunidad, y nosotros la abordamos como un derecho fundamental. Hemos reformado mil viviendas del parque público durante esta legislatura, y cuando llegué en 2015 teníamos 700 viviendas en condiciones deplorables. Por otra parte, hemos multiplicado por siete las ayudas al alquiler y, además, somos comunidad autónoma pionera en publicar un concurso público de compra de vivienda. Teníamos 11 millones de euros en el presupuesto de 2018, y en estos momentos estamos ya en la fase de valoración de 93 viviendas que podremos incorporar al parque público. Para 2019, hay 40 millones de euros en el presupuesto, y justo la semana pasada publicamos la orden de ayudas de emergencia. Esta orden es importantísima en el marco del cumplimiento de todas las medidas que prevé la Ley de la Función Social porque con las ayudas de emergencia vamos a poder dar una solución rápida a los casos de extrema vulnerabilidad.

- Con la ronda suroeste de Vila-real parece que se retoman las grandes obras en la provincia de Castellón. ¿Será esa la dinámica a partir de ahora?
- El reto en materia de infraestructuras es la movilidad, hay que apostar por el transporte público, una red segura, eficiente y que conecte a la ciudadanía. Tenemos que saber cómo se mueve la gente y para eso impulsamos los planes de movilidad sostenible por áreas metropolitanas, porque la movilidad se tiene que abordar desde el plano supramunicipal. Hemos realizado actuaciones donde nunca llegó un gobierno del PP, especialmente en los municipios del interior de Castellón, como la carretera de la Canà, que vertebra la comarca de Els Ports. En la provincia hemos realizado más de 300 actuaciones muy diseminadas por todo el territorio y hemos invertido más de 200 millones de euros en esta legislatura. Hemos atendido reivindicaciones históricas, de muchísimos alcaldes y alcaldesas como la ronda suroeste, paralizada por el PP, y cuya obra ya está adjudicada. Pero la actuación que más pongo en valor es el mapa de transporte público, que son las concesiones de autobús interurbano. Cuando llegamos al gobierno, estaban caducadas y ahora los ocho proyectos de la provincia de Castellón ya están aprobados. Habrá conexión con todos los centros comarcales de referencia, centros de salud, estaciones intermodales, centros educativos, el aeropuerto de Castellón y los municipios de interés turístico. Este era el gran reto de legislatura para nosotros, y efectivamente continuaremos el relato atendiendo sobre todo a la movilidad. No es el planteamiento que tenía el PP de grandes inversiones faraónicas y abandonar aquello que era necesario en el territorio.

- Si repitiera en el cargo, ¿qué le gustaría ver cumplido en la próxima legislatura?
- Lo más importante sería poder desplegar todas las medidas que prevé la Ley de la Función Social de la Vivienda para garantizar este derecho.

- ¿En qué se ha notado el gobierno de Pedro Sánchez en la Comunitat Valenciana?
- Nueve meses de gobierno de Sánchez ha sido una auténtica revolución en materia de derechos, y máxime si lo comparamos con el gobierno de siete años del PP. El 9,6 por ciento de inversión que se preveía en los Presupuestos Generales del Estado para la Comunitat Valenciana era una reivindicación histórica de los valencianos y valencianas que Puig reclamó desde el minuto cero, y el PP, Ciudadanos, Bildu y los independentistas votaron que no a este presupuesto. En esas cuentas por primera vez había 300 millones de euros destinados a los servicios de Cercanías, que han sido los grandes olvidados por los gobiernos del PP en España. En la provincia de Castellón eran 70 millones de euros que hemos perdido, pero que seguro recuperaremos a partir del 29 de abril con unos nuevos presupuestos, y con mayoría suficiente en el Congreso para poderlos aprobar. Por otra parte, también hubo rotundidad por parte del ministro de Fomento sobre la AP-7 libre y gratuita, cosa que no hubo por parte del PP. Y el tercer elemento sería la clara apuesta por el Corredor Mediterráneo. Además, hemos pasado de los viernes de dolores, de recortes del PP, a los viernes de luz, de esperanza y de recuperación de derechos: el decreto de alquiler, el decreto que regula ayudas para parados mayores de 52 años, el decreto para ampliar los permisos de paternidad durante las bajas por nacimiento de hijo... En definitiva, medidas que apuestan por la igualdad, que es el gran reto.

- Sus socios de Compromís no parecen estar tan contentos con el gobierno de Pedro Sánchez. La última crítica ha sido por el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA)...
- Respeto y no comparto la opinión de Mónica Oltra al respecto, porque el FLA siempre ha llegado en verano, e incluso el presidente Sánchez ha dicho que en las próximas semanas la Comunitat Valenciana lo recibirá. Por tanto, tema resuelto.

- ¿Le gustaría seguir en el Consell si se reedita el gobierno del Botànic?
Estoy muy orgullosa de haber formado parte del primer gobierno progresista después de veinte años del PP. Para mí ha sido un honor formar parte de este gobierno con el president Puig al frente, que confiara en mí para asumir esta gran conselleria que está tan vinculada a la vida cotidiana de las personas. Y respecto a la próxima legislatura, tiempo por venir, futuro. Eso siempre depende del president de la Generalitat, que es quien conforma sus equipos.

- Pero le gustaría…
- Me gustaría continuar para poder ejecutar todo lo que hemos planificado durante esta etapa porque hemos dedicado mucho tiempo a la planificación, que era inédita. En esta conselleria es muy importante la planificación en movilidad, en transporte, en urbanismo, en ordenación del territorio, en vivienda y, por tanto, me gustaría ver que se pone en servicio y se finaliza la ejecución de algunas de las actuaciones a las que incluso les he cogido cariño.

- Aunque desempeña su trabajo en València, mantiene la vinculación con su municipio, la Vall d'Uixó. ¿Cómo valora la gestión de Tania Baños al frente del ayuntamiento, teniendo en cuenta que ha tenido que lidiar con temas muy controvertidos como el de la Cruz de los Caídos?
- Ha gestionado con maestría la dificultad. Encontrarse un ayuntamiento, igual que yo me encontré una conselleria, gestionada prácticamente por la misma persona que generó la deuda en el Ayuntamiento de la Vall y en la conselleria de Obras Públicas (señala en referencia a Isabel Bonig)... esta señora políticamente correcta que quiere ser presidenta de la Generalitat, que dice que gestiona mejor que nadie, aunque donde ha gestionado se ha visto que no es así. Tania Baños ha hecho un excelente trabajo al frente del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó con proyectos importantes vinculados a recuperar espacios públicos para la ciudadanía, trabajando y mejorando la movilidad y haciendo cumplir la Ley de Memoria Histórica. Era una deuda pendiente, y no podemos mirar al futuro si no resolvemos y cerramos las heridas del pasado. Ella ha hecho cumplir la ley con coraje.

- Hablaba de Isabel Bonig, que también es de la Vall d’Uixó, pero parece que ahí acaban las coincidencias entre ustedes…
- Sí, desde luego, en lo único en lo que coincidimos es en el municipio donde creo que estamos empadronadas las dos…

- Los sondeos auguran buenos resultados para el PSPV en las autonómicas, ¿qué expectativas tienen?
- La encuesta más fiable será la del día 28 de abril y, por tanto, yo pido el voto para el PSPV en la Comunitat Valenciana y el PSOE en España, para que Puig y Sánchez sigan presidiendo. Las encuestas son positivas, pero no dejan de ser encuestas y, por tanto, todavía hay un alto porcentaje de indecisos. Nadie se puede quedar en casa, hay que ir a votar porque si no, otros decidirán por nosotros. Queremos que el cambio que hace cuatro años nació en la Comunitat Valenciana continúe para acabar de ejecutar todos aquellos proyectos que hemos iniciado en esta etapa.

- ¿Cómo ha sido gobernar en coalición?
- La experiencia ha sido positiva. Ha habido una convicción de hormigón armado de que había que trabajar por las personas, y yo creo que ese ha sido el empeño máximo de todos y todas. Prácticamente somos una experiencia única en toda España, un gobierno de pacto que ha agotado la legislatura. Al principio nadie daba un duro por nosotros, creían que no seríamos capaces de aprobar el primer presupuesto, y hemos aprobado hasta el cuarto. 

- ¿Cómo debería ser un futuro acuerdo del Botànic?
- Nos presentamos a las elecciones con la aspiración de ganarlas y poder gobernar en solitario. A partir de ahí, la ciudadanía el 28 de abril decidirá lo que considere y si nos dan mayoría suficiente para que gobernemos en solitario, gobernaremos en solitario. Y si no, veremos las alianzas que se pueden gestar, pero siempre bajo la premisa de democracia y progreso.

- Son varios los escenarios que pueden darse… ¿Cabría también una alianza con Ciudadanos?
- Creo que las premisas para tejer si fuese necesario un gobierno de pacto tienen que ser las de un gobierno progresista y demócrata.

Noticias relacionadas

next