Hoy es 25 de abril y se habla de

CC.OO cifra el seguimiento de la segunda jornada de huelga en el 80% y ascer en el 9% 

Los sindicatos programarán un nuevo calendario de protestas y piden retomar la negociación 

1/03/2024 - 

CASTELLÓ. Los sindicatos de UGT y CC.OO. ya piensan en un nuevo calendario de protestas ante la situación de bloqueo en las negociaciones para acodar el convenio colectivo del sector, cuyo principal conflicto radica en las diferencias para pactar las revisiones salariales de los años 2023, 2024 y 2025. Ambos sindicatos se reunirán la próxima semana para comenzar a hablar de las nuevas acciones a desarrollar, entre las que no se descarta una nueva convocatoria a huelga, e instan a retomar la mesa de diálogo.

Este viernes ha tenido lugar la segunda jornada de paro en el sector y, nuevamente, ha contado con balances divergentes de la parte sindical y de la parte patronal.

El secretario general del Sindicato Intercomarcal Hábitat CCOO Comarques del Nord, Jordi Riera, ha señalado que el respaldo “ha sido similar” a la jornada del miércoles. Así, ha indicado que el turno de mañana ha arrancado “con un 80% de parón en la producción total, alcanzando el 100% en algunas empresas”.

"Seguiremos peleando y luchando para intentar desbloquear la negociación que entendemos que Ascer ha bloqueado de forma intencionada y aprovechando la situación actual", ha indicado Riera. En este sentido, ha recalcado que seguirán reivindicando y realizando acciones de huelga en lo sucesivo "hasta que consigamos nuestros objetivos sindicales".

Para ello, ha avanzado que el próximo martes se reunirán las organizaciones sindicales para establecer la nueva hoja de ruta y dar continuidad a todas las acciones de movilización hasta dar con “una solución adecuada, digna y garantista para todos los trabajadores”.

Por su parte, desde la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT PV (UGT FICA PV) han cifrado en el 90% el seguimiento y han apuntado que el objetivo principal sigue estando en reclamar una subida del 10% en tres años (un 4%, un 3% y un 3% para los años 2023, 2024 y 2025), más un 1% de revisión salarial en función del IPC, "que garantice la no pérdida de poder adquisitivo". Además, también plantea reducir la jornada, pactar coeficientes reductores para la jubilación, acceso a la jubilación parcial y mejoras en materia de salud laboral, turnos, conciliación familiar y social.

Ascer sitúa el seguimiento en un 9%

Por parte de Ascer, el seguimiento de los paros ha sido menor. Según han informado, en el turno de mañana, "el 9% de trabajadores que debían incorporarse a trabajar han secundado la huelga, el restante 91%, se han incorporado a su puesto de trabajo". Asimismo, han recordado que el pasado 28 de febrero, el seguimiento en el turno de mañana fue del 7,5%. El apoyo en el turno de tarde fue del 10,2% y en el de noche de un 7,2%. Foto: CARLOS PASCUAL

Frente al 10% de subida salarial en tres años que reclama la parte sindical, la asociación que representa a las empresas del sector planteó en un principio el 6%. El desacuerdo fue tal que la negociación se rompió en octubre del pasado año. A las puertas de la huelga, Ascer llevó ante el Tribunal de Arbitraje Laboral una nueva protesta: cerrar una subida salarial del 2,5% para 2023 y seguir negociando las tablas salariales de 2024 y 2025. No hubo acuerdo.

Protestas en Cevisama

Tampoco lo hubo horas antes de que arrancara la jornada de huelga del miércoles 28 de febrero, que fue la primera que vivía la industria cerámica desde la celebrada en diciembre de 2012, también con motivo del conflicto salarial en la negociación colectiva. El parón ha coincidido con Cevisama, la feria internacional de la cerámica, a cuyo escenario también llevaron sus protestas.

El último encuentro entre ambas partes tuvo lugar en horas previas al paro. En dicha reunión, la patronal presentó una nueva oferta que causó división entre los sindicatos y no logró frenar la huelga. La patronal planteó hasta tres propuestas de mejora. CCOO apostaba por seguir conversando mientras UGT rechazó los últimos cambios y se levantó de la mesa.

Para la patronal, esta posición es reflejo de “la total ausencia de voluntad negociadora por parte sindical”. “Ascer ha hecho un esfuerzo por evitar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, y está haciendo un esfuerzo titánico por evitar la pérdida de puestos de trabajo”, indicaron.

Noticias relacionadas

next