Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Una catedrática de la UJI gana un pleito a Ryanair tras cancelarle un vuelo

22/11/2019 - 

CASTELLÓ (EFE). Una catedrática de la Universitat Jaume I de Castelló, María Victoria Petit, ha ganado una demanda que presentó contra la compañía Ryanair, que deberá indemnizarla con 4.685 euros más intereses y costas por haber cancelado su vuelo de vuelta de Bremen (Alemania) a Alicante sin respetar los derechos de los pasajeros.

El fallo de la Audiencia Provincial de Castellón, que confirma otro anterior del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Castelló que había sido recurrido por la compañía, considera probado que la demandante viajó a Bremen con dos familiares en octubre de 2017 y que, cuando se encontraban ya en la puerta de embarque, recibieron la noticia de la cancelación del vuelo.

Esa cancelación les obligó a permanecer dos días más en Alemania y correr con los gastos del alojamiento hasta que pudieron regresar a España.

Aunque la cancelación se debió a una huelga general en Francia, la compañía aérea demandada tuvo conocimiento con antelación del problema, pero no avisó a los viajeros ni buscó rutas alternativas.

La profesora, que dirige el Instituto de Derecho del Transporte de la UJI y ha ganado el pleito a Ryanair después de dos años de confrontación en los juzgados, ha recordado en conversación con EFE que la compañía aérea "había incumplido varios reglamentos de la UE".

"Y además, a mí personalmente me había causado un perjuicio notable, por lo que me decidí a demandar", ha explicado.

La razón para demandar era clara, según Petit, pero al mismo tiempo reconoce que probablemente casi ningún otro viajero actuó contra la compañía. "La mayor parte de los consumidores no va a reclamar por cantidades como 300 o 500 euros. Presentan queja un 20 %, por decir una cifra; a muchos no les responden y, finamente, presentan la demanda menos del 1 %".

"Compañías como Ryanair, que han sido muy inteligentes en el uso de la liberalización del mercado para ser competitivas, han conseguido serlo minusvalorando al pasajero", señala a EFE.

"No hace falta ser catedrático para ganarles un pleito, sino tener ganas. Ryanair suele responder negativamente a cualquier reclamación. Pensé que se iban a allanar, porque el caso era claro para mí, pero no lo hicieron, y acabaron viniendo sus abogados a Castellón. Y luego apelaron", recuerda.

A su juicio, "hay que seguir hasta el final y conseguir que, si han sido inteligentes para aprovechar el mercado, respeten también al consumidor, su cliente".

Noticias relacionadas

next