Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 20 de octubre y se habla de pinchaaquí.es porcelanosa grupo azulejo crítica de cine

el pleno aprueba mociones para pedir pcr a temporeros, en colegios y más control 'antiokupa'

El alcalde y Compromís se enzarzan en el enésimo desencuentro en Vila-real a cuentas de Educación

25/08/2020 - 

VILA-REAL. El pleno municipal ordinario del Ayuntamiento de Vila-real, celebrado este martes, aprobó varias mociones dirigidas a reclamar pruebas y material sanitario que eviten rebrotes de covid entre el colectivo de temporeros durante la nueva campaña citrícola, así como extender estos test a los centros educativos o estrechar la vigilancia para evitar la ocupación ilegal de viviendas. Estas mociones, presentadas por Vox, PP y Cs, respectivamente, tuvieron finalmente el suficiente eco para salir adelante en una sesión que volvió a evidenciar el enésimo desencuentro entre el alcalde, José Benlloch, con el grupo municipal de Compromís, a cuentas en esta ocasión de la reivindicación del cuarto instituto o la situación en la escuela infantil El Solet.

La sesión arrancó con la toma de posesión de Balma Llansola como nueva concejala en las filas de Compromís, quien recoge el acta que en su día tenía Josep Pasqual Sancho, quien ya jubilado, tomó la decisión de abandonar la política, lo que provocó una reorganización del grupo municipal valencianista y cuya portavocía asumió Maria Fajardo.

Tras un desarrollo normal del pleno telemático, el turno de ruegos y preguntas sacó a relucir las ya habituales desavenencias entre el alcalde y Compromís, aliados en la anterior legislatura y hoy en pleno divorcio a las bravas, con cruce de reproches entre ambas partes y ante la expectación del resto de un plenario que asistía el vaivén casi tenístico de las intervenciones y cuyo silencio solo rompió el edil Xus Madrigal para reprochar las que consideraba intervenciones extemporáneas de la coalición valencianista.

Un momento del pleno celebrado este martes de manera telemática. En la imagen, el alcalde junto a la edil Llansola.

En el trasfondo del desacuerdo, la falta de comunicación entre la alcaldía y la Conselleria de Educación, en manos de Compromís, que según Benlloch es la clave para no avanzar en los asuntos pendientes que tiene la ciudad en cuanto a la futura creación de un cuarto instituto, entre una larga lista de asuntos pendientes que requieren de un encuentro a dos bandas. En el turno de ruegos y reproches no faltó tampoco la crítica de Benlloch hacia lo que considera el giro de actitud de una coalición que "ha pasado de ser Compromís per Vila-real a Compromís per Compromís", en tanto el propio alcalde remarcaba que "mi partido es Vila-real" con la vista ya puesta a "dentro de tres años".

Por parte de Compromís, el tándem Maria Fajardo y Santi Cortells, portavoz y portavoz adjunto, respectivamente, reprobaban las palabras y las acusaciones del alcalde con la esperanza de una cesión que no llegaría hasta la finalización de una sesión plenaria en la que no volvieron a faltar las tan habituales consultas al reglamento y las ganas de obtener un titular.

Noticias relacionadas

next