Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 6 de julio y se habla de EMPRESAS villarreal cf autopista ap-7 liberalización ap-7

Bonig disputa el voto a Vox con rebajas fiscales y el discurso de la derecha "sin complejos"

16/04/2019 - 

CASTELLÓ. La presidenta del PPCV y candidata a la Presidencia de la Generalitat, Isabel Bonig, ha presentado este lunes en Castelló las principales propuestas electorales de su partido. Medidas de tipo fiscal, económico y social que conforman lo que ha denominado la "triple revolución". "No haremos lo políticamente correcto, sino la política correcta", ha dicho Bonig, en referencia a su lema de campaña que este fin de semana hacía suyo el candidato de Vox al Congreso por Castellón, el general Alberto Asarta.

Ante la amenaza electoral que representa el partido de Santiago Abascal, también en la provincia, el PP ha adoptado el discurso "sin complejos" impulsado desde Génova, aunque modulado con propuestas de corte técnico. En materia fiscal, la candidata popular propone rebajas en el tramo autonómico del IRPF, la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones o la eliminación del impuesto de patrimonio.

Si el PP gobierna la Generalitat, Bonig se compromete también a eliminar el impuesto energético al sector cerámico, implantar un plan de Formación Profesional dual y un plan Prever para vehículos. Ya en el ámbito social, ha abogado por la "libertad educativa" para que el valenciano "no sea un instrumento de confrontación", e impulsar el inglés con un 80 por ciento de enseñanza del idioma en infantil y primaria. También se ha referido a las listas de espera en Sanidad y ha propuesto una ley de tiempos máximos de espera, de manera que, en caso de incumplirse, los pacientes puedan ser tratados en hospitales de titularidad privada.

Pero más allá de medidas concretas, el PP ha hecho alusiones a la memoria histórica o al independentismo, argumentos que sintonizan con el electorado seducido por Vox. El presidente provincial del partido y cabeza de lista a Les Corts, Miguel Barrachina, ha elogiado a Bonig por ser "una mujer desacomplejada, valiente y determinada". "Cuando lo progresista es derribar las cruces, que ella se declare católica, apostólica y romana, o que le guste más The Killers que Raimon, es ser una mujer sin complejos", ha dicho el dirigente popular en la presentación del acto celebrado en el Casino Antiguo de Castelló.

Por otra parte, las referencias a la igualdad de género en el discurso de Bonig -uno de los grandes temas de campaña- han sido nulas. Y, en todo caso, le han servido para marcar distancias asegurando, por ejemplo, que cree "en la capacidad y en los méritos de la gente, pero no en las cuotas". Apenas ha habido alguna otra mención a las mujeres durante la charla de más de una hora, y ha sido tangencial. Ha propuesto introducir deducciones fiscales en beneficio de "los trabajadores del hogar", una expresión que ha utilizado deliberadamente en masculino porque, según ha explicado, aunque "son mayoritariamente mujeres, también hay hombres".

Otra de las preocupaciones de Bonig es la baja natalidad. Para atajarla, aboga por las medidas de conciliación familiar y laboral, pero, además, considera necesarias deducciones en el IRPF en función del número de hijos, las adopciones o el parto múltiple.

La cuestión identitaria también ha impregnado el alegato final de la candidata popular. Ha defendido su "triple alma" de valenciana, española y europea: "No he sido catalana y nunca lo seré", ha manifestado. "El cambio -dice- ha comenzado. Hay partido y lo vamos a jugar el 28 de abril", concluye Bonig, quien recuerda, eso sí, que en caso de gobernar sería la primera presidenta de la Generalitat.  

Noticias relacionadas

next