X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Castelló en Moviment se disuelve y deja la confluencia con duras críticas hacia Unides Podem

21/09/2019 - 

CASTELLÓ. Castelló en Moviment pasa a la historia. La agrupación de electores que llegó a contar con cuatro concejales en la capital de la Plana en el anterior mandato y que había pasado a formar parte del equipo de gobierno municipal en el actual a través de la confluencia con Unides Podem y Esquerra Unida, deja de existir. 

En un comunicado, la formación asamblearia ha anunciado este sábado su disolución y lo hace lanzando un nuevo dardo envenenado a sus acompañantes en las listas y ahora socio de gobierno, Unides Podem. La agrupación de electores ha decidido disolverse debido a que su forma de actuar es "incompatible" con la de la confluencia, en la que acusa "falta de confianza" en la toma de decisiones. Y no solo eso, sino que el texto de despedida, aprobado en asamblea este mismo viernes, señala claramente a Unides Podem al apuntar que la actual coalición está "cada vez más alejada" de la "radicalidad democrática" que persigue CseM.

No es la primera vez que Castelló en Moviment ataca a Unides Podem. Ya lo hizo en varias ocasiones durante la negociación de las listas conjuntas para las elecciones del pasado 26 de mayo, cuando hubo más enfrentamientos que espacios de consenso hasta llegar a pactar una candidatura marcada por las cuotas. Ahora, la cabeza visible de Castelló en Moviment y número 1 de la formación en el anterior mandato, Xavi del Señor, reitera que ha sido la "falta de transparencia" la que les ha llevado a perder la "confianza" en la confluencia y el equipo de gobierno y, por ende, a dar un paso al lado.   

Asimismo, en su comunicado CseM destaca la "dificultad" de trasladar al Gobierno municipal sus decisiones, tomadas en asambleas, cuando debe superar el entramado de varios partidos basados "en el liderazgo de una o pocas personas" y sometidos "a las directrices de sus direcciones centrales". 

Lo cierto es que, tras decidir integrarse en la confluencia y acabar finalmente dentro del equipo de gobierno municipal, Castelló en Moviment había reducido radicalmente su actividad. Hace ya tiempo que La Teixidora, su centro social, permanecía cerrado ante la dificultad de pagar su alquiler debido a la falta de fondos tras perder tres ediles en el consistorio y casi todos los ingresos, también pactados con Unides Podem en la negociación de primavera. "Castelló en Moviment, de hecho, existe hasta el 15 de junio", reconoce Del Señor.

Apuro para Garrido y alivio para Podem

De esta forma, para no seguir abundando en un "espacio de confrontación" y en el que "ya no somos", CseM ha decidido "finalizar su actividad política municipal", que ya no retomará y de la que no hará uso ninguno de sus miembros. También sus siglas desaparecerán de la confluencia, que pasará a ser Unides Podem-EUPV.

Aunque desde Podem se limitan a señalar que "respetan y lamentan" la decisión, esta supone, sin duda alguna, un alivio para los dirigentes del partido morado, que se evitan debates complejos ante representantes políticos con experiencia municipal y diametralmente opuestos en muchos aspectos. Pero deja también en una situación delicada a la representante de Castelló en Moviment en el Ayuntamiento. María Jesús Garrido, actual concejala de Vivienda, lo es tras acceder al consistorio desde la formación asamblearia. Eso sí, en las diferentes votaciones que la formación ha celebrado para abordar su disolución (la decisión se tomó el 11 de septiembre) y la ratificación de la misma, no se ha valorado la posibilidad de que Garrido deba dimitir. 

next