Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LA FORMACIÓN 'NARANJA' MUESTRA SU SINTONÍA CON EL EQUIPO DE GOBIERNO E IRRITA AL pp

Ciudadanos estrena la 'era Cantó' en el pleno de Castelló con guiños al Acord de Fadrell

27/11/2020 - 

CASTELLÓ. Ciudadanos estrena la era Cantó en el Ayuntamiento de Castelló con guiños al Acord de Fadrell. La sintonía de la formación que lidera Alejandro Marín-Buck con el equipo de gobierno, y especialmente con Compromís, en el pleno ordinario del mes irrita al PP, cuyo portavoz adjunto, Sergio Toledo, ironiza al respecto al preguntarse si el feeling obedece al "nuevo pacto naranja".

No es la primera vez que Cs coquetea con algún socio (o socios) del ejecutivo local. Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, subyace una verdadera declaración de intenciones acerca de futuros acuerdos. Una predisposición que se enmarca, además, dentro de las cordiales relaciones entre el president, Ximo Puig, y el citado Cantó, que este jueves llegaron a un acuerdo sobre los presupuestos de la Generalitat.  

Los gestos y la adulación entre algunos concejales naranjas y varios ediles del tripartito resultaron evidentes en la sesión de este jueves. Por ejemplo, en la votación de las ordenanzas fiscales, Cs se alineó con el Fadrell para aprobar tanto el nuevo impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras como el gravamen de vehículos de tracción mecánica. "Entendemos que la bajada es importante", manifestó Vicente Vidal en relación a la primera tasa, y "nos parece correcta la bonificación del 75% [a los vehículos ecológicos]", añadió respecto a la segunda contribución. Incluso, a la hora de justificar las abstenciones con los puntos del IBI y el calendario fiscal, hubo buenas palabras. "El fraccionamiento nos parece prudente e inteligente", subrayó el munícipe de Ciudadanos.

La afinidad se hizo más patente al debatir la moción conjunta a fin de publicar en el portal web municipal los gastos de los grupos municipales, amén de las retribuciones. Marín-Buck agradeció la receptividad del Fadrell para asumir la propuesta e invitó a seguir en esa dirección, algo en lo que coincidió el portavoz de Compromis, Ignasi Garcia, que aplaudió el "diálogo" con la formación naranja. "Es lo que tenemos que hacer en política", agregó. "Con propuestas, razonar y llegar a acuerdos", subrayó.

Connivencia política

La réplica del líder de Cs constató todavía más esa conexión política. "Me gustaría agradecer las palabras del señor Garcia. Ha sido un placer sacar adelante esta moción. Esto no es una competición para ser el socio de nadie, como dice el representante del PP, porque todos sabemos quiénes son los socios", precisó.

Hasta septiembre, las relaciones entre ambos ediles no atravesaban precisamente por su mejor momento. Cabe recordar el episodio del Debate sobre el Estado de la Ciudad. La intensa porfía, con cruce de reproches, supuso un punto de inflexión, decreciendo las hostilidades con el paso de las semanas.

Lo cierto es que la mayor complicidad entre Ciudadanos y los gobiernos de izquierdas no supone ninguna novedad en las instituciones públicas. Desde hace meses el bipartito en la Diputación de Castellón (PSPV y Compromís) tiene en la formación naranja un aliado. No siempre, pero en aquellos asuntos de ámbito más doméstico se repite el apoyo, lo que en ocasiones deja un tanto descolocada a la principal fuerza de la oposición, esto es, el grupo popular.

Noticias relacionadas

next