Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL FADRELL avala el aumento en la comisión plenaria para aprobarlo en la sesión de este jueves

El Ayuntamiento desoye al puerto, a la CEV y a la oposición y sube el IBI a las empresas portuarias

27/10/2020 - 

CASTELLÓ. El Acord de Fadrell desoye a PortCastelló, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) y a la oposición en el Ayuntamiento de Castelló, y ratifica su decisión de subir el Impuesto de Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICE) a las empresas del puerto en 2021. El PSPV, Compromís y Podem-EUPV, que integran el equipo de gobierno, avalaron este lunes el incremento del 0,5% en la comisión plenaria, dentro de las modificaciones establecidas para las nuevas ordenanzas fiscales que se aprobarán en el pleno de este jueves. Ese aumento implicará un mayor esfuerzo económico de las firmas que se localizan en el recinto portuario, con la consiguiente merma "competitiva", según avisó el presidente de la institución, Rafa Simó, en declaraciones a Castellón Plaza la semana pasada.

Ante esa advertencia, el portavoz del ejecutivo local, José Luis López, se mostró abierto a revisar la medida en futuras reuniones de los titulares de ambas administraciones. Sin embargo, una vez la corporación autorice el acrecentamiento, ya no habrá marcha atrás respecto a su aplicación el próximo año.

Simó no fue el único que alzó la voz cuando el tripartito anunció el incremento del IBI a PortCastelló. El presidente de CEV en Castellón, Sebastián Pla, preció que la decisión "supondrá aumentar la presión fiscal de las empresas, de las que depende la creación de empleo, en el peor momento". "Subir los impuestos que soportan las empresas no puede ser siempre la solución, en lugar de adoptar medidas como la contención del gasto o la optimización de recursos", añadió.

En este contexto, López justificó el alza del BICE ante la necesidad de que "deben hacer un esfuerzo aquellos que pueden" por la crisis de la covid-19. "La subida que se plantea es solo de un 0,5%. Es muy poca cantidad", advirtió.

Cuatro declaraciones institucionales

En el pleno de este jueves, además de las ordenanzas fiscales, el orden del día contendrá varios Reconocimientos Extrajudiciales de Crédito (REC), la propuesta de requerimiento al Consell para revocar el decreto del topónimo de Villanueva de Castellón (ahora Castelló) y dos mociones de la oposición. Una de Ciudadanos sobre las terrazas de Santa Clara y otra conjunta de la formación naranja y PP a fin de facilitar la reapertura de los locales de ocio nocturno con licencia de bar.

Del mismo modo, la corporación validará cuatro declaraciones institucionales. Tres presentadas por el Fadrell y una registrada por el grupo municipal popular, cuyo texto se consensuará entre todos los partidos políticos durante estos días. Las iniciativas del equipo de gobierno hacen referencia a la regulación del periodo comercial de rebajas, al amparo de las empresas del sector de ocio nocturno y a que se garantice que un 5% de la flota de taxis de la ciudad sean adaptados. En cuanto a la propuesta de la principal fuerza de la derecha, plantea la reversión del cierre del consultorio auxiliar de Constitución, buscando un nuevo espacio que permita prestar atención sanitaria pública y de calidad.

En la junta de portavoces de este lunes también se abordaron otras declaraciones de Vox, Cs y PP relacionadas con la monarquía y los órganos constituciones. Ninguna salió adelante al votar en contra los tres partidos que conforman el ejecutivo local.

Noticias relacionadas

next